Psycho -Joker's tales- ROL

 :: First level :: Rol/es

Página 1 de 10. 1, 2, 3, 4, 5, 6, 7, 8, 9, 10  Siguiente

Ir abajo

Psycho -Joker's tales- ROL

Mensaje por Dream Thief el Sáb Dic 27, 2014 9:35 pm

Rol aprobado por Rouna.
Sed bienvenidos. Heme aquí una vez más. Su adorado y dulce dueño a vuelto para buscarles; hoy los hilos tiran de nuevo. ¿Me recuerdan, no? ¡Soy su amado, Joker ha regresado! Dudo mucho que mi imagen se haya borrado de sus mentes, por lo que, asumiré sólo que lo estáis intentando. Lo lamento, sé que el concepto que poséis de mí no es del todo bueno, sin embargo, no negaréis que mi función anterior os ha divertido. Le cirque macabre. ¿Os suena su nombre?

He vuelto hoy con un nuevo espectáculo. ¡Espero os guste! Siéntanse cómodos otra vez, siempre os guardo un sitio junto a mí. Mi circo, mi mundo, mi juego ha vuelto a comenzar. Disfruten el instante que, si deseáis continuar, os queda lejos de la locura.

¡Bienvenidos a Psycho!
L a   l o c u r a   e s   u n   p l a c e r   q u e   s ó l o   e l   l o c o   c o n o c e

¿Me recuerdas, ne~? Rodeando una mesa blanca, se encuentran, veinte o más jóvenes niños. Unos a otros se observan con impaciencia, esperan codiciosos su llegada. <<Estaréis ustedes locos para esperarle>>. Habría dicho uno entre ellos. En efecto, nadie allí conocía a ciencia cierta quién y cómo era él. Pero innegable es el hecho de que entendían -perfectamente- qué sucedería cuando su personaje arribase, sin embargo, miedo no tenían. Permanecían en silencio, inmóviles, casi inexistentes. Hablando en miradas ciegas de emoción; mudos eran sus labios, mas no eran necesarias las palabras. Puesto que pronto y sin advertir, llegaría aquel cuya hipotética imagen jugaba dentro de sus mentes. Sonrieron al verle pasar por la puerta y llamaron su nombre rápidamente. -Dream -gritaron. Él ríe y se acerca a la mesa, posa ambas manos en la madera y, bajando la cabeza, susurra: -Bienvenidos a Psycho

Ha vuelto quien busca con desesperación hallarse ante sus ojos. Desea ser -nuevamente- el protagonista en sus mentes, ser quien en sus sueños os acompaña. El ser cuyos juegos han sido más de los que lograría contar, pretende hoy, volver junto a sus dulces almas. Es por eso, que ha creado un mundo sólo para ustedes.

Psycho, abre hoy sus puertas.

Esta es la publicidad que plantea el nuevo juego de internet: Psycho.

Su figura e imagen se encuentra por toda la ciudad; no existe niño que no conozca su nombre y, por consiguiente, que no desee tenerle. Es por esto que al día de la fecha han llegado más de cincuenta mil pedidos para que este avance su estreno. Hoy -al fin- se hace realidad. Psycho al fin ha llegado.
¿Qué es Psycho?

Es el juego más aclamado en la actualidad. Plantea un mundo perfecto, dónde quienes se atrevan a habitarlo podrán vivir sin preocupaciones. Psycho se divide en cinco mundo diferentes.



Cada mundo representa un nivel, mas poco importa ese hecho. Cuando las personas se hallan dentro del juego, olvidan completamente su realidad, e incluso hay quienes han llegado a confundirla. Sus mundos se funden con ellos y con su mismo personaje. Los "Shut-eye" han progresado al punto en el que han logrado cobrar vida. Todo comienza a cambiar, su amado Psycho está cambiando y, así mismo, evolucionada su realidad.

Dream Thief se ha vuelto loco...

L e e d   c o n c u i d a d o   p a r a   e v i t a r   c o n f u s i o n e s

✗ Pido solo un pequeño e insignificante minuto, os prometo que no llevará mucho.

➜ La orientación del rol -quienes me conocen lo saben- será misterio y suspenso. Pero eso no significa que no podrá haber romance, es a su consideración. Se permite Bl y Gl

➜ Post largos o cortos no vienen a mi consideración, más os pido que ronden mínimo las diez líneas.

➜ Prohibido controlar el personaje de alguien más; en cuanto a los de mi propiedad, habrá ocasiones en las que mencionaré que podrán hacerlo.


¿Actividad? Hasta la fecha y contando mis roles anteriores, no he tenido problemas con esto, sin embargo, es bueno mencionarlo de vez en cuando. Compromiso y responsabilidad.

➜ Dudas y comentarios antes y después del rol, siempre por mensaje privado.

➜ Habrá asesinatos en el rol.

➜ Dream Thief es el as dentro del juego.

➜ Como bien sabe quién me conoce, mientras menos sepa de su personaje, mas llamará mi atención. Gusto de jugar de una manera especial, quiero conoceros a medida que avanza el rol.
Mas no me dejéis sin datos.

➜ Las víctimas las decidiré yo. Pero -como acostumbro- quien muere no deja de rolear, se vuelve parte de Psycho.

➜ Personajes a presentar deben ser estudiantes/trabajadores/madres/niños normales. Gente y personajes de juego ya poseo.

➜ Podéis enviar varios apartados de la ficha por mensaje, si queréis hacerlo.

➜ Cabe aclarar desde ya; no me preguntéis cómo me gustan las personalidades, puesto que no lo diré. Sus personajes van a gustarme si son como ustedes quieran que sean.

C o s i t a s   a   p a r t e   -   l e e d   a t e n t a m e n t e

No es necesario afirmar o asegurar mi conducta, puesto que, quienes ya me han visto bien saben como me manejo. Es por eso mismo, que pido que os abstengáis de preguntármelo. Si queréis saber qué y cómo sucederán las cosas... Atrevedse a enfrentarme... Venid a mí como más os guste, os estaré esperando, parado en medio del escenario.

Firma: ✗ Joker.



Última edición por Dream Thief el Dom Ene 25, 2015 2:10 am, editado 1 vez
avatar
Dream Thief
Admin

Mensajes : 17

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Psycho -Joker's tales- ROL

Mensaje por Dream Thief el Dom Dic 28, 2014 12:29 am

¡Sean bienvenidos a mi maravilloso mundo!

Hoy comienza su aventura; un descubrimiento más allá de maravilloso.
Psycho llega hoy a la ciudad. Hay anuncios, carteles, folletos y pancartas por todas partes. Publicidad electrónica en las redes y en los celulares. ¡No hay manera de que no os enteréis de ello! Entrar a él o no es completamente su decisión, mas sería una lastima que os perdierais de tan hermoso espectáculo. Os estaré esperando, parado en medio del escenario.

Firma: ✗ Joker.
¡Bienvenidos a Psycho!

-abrid los ojos, muñequitos -Escuchan en un leve e imperceptible susurró a su oído. Dos segundos, un instante, y sus parpados comienzan a subir, mas su vista no capta nada más allá de un fondo negro. Tres segundos, y poco a poco su alrededor comienza a aparecer; veis una mesa y treinta y cuatro sillas rodeándola.

Ustedes están ocupando una.

Cuatro segundos, y van apareciendo frente a ustedes las figuras desconcertadas de sus nuevos compañeros. Unos a otros buscan un culpable, una respuesta clara, sin embargo, allí no hay más que niños confundidos.

Podéis gritar, pedir ayuda. O al menos intentarlo...

Cinco segundos, y tras su espalda se escucha un fuerte sonido; girarse o no es completamente su decisión, pues no podré ayudarles en cuento lo hagan.

Seis segundos; en una esquina de la mesa, en una silla ocupada, aparece un hombre vestido completamente de rojo -su cara tampoco es visible-, les sonríe y susurrando os llama a cada uno, diciendo su nombre sin saberlo. Allí os dais cuenta de que él les conoce, pues les ha dado un dato que hasta hace algunos momentos, ustedes mismos desconocían.

No recuerdan su nombre, su apellido, su casa, cómo habéis llegado allí... En sus mentes, no hay nada.

-Bienvenidos a mi dulce y maravilloso mundo -os dice, feliz y sonriente.

Quien ante ustedes estaba, se retira rápidamente del lugar, dejandoles completamente solos, sin siquiera una pista. Tenéis permitido lo que quieran, incluso la más pequeña acción es bienvenida.

Y allí es donde acaba el primer nivel del juego.

FIN
Amanece un día común y corriente, una rutina aburrida, un simple juego y ya. Salen a la calle, os quedáis en sus cuartos casi encerrados. Poco importa qué y dónde vayáis a ir, puesto de alguna forma u otra, vais a encontraros con él.

Hombres, quizás mujeres, en las calles pasan disfrazados como extraños y muy particulares hologramas. Unos otros no, andan entregando folletos de muchos colores. En la tele pasan publicidad de extraños muñequitos moviéndose como locos. En los celulares y tele comunicadores, pasan imágenes de un mundo color azul. Su programa "amigo de casa" os lo dice a penas os despertáis:

Hay noticias interesantes el día de hoy

Sí, sí,
¿Cómo han podido olvidarlo? ¡Hoy se estrena Psycho! Mas os vale ir a comprarlo.

Lo que debéis hacer

Vais a levantaros de la cama, o bien de una noche en la que no habéis dormido. Son las 7:30 am, un sábado, así que no hay planes de estudio/trabajo. Su programa "amigo de casa" os levanta cantando como siempre, o gritando, depende como hayáis programado su carácter. Eligen el programa de hotel, casa o sitio personalizado que queréis utilizar en su habitación hoy, y sigue el día normalmente.

Si salen o no de sus casas es completamente su asunto. Veréis en la tele o en la calle, publicidad sobre el juego de Psycho. En eso, os pica la curiosidad y compran dicho juego. Desde allí llegan a sus casas, el intentar jugarlo o no, eso también, es decisión vuestra.

- - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - -

I N F O R M A C I Ó N   I M P O R T A N T E

Fecha: 3 de agosto de 2030. Así que imaginaros una sociedad avanzada, tanto en conocimientos como en medicina, arte y música. La mayor parte de las cosas han sido sustituidas con tecnología inteligente. Como por ejemplo, el programa de "amigo de casa". Este consiste en una memoria inteligente que se controla con voz, está instala en su hogar y cumple cualquier pedido de su amo. Una de sus funciones es crear un pequeño holograma para ser amo de las tareas, además de despertaros y demás. También controla la apariencia de las habitaciones por comando de voz, si en algún momento desean un hogar estilo europeo, sólo basta con pedírselo.


Publicidad: Hologramas.Como os habréis dado cuenta, estamos en una época en dónde la tecnología sobrepasa la inteligencia y capacidad humana. Gran parte de las tareas y movimientos son hechos por maquinas y, por lo tanto, la ciudad se ve de igual forma. Hay luces por todas partes, hologramas y robot's con lindos y tiernos rostros moviéndose por todas partes. Muchos de ellos recogen basura, indican a los autos cuando detenerse o son la atracción de una nueva tienda. Por lo tanto, la publicidad para Psycho será igual de avanzada. Imaginaos la extravagancia misma.



Programas que deberán conocer:

1 - Amigo de casa Programa creado con el fin de dar comodidad a quien habita la casa. Amigo de casa será el encargado de las tareas, quién os levantará en las mañanas, quién preparará la cena y lavará su ropa. Este crea un holograma pequeño, a su gusto -tanto en aspecto como en personalidad- para que os dirijáis a él cuando necesitan algo, este responderá inmediatamente y cumplirá sus deseos sin ninguna queja. Los elegidos normalmente son pequeños y dulces animalitos de caricatura. El amigo de casa puede también cambiar el aspecto de su alrededor, es decir, de su hogar mediante la imitación holografía de hoteles o estilos diferentes.

2 - Vestimenta: Los programas de vestimenta ahora son conjuntos que se muestran por internet, una gran variedad de ellos. Para ponerlos, lo único que debéis hacer es pedir a su amigo de casa que materialice dicho conjunto. Este se hace real sobre su cuerpo y a su medida, podéis cambiaros cuantas veces quieran. Generalmente este proceso se hace con un pequeño apartado. En las mujeres suele ser un estuche de maquillaje y en los hombres un reloj.

3 - Otras: Todo lo demás, desde restaurantes hasta las calles pueden imaginarlo ustedes. Ya han visto la estructura inicial, así que no creo que tengan problemas con ello.

¿Qué debéis narrar?
1- Debéis levantaros normalmente. Como os expliqué, la maquinaría es la nueva vida en la sociedad y por eso, su holograma/programa "amigo de casa" os levanta y dice que hoy es un nuevo día. Os da la noticia de que se ha estado hablando mucho de un nuevo juego llamado Psycho y les recomienda comprarlo.

2- Salen de su casa. Si salen, encontraréis en las callas una millonada de personas disfrazadas con hologramas de caricaturas muy extrañas y aterradoras. La gran mayoría de ellos son promotores y os comienzan a ofrecer una prueba del juego gratis. Los que no salen de sus hogares, obtendréis la prueba gratis mediante una publicad en la televisión o internet. Si la piden, su "amigo de casa" os entregará una inmediatamente.

3- Jugar. Lo colocáis en el ordenador y el juego comienza rápidamente. Lo que viven una vez dentro es lo que está narrado al principio de este post.

4- Dejáis de jugar. Acaba el primer nivel del juego y ustedes dejan de jugarlo, volvéis luego a sus actividades de siempre, salen o no de la casa y allí termina su post.

:
¡Hola chicas! Bienvenidas, espero nos llevemos bien. Las que aun no tengan sus cabeceras, se las entregaré cuando tenga los render's. Dentro de un rato estarán todos, lo sientooo~ pero quien quiera comenzar, bien puede hacerlo.

Chicas, ya podéis comenzar a narrar, si tienen alguna duda no teman decirme, creo que no me he explicado muy bien~
avatar
Dream Thief
Admin

Mensajes : 17

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Psycho -Joker's tales- ROL

Mensaje por Mixchie el Dom Dic 28, 2014 2:10 am


El amanecer se alzaba poco a poco y los primeros débiles rayos de luz lograban formar su camino a través de las cortinas ligeramente entreabiertas, sin embargo no parecía ser lo necesario para despertar al pequeño pelinegro de su profundo sueño, por más que su posición para dormir no fuera de la más cómoda y cualquiera pudiera cuestionar cómo podía seguir descansando tranquilamente, estando casi cayendo al suelo gracias a tener su cuerpo perpendicular a la propia cama, poco le faltaba a su cabeza para tocar el piso de su habitación y aún así sus ronquidos resonaban entre las cuatro paredes pintadas de un suave azul marino, posiblemente el único soporte que lo alejaba de aquel destino, eran las sábanas arremolinadas en sus piernas y casi salidas de donde estaban a la noche, cuando la cama seguía pulcra como si incluso hubieran planchado toda tela que la complementaba. Podría haber seguido de esa manera, sin duda alguna, sin embargo había cierta “persona” que no lo permitiría, no estaba dentro de su programación.—Despierta.— A su lado ya había tomado lugar aquel holograma con forma de venado blanco, el cual tenía gran cantidad de piedras preciosas en sus astas puras como la nieve, y por más que hablara en aquel tono duro y autoritario, no recibió ninguna reacción a sus palabras, lo cual provocó que la poca paciencia en su circuito desapareciera. Sin más espera ya tenía un balde de agua en su posesión, tirándosela encima al rostro del chico. —¡Pero qué---¡— Enseguida sus párpados se abrieron, dejando ver los orbes rubíes que desde pequeño lo habían caracterizado entre la gente; tosiendo y cayendo finalmente de su lecho, por lo que además se quejó al recibir el golpe en su nuca, aún si el dolor era mínimo. —Saya~— Su voz era una mezcla de diversión, dolor y obviamente tenía cierto tono adormilado. Muchas veces había intentado cambiar la configuración que el holograma tenía, para hacerlo un poco menos estricto en cuanto a la hora de despertar y los métodos que lograrían tal propósito, sin embargo por más que lo intentara, nunca lograba hacerlo. Por su parte, solo recibió de respuesta una mirada algo fría e inmutable.—El desayuno ya está listo, por favor elija el diseño que desea para el día de hoy.— Y así comenzó su temprana mañana, tan simple como todas las demás.

Una vez estuvo completamente aseado y satisfecho, volvió a encerrarse en su habitación nuevamente ordenada, en donde todo lo que hizo fue lanzarse en la cama, eso sí, no continuó su tarea de llevar su mente al mundo de los sueños, Saya no se lo permitiría y por si fuera poco, su cuerpo ya tenía todas las energías suficientes aún si él no quería hacer nada en todo el día, gracias a ser sábado a las ocho de la mañana, llevaba ya media hora despierto y no podría conciliar el sueño otra vez. Sin saber muy bien qué hacer, llevó su computadora portátil a sus piernas, divagando por el sitio web buscando algún entretenimiento, sin embargo los ruidos del exterior le dificultaban su tarea, había visto antes por la ventana a qué se debía tal agitación en una hora como esa, dando con una multitud enorme que tan solo le quitaba aún más los deseos de salir de casa. Lo único que le apetecía hacer, era gastarle una broma a su holograma “preferido”, pero es conocimiento de todos que no se pueden tocar por esa misma condición, lo cual le parecía absurdo al pelinegro, ya que al menos le gustaría pagarle al ciervo por ser, como él le describía,
un amargado~ Mientras escuchaba música tranquilamente en su habitación diseñada como bosque, una publicidad apareció en su pantalla, una sobre el nuevo juego que causaba sensación, “Psycho”. No estaba muy seguro de querer jugar, ya que no era su estilo y no sabía bien de que iba, pero como era completamente gratis, ¿Por qué no hacerlo? Le encargó a Saya una y al siguiente segundo ya lo tenía en su posesión, mientras que al que le sucedió, el disco ya se encontraba dentro del compartimiento necesario en el aparato electrónico. Nuevamente las cosas habían salido sin que tuviera que mover un solo dedo, ya tenía un panorama para la tarde, intentaría pasar la mayor cantidad de niveles posibles.

El juego tomó comienzo rápidamente, lo cual le agradaba al de orbes carmesí, para así sumirse en la realidad virtual que el programa ofrecía. Abrió los ojos con una sonrisa traviesa, como tan solo él lograba hacer y que se mantuvo aún si había escuchado esas palabras que para cualquiera resultarían extrañas.
“Abrid los ojos, muñequitos…” Tal como fue pedido, realizó tales acciones, observando todo lo que había a su alrededor, manteniéndose tranquilo aún si todo era oscuridad por unos tres segundos, para después fijarse en la mesa y las sillas que ahora aparecían, por lo que podía contar eran treinta y cuatro sillas, contando la de él mismo. Las diversas expresiones de los otros que aparecían, jugadores seguramente, le divertían en el fondo. Por más que en su interior era imposible recordar nada, cómo había llegado o incluso quién era, su rasgo característico, la despreocupación, nunca abandonó sus facciones, por más que un fuerte ruido se hubiera escuchado a sus espaldas, la máxima pereza le invadió, así que ignoró tal acontecimiento y esperó a que ocurriera algo mucho más interesante, lo cual ocurrió en cuanto un hombre vestido completamente de rojo sonrió y llamó a cada uno. Su sonrisa de niño pequeño que hace travesuras no hizo más que aumentar al escuchar su nombre, no sentía ningún tipo de miedo ante la falta de datos que tenía su mente, se mantenía tan tranquilo como siempre.— Bienvenidos a mi dulce y maravilloso mundo— Pues, muchas gracias~ Ni se molestó en contestar, sin embargo la respuesta en sus pensamientos fue inmediata y sin ningún rastro de ironía, observó a todos los demás, uno por uno, casi perezosamente. —Un gusto conocerlos a todos, supongo~— Llevó sus brazos al comienzo de su nuca, buscando apoyar su cabeza de manera más cómoda. A partir de ahí no hizo nada más, solo quería escuchar y estudiar las reacciones de los demás.

Como si fuera arte de magia y antes de que se diera cuenta, el primer nivel del juego se había acabado.
Si bien fue algo interesante, no creo que llegue a ser muy querido por el público… Me esperaba más…¿Emoción, quizás? Suspiró y dejó el artefacto a un lado, acostándose a continuación en su cama sin ganas de hacer nada más por el día. Supongo que no podría haber esperado más de un juego que es gratis~ Y acto siguiente continuó con su jornada perezosa.

OffRol:
¡Hola a todas! Antes que nada, muchas gracias Haru por escoger a mi pequeño >//////////< <3 asjkdaskjdaskjdsa *Estaba muy emocionada por comenzar Es un gusto rolear con tan buenos personajes como los de ustedes asjdhaskjdas >//////< Y lo siento si mi post es algo aburrido (?), pero ya tengo que ir a cenar y no quería irme sin postear ajskdaskjdas Mi pequeño narrará en crimson finalmente, y creo que eso sería~
Edit: ¡Nueva cabecera ya lista! *v* Gracias Haru~ es hermosa >w<


Última edición por Mixchie el Dom Ene 25, 2015 12:00 am, editado 4 veces
avatar
Mixchie

Mensajes : 29

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Psycho -Joker's tales- ROL

Mensaje por VioletJoy el Dom Dic 28, 2014 3:52 am




En una habitación totalmente oscura, la chica de cabello ligeramente azabache se encontraba sumida en un profundo (y acogedor) sueño. Su cabello estaba desalineado y estaba entre sabanas de diferentes colores, en lo que ahora era una habitación colonial. Ella ya presentía de alguna forma que debía levantarse, pero su cuerpo se lo impedía, y.. no deseaba levantarse por nada del mundo.
Ya despierte.— Entreabrió un poco sus ojos, y, como por arte de magia, a esa hora de la mañana ya se encontraba su pequeño amigo Junto a su cama. Aquel animalito en forma de ratón que tanto le encantaba. En cuanto lo vio, la azabache se sentó al borde la cama en cuanto su cuerpo se lo permitió. —Buenos Días, Queen.— Aquel era el nombre al que respondía tan tierno animal holografíco. —El baño ya está listo, y el desayuno estará completamente preparado dentro de diez minutos. Por favor, haga su aseo personal antes de comer.— Y sin más, vió cómo ese holograma desaparecía rápidamente.
Un nuevo día acababa de comenzar.

Caminó pesadamente hacía el baño de su habitación, dondé una tina de agua caliente ya le estaba esperando, totalmente preparada. Se despojó de su pijama y procedió a entrar en la tina, ocultando su rostro hasta las orejas entre el agua de la tina. Tomó la regadera portátil, y, roció un largo chorro de agua fría, tan sólo para espabilarse. Minutos después salió del baño con un par de toallas cubriendo su cuerpo. Caminó hacia la gran cómoda con espejo que se encontraba en su habitación, y abrió el pequeño estuche de maquillaje.. con el que se cambiaría de ropa. El estilo que elijió fue, un simple vestido de rosas rojas y negras, bastante reconfortante, junto a un par de botines con trenzas negros; un conjunto que su amigo de casa no tardó en materializar.

Eran las 7:45 de la mañana. Luego de tomar rápidamente su desayuno junto a su hermano, se dispuso a irse de casa, para dar un largo paseo, abriendo la puerta principal y saliendo rápidamente por está. Caminó un tramo hasta llegar a un parque, pero.. algo le incomodaba. Estaba viendo muchos carteles de publicidad de.. ¿Psycho? Su hermano le había hablado de ello, pero ella no había prestado atención. Que descuidada. Como tal juego empezó a llamar su atención, decidió volver a casa. Pero, antes de dar la vuelta.. — Señorita, ¿Quiere una muestra gratis de Psycho?—  Ella instantáneamente acepto, llevando el paquete recibido entre ambas manos. Estaba ansiosa.


8:30.

En cuanto pudo llegar a su habitación, (Que ahora era una bastaaaante moderna), Encendió su computadora portátil, sacando el disco del paquete recibido, pero antes de ponerlo en el compartimiento, fue interrumpida por su holograma, Queen, que le traía un Té caliente. — Aquí tiene.—  Dijo, mientras dejaba el Té en la mesa de Noche. — Gracias.., Queen.— Sin más interrupciones, se dispuso a comenzar el juego de una vez por todas.

El juego tomó inicio bastante rápido y sin problemas, lo cual fue bastante agradable para la azabache. Se sumergió en la realidad virtual. Abrió los ojos con una mueca de confusión, puesto que no esperaba lo que había visto y escuchado al entrar.“Abrid los ojos, muñequitos…” Tal como fue pedido, realizó tales acciones, observando todo lo que había a su alrededor, tratando forzosamente de mantener la calma, para después fijarse en la mesa y las sillas que ahora aparecían, por lo que podía contar eran diecisiete sillas, sin contar la de ella. Las diversas expresiones de los otros que aparecían, jugadores seguramente, le entretenía  bastante. Por más que en su interior era imposible recordar nada, cómo había llegado o incluso quién era, su rasgo característico, el silencio. Escuchó un fuerte ruido a sus espaldas, el máximo miedo le invadió, así que se abstuvo de voltear. Espero a que ocurriese algo más, lo cual ocurrió en cuanto un hombre vestido completamente de rojo sonrió y llamó a cada uno.— Bienvenidos a mi dulce y maravilloso mundo.— ¿Su mundo? ¿Es el creador del juego..? No contestó, sin embargo  en sus pensamientos florecían miles y miles de preguntas.  —Un gusto conocerlos a todos, supongo~— Escuchó a aquel chico decir tales palabras. Tan.. relajado.

Sin darse cuenta, el nivel terminó. Dejo su portátil al pie de la cama y se dejo caer.



En una habitación, en donde los rayos del sol entraban por la ventana, se encontraba durmiendo una hermosa chica de largos cabellos de un lindo color rubio claro, con una pijama de una pieza que llegaba hasta más abajo de sus rodillas. No, no se encontraba durmiendo en su cama, como lo haría tipicamente. Se encontraba durmiendo cómodamente sobre el asiento de la ventana, con una manta que la mantenía lo suficientemente caliente. Sintió un roce sobre su hombre. Luego dos. — Se-Señorita.. despierte ya..— La rubia perezosamente abrío sus ojos dejando ver unos enormes ojos rosas. — A-Ah..Aleassandre, eres tú. — Su conejo amigo de casa. Su piel era blanca como la nieve y el interior de sus orejas un salmón bastante claro. —Señorita, el desayuno está listo.— La rubia sonrío, dedicandole esa sonrisa totalmente a su pequeño amiguito. —Ya iré a desayunar, Aleassandre. Enseguida bajo.—  

Luego de terminar su aseo, como todas las mañanas, se dispuso a elegir su ropaje. Un hermoso vestido azul cielo con bolados blancos, arreglando una cinta del mismo color en su cabeza. En cuanto pudo bajó, comiendo el sándwich que había preparado el fiel cuidador de su hogar. — Esto esta delicioso, gracias por la comida.

Luego de la deliciosa comida, miró el gran reloj de pared. 8:00. Se dispuso a ver algo de tele en la sala de estar, dejandosé caer suavemente sobre el diván de un hermoso amarillo. Su padre se había ido a trabajar hace dos horas atrás, y seguramente no volvería.. temprano. Encendió la gran tele que casi llegaba de un extremo de la pared a otra, encontrandosé con el canal de noticias.No. Este no. Tampoco. ¿No hay nada entretenido en la tele? Eran las palabras que pensaba. Pero, algo, llamó totalmente su atención. —¿Psycho..?— Casi automaticamente, su amigo de hogar apareció frente a ella. Ella le pidió el juego. Aquel accedió, y, ella tuvo el juego a su disposición en menos de tres segundos.

8:15.
Hora de jugar. ¡Papá nunca me dejó usar estas cosas! Feliz. Era lo que le podía describir en aquel momento. Puso el juego en el compartimiento del computador más cercano, y, se dispuso a empezar.

En cuanto comenzó el juego, se vió en una habitación oscura, sentada en una mesa. Miró alrededor, y, vio a un montón de personas. Mis nuevos amigos, quizás. Pensó ella. Se escuchó un estruendoso ruido, pero no se dispuso a voltear.. puesto que su atención estaba en un hombre de rojo, que dijo su nombre. ¿Ah? Bienvenidos a mi mundo.

El primer nivel terminó. Fue rápido.. quería divertirme más..

OffRol.:

Holi. Que emocionante rolear aquí con ustedes. Espero que nuestros pj's se lleven bien. Oh, y es mi primera vez roleando en foro.. pero me acostumbraré.


Última edición por VioletJoy el Dom Dic 28, 2014 9:33 pm, editado 1 vez
avatar
VioletJoy

Mensajes : 3

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Psycho -Joker's tales- ROL

Mensaje por ElectricAngel el Dom Dic 28, 2014 3:55 am


Me encontraba atado a un profundo sueño, era uno muy bueno, después de todo, yo estaba en él; si yo estaba, todo era perfecto. Pero claro, siempre los buenos momentos eran interrumpidos, esa vez no fue la excepción.–Despierta, belleza –escucho; inmediatamente comprendo que me hablan a mí, esa pequeña máquina que he llegado a considerar una molestia utilidad. Suspiro y le pregunté la hora, aunque ya la sabía, sólo quería confirmarlo. Necesitaba cambiarme de ropas, después de todo iba a salir con una de mis pequeñas gatitas... ¿Aldana? No, ¿Marisa? Tampoco... ¡Ah! ¡Tamara! Era ella, tantos nombres que los solía confundir, pero no era mi culpa ser tan requerido por las señoritas, aunque no las culpaba, tampoco era culpa de ellas que yo fuera un ser tan perfecto y hermoso. Escuché al aparato hablar sobre un nuevo juego y no sabía que cosas más, pero lo había ignorado, estaba observando en un espejo mi perfecta figura, no había ser más hermoso que yo en este planeta, era probable que tampoco en el universo, nadie podía compararse con mi perfección. Decidí pedir un cambio de ropa, no iba a salir en boxers, iba a ser problemático, muchas señoritas se me acercarían y no tenía deseos de que eso sucediera. Suspiré. Elegí un conjunto casual, algo cómodo pero, obviamente, de las últimas tendencias de la moda, no iba a salir con ropa anticuada, ni que estuviera desquiciado. En fin, una vez que terminé de arreglarme y admirarme en el espejo Creo que ser tan hermoso debe ser un crimen... pensé con media sonrisa sobre mi bello rostro. Sin más, decidí marchar de mi casa, no sin antes despedirme de mi pequeña hermanita y su bola de pelos, también conocido como "pequitas" el condenado gato que está de ocupa en mi casa, pero no podía quejarme, era divertido hablarle... al menos a veces.
Cómo sea, capté la atención de muchas personas en la concurrida calle, era lógico, siempre llamaba la atención, no todos los días se podía ver a una persona tan perfecta, qué honor que tenían. Pero había algo extraño, mucha gente vestida de manera rara por la calle, tan patéticos, aunque eran promotores, a mí me daría vergüenza salir vestido así a la calle, igual eso sería un desperdicio, ocultar mi hermoso rostro o perfecto cuerpo... ¡eso debía ser un crimen! Me digné a prestarle atención a uno de ellos, era una señorita, me observaba embobada, lógico. Decidí aceptar probar el juego, era gratis después de todo. Antes de que pudiera hacer algo, sentí que mi celular sonaba, un mensaje de texto... Marisa... no, no... ¡Tamara! Me preguntaba dónde estaba... por favor, sólo me había retrasado dos minutos... nuevo mensaje, de ella... ¿desesperada? ¡No gracias! Le envíe un mensaje afirmando que un trabajo había surgido y no podía cancelarlo, después de todo, en mi trabajo como modelo profesional, solían surgir esos imprevistos, aunque esa vez era una mentira.
Decidí volver a mi casa, al menos por un rato, ya volvería a salir a la tarde a encontrarme con otra de mis gatitas, había quedado con alguna, aunque no recordaba quien, ya debía averiguar. Ingresé nuevamente a casa, divisé a mi pequeña y linda hermana, Sally, jugando con la bola de pelos, me acerqué hasta ella y le di un beso en la cabeza; debía admitirlo, no había niña más linda que ella, la única que podía hacerme sentir querer, pero esa era otra historia. Me preguntó por qué me había tardado tan poco, le dije la verdad, no me gustaba mentir, lo hacía sólo en casos extremadamente necesarios, como el anterior. No sabía qué hacer, fui a mi habitación; observé el juego... no perdía nada con probarlo, encendí el ordenador y lo puse. Por suerte, el juego comenzó rápido, no quería perder tiempo valioso de admirarme. Un susurro muy leve me pidió que abriera los ojos
¿Muñequito? Mejor dime belleza reí internamente ante mi pensamiento. Mi vista no captó más que simple negro, no había nada que ver, ¿para qué abrir mis ojos? Tres segundos pasan, una mesa y treinta y cuatro sillas comienzan a divisarse; me encontraba sentado. Cuarto segundo, algunas personas aparecen, los observé a todos, no me importaba nada, sólo sabía una cosa: ninguno era tan hermoso como yo. Sonreí de lado ante tal certero pensamiento. Cinco segundos, un ruido; no me limité en voltearme, pues había que admirar con detenimiento a mis futuras nuevas gatitas. Giré mi rostro, seis segundos, un hombre vestido de rojo aparece en una silla, sonríe; llama mi nombre en un susurro, no me alarmé, algo me decía que muchas personas lo sabían, el problema era que yo, no recordaba absolutamente nada, pero no me preocupé. Nos dio la bienvenida a su supuesto mundo, parecía feliz... luego se retiró, escuché a un chico hablar, lo observé fijamente... definitivamente yo era más hermoso, no podía comparar a ese plebello ni a los demás conmigo. Moví mi cabello con cierta sensualidad, captando la atención de las señoritas. No quise decir nada, simplemente crucé mis piernas, esperando a que algo más sucediera.


Fin del nivel uno.


¿Así sin más? No me parecía un juego muy interesante, nada había captado mi atención de él. Sólo había sido una pérdida de mi valioso tiempo en el cual podía haber estado admirándome frente a un espejo. Pedí la hora, estaba a tiempo para mi salida; no me cambié de ropas, después de todo, estaba bien vestido y a la moda, lo más importante. Era el momento para encontrarme con... ¿Alisha? Sí, con ella. Salí de la casa, listo para dirigirme al punto de encuentro que habíamos quedado; estaba anotado en mi celular.


Off rol:
¡Hola a todas!
Primero que nada, quiero agradecer a mi bella Haru por haber creado este espacio para que todas podamos rolear y que me haya permitido participar a pesar de que, lamentablemente, no había podido participar en el casting. Eres una dulzura en verdad <3
Mi quería empezar, así que estoy super contenta de poder iniciar; estoy segura que nos llevaremos muy bien <3 será un gusto poder rolear con tooooodas.
Hay sí, perdonen a mi querido bebé, es un pobre idiota, pero bueno, quiéranlo! Y sí, le pueden pegar xD -okno jaja-
Ah sí, mi bello niño narrará con color: darkorchid ^^.
¡Seguro nos divertimos mucho!
avatar
ElectricAngel

Mensajes : 2

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Psycho -Joker's tales- ROL

Mensaje por Yeager el Dom Dic 28, 2014 3:59 am


Los pequeños trazos que pudieran salir del alumbrante sol mañanero eran bloqueados por unas cortinas, hací era inútil que pudiesen interrumpir su "sueño reparador".  El azabache se removió acomodándose en la extensa cama, porque, ¿como iba a dormir en una cama pequeña?, su grandioso ser no se lo permitiría. Aunque muchos podrían cuestionar si el chico estaba bien de la cabeza, porque prácticamente estaba durmiendo en el suelo, lo que importaba es que tenía su almohada & ya. Estuvo a punto de levantarse recordando que tenía escuela, maldijo por lo bajo hasta que medito el paso del tiempo; hoy era Sábado, podía darse el asombroso lujo de dormir un poco mas.
No contaba con la astucia para molestarlo de cierto "amado" & "querido" holograma - nótese el sarcasmo -

—… Jelly —susurro el holograma que por ahora le llamaremos "Narciso"—.
No hubo respuesta de ningún tipo, "Narciso" se altero un poco, dudaba si su "amo" estaba respiran, ¡ay! Bendita su suerte para caer con este lunatico.
—JellyApple, levantese. Ya amaneció— de verdad tendrían que admirar su paciencia con el joven, sentía que le hablaba a la pared, incluso ella le hacía mas caso que el holgazán que ya hacia dormido en el suelo—
¡¡HOLGAZÁN SEÑOR JELLYAPPLE!!—.
OK, eso de "holgazán" le molesto, se levantó del suelo haciéndola de una manera un poco aterradora mientras tomaba su almohada, esto era guerra.—¡V-AL-EEE!, ¡QUE YA DESPERTÉ!— finalizo arrojando el objeto en sus manos al otro joven que le miraba con la mismísima representación del "poker face", vamos ¿recordará que es un "amigo de casa"?, aparentemente no.
Eso era lo que el joven llamaba "una mañana normal".

—¡Oh mira!, ya ha despertado. Bien señor, buen día, el desayuno le espera en lo otra sal…—algo le interrumpió—.
—"… sala, su café también, por favor escogá su atuendo de hoy"—le imitó para colmo & disgusto de la segunda "persona" presente, mientras tanto cogía su almohada que había sido arrojada en un arranque mañanero de molestia, pero en fin. Hací se llevaban—.
El chico tecnológico se retiró de la sala, bueno eso iba a hacer.—nehh~, quiero este—señalo a un conjunto de traje, el otro chico hizo su trabajo al respecto—Gracias eres un amor, Narciso—canturreo Lance saliendo de la habitación ya vestido a degustar su desayuno.

—Señor… mi nombre NO es Narciso… soy Ren—terminó hablandole al aire, ya era común que le cambiase el nombre. Oficialmente & sin ninguna interrupción Den salió fuera para lo deberes, sin antes ordenar la desordenada habitación de su amo.

Desayunó muy rápido atragantandose en el proceso. Ya quería tenerlo en sus manos, ¿que mas sería?, sino el grandioso juego que estaba por salir su versión de prueba. Por ese hecho canceló absolutamente TODOS sus compromisos de ese día para dedicarse a jugar la beta, era cuestión de que se apareciera Magdaleno (Ren) para pedirsela, aunque primero tenía que sacarse la duda de que ya estuviera en línea, para eso servía la publicidad.
Terminó su desayunó,  levantándose como resorte del asiento. —¡REN!— el alarido de Lance se escuchó por todo el lugar, el nombrado apareció en cuestión de segundos.—¿sabes donde deje el aparatejó de red?— Ren rodó los ojos.
—¿se refiere a su ordenador?—preguntó, tan impredecible era que quizás le estaba hablando de otra cosa—.
—¡Sí, esa cosa!—le carcomía la curiosidad— ¡seguramente ya salió la beta!—el holograma parecía que iba a decir algo—¡Ya te había comentado de ella!, hací que necesito mi ordenador, ¡ah!, hazme el favor de conseguirla.—como antes, no purple decirle mas ya que el joven de traje había salido disparado hacía su habitación, asumió que ya esperaba su dichoso juego en el ordenador, hací que se encargó del resto; bajarlo & tenerlo listo.

Cerró la puerta rápidamente apenas & dando un paso dentro de su habitación, encendió el aparato que igual era holográfico que ya "mágicamente" tenía instalado "Psycho", sin dudarlo inició el juego el cual se abrió a una velocidad sorprendente.

["Abrid lo ojos, muñequitos"]
Quien sabe porque, pero obedeció a la orden tal & como fue pedida, sin chistar. Obscuro, genial, parecía ponerse buena la situación, se mantuvo cuerdo, lo mas que pudo, aparentando seriedad. Cuando en el lugar hizo aparición una mesa rodeada con peculiares personajes, su semblante frío e indiferente -aunque fuese todo los contrario- fue cambiado por una sonrisa ladina con un toque de malicia, le daba poca importancia a lo que sucediese en ese momento hasta que un hombre vestido de rojo llegó. Su atención fue directamente al tipo.
—Bienvenidos a mi dulce & maravilloso mundo—dijo feliz & sonriente, tal como apareció se retiró con rapidez—.
¿Que es eso?—pensó alzando una ceja con aire de fastidio, se recargó mas en la silla cruzandóse brazos, dedico ese pequeño tiempo que quedaba con los demás jugadores a prácticamente ignorarlos con la vista perdida en la mesa— ¡es Q-U-E-S-O!—se auto respondió envitando reírse para verse serio ante lo demás, le gusta jugar con su imagen en la primera impreción a los demás—.
Hací que no dijo nada—hum…—bueno él suponía que eso no contaba como una palabra, fue mas bien un bufido—.

Ahí se terminó el primer nivel del juego. Por su purísima Higía,  ¿que cojines había sido eso?, estaba cien por ciento seguro que habría mas emoción, vaya mala impresión del juego, aunque le dejó una sensación que no sabría decifrar, pero lo podía comparar con la curiosidad. Eso se le fue cuando recordó que tenía ganas de seguir molestando a Ren. Quizás para después, tomó sus cascos de música, para irse colando de nuevo a la cama, en definitiva HOY andaría de vago.—Escuchemos música antigua…—pensó subiendo el volumen a los cascos.


Off:
¡Hola a todas!.
Antes que nada, no sé si fui la única a la cual se le complicó BASTANTE leer el post x'D, dejando eso aparte, es un placer rolear con sus personajes ♥.
"Lance" es el apodo de J, por si las dudas narraré el SandyBrown.

Acá es de noche hací que; buenas nochesitas a todas ;D
avatar
Yeager

Mensajes : 4

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Psycho -Joker's tales- ROL

Mensaje por BlackStar12 el Dom Dic 28, 2014 4:04 am


El rojo rodeaba mi mundo, oh, dulce, dulce color rojo, ¿hay alguna sensación más agradable que ser temido? Probablemente no.
Mis ojos se encontraban cerrados, ¿es esto un sueño? ¿O la cruel realidad? Abrí mis ojos, y observé mis alrededores. Las paredes rojas de mi habitación, bañadas en el suave color del amanecer me recibieron. Una imagen demasiado romántica para mi gusto. Sin embargo, pronto, Kia debería venir. Es hora de dormir. Cerré los ojos y me dejé sumir en mis pensamientos; sólo era parte de mi rutina matutina.  

No recuerdo mucho de lo soñé, y tampoco tuve mucho tiempo para soñar, puesto, que justo a la hora habitual, Kia realizo su aparición, vociferando a gritos mi nombre; algo que me molestaba. Mis ojos se abrieron de forma brusca, y saqué un cuchillo de debajo de mi almohada. Finalmente, lo lancé con tranquilidad.

-Una puntería perfecta, mi señora. Si yo fuese real, estaría muerta.- mi mirada recorrió con pereza al animal frente a mis ojos. Una hermosa loba blanca, cuyos ojos azules brillaban tal cual zafiros, su blanco pelaje, en ciertas partes, se encontraba manchado de rojo carmesí, justo cómo a mi me gustaba. Lo tierno no me va.-Es hora de levantarse, elija la apariencia de su apartamento para este día, mi señora.- hice un puchero mientras me estiraba con pereza.

-Mooou~ Es sábado, permiteme dormir un poco más.- puse mi mejor mirada adorable, pero claro, en Kia no surtió efecto. Si Kia cayese ante tales trucos, habría faltado bastante a la Universidad y a mi trabajo. Sin embargo, no estaba dispuesta a rendirme, Kia, claro está, cómo yo la programe, tampoco estaba dispuesta a rendirse, por lo que realizo la acción que en su sistema, parecía más lógica; colocó una de sus blancas patas sobre mi abdomen, y me lanzó de la cama con todas sus fuerzas. La cual era bastante. A pesar de haber impactado con fuerza en el suelo, no desató mi malhumor; así había programado yo a Kia. -Joo~ tan bruta como siempre, que va, tendré que levantarme. Sobre lo de la apariencia, supongo que un apartamento digno de película de terror es lo que dicta mi humor.- Kia rodó sus ojos, sin embargo, cumplió mis ordenes al pie de la letra.

- Es usted extraña y macabra, mi señora. Prácticamente todos los días elige ambientes inhumanos o de película de terror.- en mi rostro se formó una sonrisa aterradoramente infantil.  

-No entiendo a que te refieres~- me desperecé y me levanté del suelo frió. Mi rutina matutina comenzó, por lo tanto, lo principal era cambiarme.Tomé con aburrimiento el estuche de maquilla y miré a Kia.-El vestido negro que vi ayer en internet,  las botas de la televisión y mi parche.- Kia asintió con simpleza, y pronto, en mi había vestimenta nueva.- Quiero desayunar café y una rebanada de torta de frutilla.- Kia asintió y se dirigió a la cocina, conmigo tras ella.

-Mi señora, os informo que últimamente se ha estado hablando acerca de un juego...Psycho. Es bastante popular, al parecer se estrena el día de hoy, y parece ser de vuestro estilo.- ciertamente, sonaba como el tipo de juego que yo disfrutaría, sin embargo, no tenía deseos de interactuar con el exterior.

-No tengo deseos de salir, sin embargo, me lo pensaré.- me levanté y caminé hacia mi habitación, no encontraba necesidad en decírselo a Kia, ella lo sabría.

Para cualquiera, mi habitación parecería de lo más macabra, extraña y espantosa, pero para mi, era el mismísimo paraíso. Paredes destartaladas, oscuridad rodeándola, una cama individual con sabanas rotas, y sangre manchando la habitación completamente; para mi, no había nada más hermoso en el mundo. El único inconveniente, era el incesante chirriar de la puerta, y las ventanas, pero era parte del escenario, por lo que podría acostumbrarme para el resto del día. Con pereza, encendí mi ordenador y comencé a navegar por el Internet, buscando algo entretenido que hacer. Justo en ese momento, como por arte de magia, una propaganda apareció, al parecer sobre  el juego del cual Kia me había hablado; Psycho. Según en la propaganda decía, era un juego gratuito, por lo que decidí encargárselo a Kia. Oportunamente, la ya mencionada, apareció con mi desayuno.

-Tan oportuna como siempre, Kia~ Deseo tener entre mis manos este nuevo juego...Psycho, es gratis, por lo que, apúrate, ¡vamos!- acostumbrada ya a mis extrañas y espontaneas ordenes, Kia se encargó de entregarme el juego en tiempo rercord, tan sólo unos segundos despues.

-Magnifico, Merci, Kia. Ahora, ponlo de una vez por todas en mi ordenador.- tal y como ordene, el juego se encontraba en mi ordenador, y comencé a jugarlo. Una vez inicio, me sumí en su interior.

La oscuridad me rodeaba, lógico, considerando que mis ojos se encontraban cerrados. No deseaba abrirlos, estaba cansado, sin embargo, una voz me obligo a hacer lo contrario; -abrid los ojos, muñequitos-, por pura curiosidad, realice dicha acción, para encontrarme nuevamente, ante oscuridad absoluta e impenetrable. Poco a poco, treinta y cuatro sillas comenzaron a aparecer ante mi, estando yo en una de ellas. Segundos despues, personas se materializaron en ellas. No reconocía a nadie allí, sin embargo, esto se podía deber a que no recordaba nada. Mis recuerdos era borrosos, inexistentes. Un sonido bastante estridente se escucho tras mio, pero estaba mosqueada, y no pensaba girarme. Quizás sea mi sano instinto de supervivencia, pensé de forma aburrida.  En la esquina, en una silla ocupada, apareció un hombre completamente vestido de negro. Comenzó a susurrar nombres, supuse que uno de ellos era el mio, pero no puede reconocer cual. Tampoco tenía idea de como me conocía. Pronto, el hombre movió sus labios.

-Bienvenidos a mi dulce y maravilloso mundo -nos dice, de manera feliz, y sonriente. Luego de aquello, esa persona se retiro, dejándonos en soledad, y antes de notarlo, el primer nivel acabo.

Abrí mis ojos para notar la penetrante mirada de Kia sobre mi. Suspire, no permitiría que me recomendara un juego jamas. No me había gustado, había sido francamente aburrido y decepcionante, no había ni sangre ni muertes, es decir, ninguna emoción.


-¿Y bien?- me estire con pereza.

-No ha habido ni sangre ni muertes...que aburrido.- murmure haciendo un puchero. Kia rodó los ojos y luego de una inclinación se retiro, dejándome sola en mis pensamientos.

OFF ROL:
Aksjksjsks, es un placer poder rolear con todas ustedes <3 Como habrán notado, mi querida nena es simplemente macabra...Es un amor! x33

Por cierto, narrare en color: Brown <3
avatar
BlackStar12

Mensajes : 5

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Psycho -Joker's tales- ROL

Mensaje por Spica el Dom Dic 28, 2014 4:15 am


Al abrir sus ojos sintió un ligero dolor de cabeza, pues no durmió lo suficiente como para andar más o menos "normal". Soltó un gruñido arrugando un poco su frente y apretó su mandíbula con algo de fuerza, es que incluso el "amigo de casa" -que era más bien su enemigo- metía demasiado ruido y chachara. A pesar de haberlo configurado un montó de veces esa tontería simplemente hacia lo que quería y volvían al inicio: con el ruido innecesario. Desordeno con una mano más su cabellera rubia dejando en peores condiciones que anteriormente, ya que un mechón estaba disparado hacia todas las direcciones posibles y se veía algo gracioso. Retiró los cobertores de color oscuro de su cuerpo y posó sus pies en el suelo para andar y fijar apenas la mirada en la hora. 7:30. ¿Por qué debió de despertar en tales momentos? Agradecía que fuese un casi vampiro y su cuarto aún estuviese a oscuras, cosa que no duro demasiado. Maldito programa amigo.

Frotó sus ojos una y otra vez. Camino al baño para hacer la aburrida rutina diaria que lo estaba consumiendo y lo volvería algún día en cenizas. Una vez que termino con realizar su limpieza, casi se iba hacia un lado por el ver de la nada un largo cabello de un color azul marino, sonriendo ampliamente y pegando saltitos, como si fuese una niñita chiquita. Él arqueó la ceja, soltando un profundo suspiro.

—¡¡Wa!! ¡Ya despertaste, despertaste! —metía ruido y movía sus manos, juntándolas una y otra vez, como si estuviese aplaudiendo. Pero ya estaba viendo confetí a su alrededor y el de cabellos rubio frotó sus sienes.

—Ponme la ropa de una vez, Spica. —musitó, conteniendo las ganas de volver a configurarla y tal pensamiento, pareció darse cuenta aquel holograma del demonio.

—¡Ay! No sea pervertido, señor~. Ya voooy.

Nuevamente volvió a soltar un profundo suspiro y ya estaba arreglándose para cuando Spica le seguía mirando de forma fija mientras lo hacia. Aún seguía preguntándose porque tenía un programa tan defectuoso como ese, sin contar otras cosas que hace para llamar su "atención" ojalá pudiese hacer las cosas en silencio y sin meter tanto ruido como todos los días. Para ello, ya había comenzado a realizar su trabajo que desafortunadamente debía de hacerlo en casa. Tras estar aguantando las demandas y cariñitos que le daba el holograma de forma imaginaria, llevo un cigarrillo a la boca como si fuese una paleta y comenzó con el vicio.

Estuvo un largo rato así, extrañamente la casa estuvo sin ruidos como los días anteriores y aquello, para cualquiera sería ben recibido, mas para el del parche era signo de malestar o alguna tontería que estaba haciendo seguro. Se preguntó como podía seguir viviendo y no se moría de una vez por ser tan cascarrabias.

—¡Mira, mira!~ ¡Ya salió Psycho! —¿Cómo un holograma del demonio podía emocionarse con esas cosas? ¡¿Cómo!? ¿Y qué era eso?
—Quita esa porquería de mi cara —pidió, dando un manotazo inútil. Vaya tic que tenía.—No necesito juegos como esos.
—Vaaamos~ —hacia pucheritos y esas caritas le causaban asco.

Entonces de prepo ya tenía el juego en sus manos. ¿Por qué nunca le hacia caso? Le dolía la cabeza y fue como si le pasaran un martillo ahí mismo, repetidas veces. Definitivamente un día de estos moriría; sí. Lo haría. Volvió a suspirar y entonces, ya había comenzado con el tal Psycho. Oyó una voz y sus ojos se abrieron, dispuesto a observar con desinterés lo que ofrecía este nuevo juego de realidad virtual. Malditos frikis... Tras tener una oscuridad por unos tres segundos, se percato del echo de la mesa y de las sillas; él estaba sentado en una mientras que otro joven que no era de su importancia, también. Hizo caso omiso y solo clavo la mirada en el suelo, mas incluso si un sonido fuerte hizo acto de presencia. Estaba más concentrado en el dolor que se acrecentaba en su cabeza mas que nada y quería ya dormir.

Alzó la mirada tras oír su nombre. No había hecho recuento de que... No sabía prácticamente nada de él. Sentía una paz mental, tal vez. O su simple ignorancia que al fin y al cabo no era mas que ignorancia. Clavó sus orbes en el traje rojizo del hombre. ¿Dulce, maravilloso? Hizo una mueca de enfado en su rostro la cual era visible tras ver su frente que se arrugaba y sus cejas se alzaban, mas paso por alto las palabras de aquel pelinegro idiota y no menciono nada, desviando la mirada y cruzándose de brazos para cerrar sus ojos. ¿Qué clase de porquería era esta? Además, esos también... Realmente, que fastidio.

Pronto acabo ese primer nivel y soltó aire por su boca y entrecerró sus ojos, observando con reproche a Spica que estaba tirada en el suelo haciendo más de sus estúpidos berrinches. Pronunció un "cállate" y continuó con su trabajo, ordenando lo que debía de ir y lo que no. Realmente no sentía tantas ganas... Y ya quería irse a dormir y poder descansar de una vez por todas; ¿Por qué hoy ya estaba harto de absolutamente todo? Ah, no; espera. Eso es siempre.


Off rol:
Buenas~ Es un placer poder rolear con todas =v= Espero que la pasemos bien~ Y que las acosare a todas <3 >u<
avatar
Spica

Mensajes : 25

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Psycho -Joker's tales- ROL

Mensaje por Mia91 el Dom Dic 28, 2014 4:25 am


La primera cosa que escuché por la mañana es la leve voz de mi amigo de casa alias Wolfi.

- Joven amo - apenas una palabra y ya abrí los ojos - Ya es un nuevo día, joven amo - repitió, intentando hacer una reverencia. Algo bastante difícil cuando eres un lobo en miniatura.

- Buenos días, Wolfi - respondí mientras comenzaba a estirarme - ¿Qué tenemos planeado para hoy? - el pequeño animal permaneció en silencio unos segundos antes de responder.

- Nada más aparte de la sesión de entrenamiento - y el poco animo que tenía se esfumó con esas palabras - Sus padres están abajo, esperándolo - informó.

Con una sonrisa forzada bajé a desayunar con mis padres, fingí estar lo más animado posible pero el día estaba comenzando a convertirse en uno de esos depresivos. Odiaba los fines de semana ya que tenía demasiado tiempo libre. Terminé de desayunar y regresé a la planta superior en una gran habitación reservada para mí.

- Wolfi... - pensé unos instantes en qué pedir, finalmente me decidí por lo más común - El dojo, por favor - no pude detener mis últimas palabras y un recuerdo sobre mis compañeros de colegio me llegó de improvisto ¿Por qué eres tan educado con un programa? La habitación cambió a un típico dojo japones donde se practicaban artes marciales. Pedí el conjunto de entrenamiento y comencé con mi entrenamiento del día. No duré ni diez minutos, la repentina depresión de esta mañana estaba atacando de nuevo. Necesito tomar aire. Con un nuevo cambio de ropa, me despedí de mis padres y salí a la calle.

La calmada ciudad estaba bastante agitada, muchas personas estaban disfrazadas como hologramas mientras repartían... ¿Juegos? Uno de ellos se me acercó y me ofreció un prueba de juego gratuita. Al leer el nombre, recordé que Wolfi había mencionado dichoso juego desde hace días. Tomé el paquete y continué con mi caminata, pero mi mente seguía perdida en el pasado. Antes de percatarme estaba de regreso a casa. ¿Por qué no puedo animarme? Bastante deprimido me encerré en mi habitación, sin saber qué hacer. Algo para animarme, algo para animarme...

- Joven amo, si no está ocupado ¿No le interesaría probar el nuevo juego que a salido hoy? - había olvidado por completo aquella cosa y con las palabras de Wolfi, la saqué de mi bolsillo.

Siguiendo las instrucciones de Wolfi, lo coloqué en el ordenador y el juego comenzó rápidamente. - Abrid los ojos, muñequitos - un leve susurro en mi oído. Involuntariamente me dio un escalofríos, odiaba que la gente hiciera eso. Abrí los ojos, pero no podía ver nada, todo era negro. Poco a poco la escena alrededor comienza a formarse, una mesa con varias sillas alrededor, estaba sentado en una de ellas. Al poco tiempo comenzaron a aparecer otras personas, algunos parecían asustados, pero yo no sentía nada de aquello, solamente estaba algo confundido. Se escuchó un ruido en alguna parte, pero estaba muy interesado en mis nuevos compañeros como para girarme de inmediato, cuando finalmente quise hacerlo un hombre vestido completamente de rojo apareció. No podía ver su rostro, pero comenzó a susurrar nombres, incluso el mío. Me sorprendió haberlo escuchado de sus labios, ya que había desaparecido de mi mente.

- Bienvenidos a mi dulce y maravilloso mundo - en un acto reflejo respondí en voz baja a su bienvenida.

- Muchas gracias - el hombre de rojo se retira inmediatamente, dejándonos solos. Con tantas preguntas dándome vueltas en la cabeza, decidí abstraerme unos minutos y organizarlas, ignorando todos los comentarios de mis nuevos compañeros. Me crucé de brazos y cerré los ojos, no era muy bueno pensando, pero logré acallar la mayoría de mis preguntas, excepto un ¿Quienes son estas personas? Fui mirándolos por unos instantes, tratando de ponerles nombres a los rostros, pero mi cabeza continuaba en blanco. Finalmente me encogí de hombros. Ya qué, seguro que lo iré averiguando. Estaba a punto de preguntarles quienes eran cuando el juego terminó.

Dejé el juego a un lado, algo confundido pero mucho más animado que antes. No estaba seguro de qué había sucedido, pero eso tampoco me molestaba. Con mucho mejor ánimo salí de mi habitación con dirección al dojo. Estaba seguro que en ese momento podría entrenar.


OffRoll:
¡Hola! nwn y emm... <=no sabe qué decir.
Estaba ansiosa de poder rolear con todas ustedes, espero que nos llevemos bien y que nos divirtamos juntas>w<
Mi niño narra en Navy y... su amigo se llama Wolfi x"D creo que eso es todo por ahora.
avatar
Mia91

Mensajes : 20

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Psycho -Joker's tales- ROL

Mensaje por IhchI el Dom Dic 28, 2014 4:25 am


"Hoy es un nuevo día, hoy puede ser tu día" saludó el 'amigo de casa' o como me gustaba llamarle, 'amigo de orfanato'. Habían configurado al ADC para que al final de cada "hoy puede ser tu día" diga tu nombre como para que sientas que te habla a ti, que te diga "eres especial, algún día alguien te querrá y eso quizás sea hoy", pero como notas, aquí sigo yo, estancada en este orfanato sola con Juno. Tu me amas, no querrías separarte de mí. Estarías perdida sin mín. Sh... ¡No me calles!

Me levanté de la cama mientras escuchaba al ADC hablar sobre un nuevo vídeo-juego, sonaba interesante.

— Amigo de casa, ¿podrías conseguírmelo?

— En seguida —
respondió.

La tecnología de hoy en día era tan avanzada que parecía que su voz fuera muy real, como si otra persona estuviera aquí conmigo además de Juno, aunque ella no contaba ya que estaba dentro de mi cabeza. Lo que el mundo se pierde... Di un suspiro mientras esperaba que mi amigo de orfanato me trajera el juego. Prendí la TV para después decidir con qué vestirme. Un vestido azul ajustado en el pecho y suelto hasta un poco antes de las rodillas mientras mis piernas eran cubiertas por unas medias cancan negras y llevaba unas botitas negras estilo militar con cordones de un color azul marino bien apagado. Peiné mi cabello al mismo tiempo que escuchaba a la TV que mostraba propagandas de un nuevo vídeo juego. Es viral, todo el mundo lo jugará.

Deberíamos jugarlo. No, suena aburrido. Suena interesante. ¡No quiero jugarlo! Yo sí... ¡Por favor, Juno! ¡Juguémoslo!

A veces no podía creer que le hiciera caso a Juno o que le pidiera permiso, peor ella era parte de mí, no podía salvarme de ella ni aunque quisiera, estaba dentro de mi cabeza y no saldría de allí nunca.

— ¿Quieres probar el juego ya?—cuestionó el ADC.

¡Di que no!

— Sí.

— Perfecto.


Tomé el vídeo-juego y me senté frente al ordenador. A ver... Coloqué el juego y comenzamos.


¡Bienvenidos a Psycho!


Abrí los ojos, o eso quise mientras una voz me susurraba al oído, estaba segura que estaba allí, peor no podía ver nada. Juno... Juno, ¿dónde estás? Aquí estoy. Había abierto los ojos pero no veía nada, sentí temor. ¡Luz, ¿dónde está la luz?! Momentos después todo se aclaró ante mí. Una mesa y muchas sillas a su alrededor. Son treinta y cuatro exactamente. Que rápida eres... Mucho. Antes de poder pensar otra cosa, más personas fueron apareciendo ante mí en las sillas, ocupándolas, algunos nerviosos, otros ansiosos, no quise pensarlo, estaba perdida en mi mundo, nuestro mundo.

De repente, un gran ruido capta mi atención. Temí girar atrás.

¡No mires!

No miré, me quedé quieta.

Un hombre extraño vestido de rojo cuya cara era indivisible sonrió, me provocó mucho miedo, era extraño, misterioso. Maldita sea, maldita sea... ¿Qué mierda es todo esto? Vi sus labios moverse -o eso creí- y sentí en algún momento que había dicho mi nombre.

Entonces, me pregunté, ¿dónde estoy? Había olvidado las cosas por arte de magia y sentí desesperación. Mis manos agarraban la tela de mi vestido que caía sobre mis piernas con mucha fuerza. Él mantuvo su sonrisa y nos dio la bienvenida. Un muchacho saludó, parecía amable. Estoy es aburrido. Espera, Juno, ¿y si pasa algo ahora?

Esperamos.

Esperé.

Nada.

Te lo dije.


Nivel 1: FIN.


Todo volvió a la normalidad, o así se sintió cuando mi vista se volvió a la habitación del orfanato en el que era obligada a vivir. Ese juego es una porquería. Solamente fue el nivel 1, podría mejorar, ¿no? No.

Di un suspiro, debería salir, pero no tendría sentido. Abrí las persianas y miré hacia fuera, no se veía apetitoso salir.


Off rol:

¡AYYYY! ¡QUE EMOCIÓN! Tenía tantas ganas de empezar <3 <3 <3 ¿Será un placer rolear con todas ustedes, espero que mi bonita L les caiga bien (y Juno también, o no tanto XD), en verdad, espero que logre hacer amigos. XDDD
avatar
IhchI

Mensajes : 8

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Psycho -Joker's tales- ROL

Mensaje por xlNoah el Dom Dic 28, 2014 4:29 am


Las oscuras y pesadas cortinas se hallaban bloqueando los grandes ventanales de mi habitación, bloqueando todo rayo de sol que se atreviese a perturbar mi muy tranquilo reposo. Sin embargo, eso no impidió que mi siempre presente e infalible "Ace" me despertara.
Ace, como yo lo había llamado, era un elegante lince plateado. Bajo la orden que recoraba un día haberle dado, música clásica y muy tranquila sonó por varios segundos.
—En este momento, son las siete y media de la mañana. El desayuno, está servido. ¿Qué elegirá para hoy? —preguntó el holograma con una voz pausada—
Tras contestarle una vaga respuesta, me levanté de la cama y procedí a darme una corta y fría ducha. Las duchas largas me parecían innecesarias, pérdidas de tiempo, no entendía como había gente que pudiera reflexionar ahí. La ropa que había elegido para el día de hoy era común. Una camisa blanca con finas líneas negras, apenas perceptibles. Un jean negro y elegante, casi al punto de parecer un pantalón de vestir, y unos zapatos formales. Odiaba la idea de estar sin zapatos, aunque fuera mi propia casa. No me gustaba en lo absoluto.

Una vez que hube desayunado en la mesa frente a los grandes ventanales —ahora con las cortinas a un lado, la ciudad se veía claramente. Había gente, bastante. Vivía en un piso alto, pero aún así los puntos que identificaba como personas se movían de un lado a otro. Lo que no era extraño, pues el lanzamiento de un nuevo juego había llegado y a pesar de la hora, y de ser Sábado, los locos gamers parecían no poder esperar a obtenerlo.
—Se dice que será muy bueno. —comentó Ace, el cual ya conocía mis pensamientos acerca de esas cosas— Deberías obtenerlo. Puedo darte una copia, si así lo deseas.
Me lo pensé un rato. ¿Por qué no? Después de todo, podía dejarlo cuando quisiera. No estba obligado a jugar, y verdaderamente, no perdía nada. Me encogí de hombros, tras asentir en su dirección. —Hazlo, tienes razón. Quien no arriesga, no gana, ¿Eh? —sonreí y volteé a la ventana nuevamente—

Mi habitación estaba diseñada para parecer un elegante piso de una de esas importantes ciudades. La tecnología del año en que nos encontrábamos era asombrosa, siempre lo había dicho. Admiraba como algo tan complejo podía lograrse así como así y no me imaginé carecer de todo lo que tenía, aunque bien sabía que depender de la tecnología no era lo ideal para vivir. Le eché una última mirada a la habitación, al oscuro piso de madera, a los oscuros muebles que se combinaban con vidrio y terciopelo, en el caso de los sofás.
Cuando quise darme cuenta, Ace ya había dejado la copia del juego en la mesa frente a mí. Suspiré y tomé mi portátil, la cual se encontraba apoyada a unos metros, en el gran escritorio del lugar. Minutos pasaron, y el juego comenzó. Un fuerte ruido se escuchó, pero no me giré. Nos pidieron abrir los ojos, y eso fue lo que hice.

Había varias personas sentadas al lado mío, en un círculo. Estaba seguro de no haberlas visto antes, aunque, cuando quise pensarlo, no había nada de lo que no estuviera seguro. Mi mente se hallaba en una confusión verdaderamente extraña.
Un muchacho de cabello negro, y ojos rubíes nos miró a cada uno. "—Un gusto conocerlos a todos, supongo—" Fue lo único que dijo antes de apoyar su cabeza sobre las manos, buscando cambiar su posición. Asentí en su dirección y sonreí de lado. —Un gusto igualmente. Ninguno más habló. No entablaría conversación con ellos, tampoco.
Antes de lo esperado, el primer nivel del juego terminó. No estaba mal, pero tampoco se había lucido. Sin embargo, había algo que sí debía admitir, y era el hecho de que me había dejado con ganas de saber más. El que sea misterioso, como yo mismo, me hizo desear ver más de ese mundo, esperando que no me decepcionara rápidamente.

Luego de lo ya dicho dejé el ordenador en su lugar, volví a sentarme sobre mi cama ya tendida y tomé un libro del librero. —para nada me agradaba mucho la idea de leer de dispositivos electrónicos, por lo que había pedido uno a Ace. Era el único que poseía, claro— lo había leído repetidas veces, pero nunca me cansaba. No haría mucho por el resto del día.



—Levántate, ¡Ya levántate! —gritó Leslie, el mapache (o más bien, la forma que tomaba el holograma) para despertarme— Tras gritarme dos veces más, una estridente música que casi hace agujeros en mis tímpanos comenzó a sonar.
—¡Ya, ya! —reí, mirando el enfadado "rostro" de mi acompañante— Me había despertado hace rato, pero adoro cuando pones esa cara. —seguí riendo para luego ajustar el volumen de la música a uno levemente más soportable, aún bastante fuerte— ¡Hora de arreglarse! —comuniqué, como si a alguien más le importara, aunque claro, no había nadie más allí—
Luego de haberme dado una larga ducha, y de que, nuevamente, Leslie me gritara que ya debía salir o estaría tarde para quien sabe qué, tomé un rápido desayuno, que consistió en un licuado de frutos rojos y una porción de torta de chocolate.
—El vestuario, no lo olvides —Leslie comentó como si yo no lo supiera— Rodé los ojos ante su comentario y elegí mi ropa de hoy, que constaba en un vestido corto, negro con detalles blancos, largas medias rayadas en azul eléctrico, zapatos del mismo color que el vestido, y un moño en mi cabello. Mientras lo ataba lo admiraba. Azul y rosado por debajo. Excéntrico, como a mí me gustaba.

Leslie, nuevamente, habló del juego del que había escuchado ya. Empezaba a perder la paciencia, ya estaba siendo muy repetitiva el día de hoy. No presté mucha atención a lo que fuera que seguía diciendo cuando ya me encontraba fuera de mi habitación, encaminándome hacia la calle. Había gente, muchísima gente. Disfrazados, no me importó su apariencia en absoluto, pues que había visto cosas peores, las había visto. Se encontraban repartiendo folletos, todos increíblemente emocionados por aquel juego, Psycho. A decir verdad, yo también estaba intrigada, y claramente, quedarme con las ganas era algo que no me permitía. Una de aquellas personas me entregó una copia gratis. ¡Pero que amabilidad! Ni siquiera fueron necesarios el uso de mis encantos, ni pelear con nadie por obtenerlo. Las cosas así me animaban, parecía que sería un buen día debido a su ya magnífico comienzo.

No pasé mucho tiempo en la calle, ver tanta gente allí me enfermaba de cierta forma. ¿Qué hacían que no probaban el juego? Fruncí el ceño y fui dando saltitos por donde había venido, para minutos depués, encontrarme en mi gran y amplia habitación. Mi piso era muy luminoso. Grandes arañas colgaban del techo, las cuales alumbraban, junto al sol, a las paredes pintadas en color índigo y los muebles elegantes y atestados de cosas. No le di una mirada muy detallada al resto del lugar, ya lo conocía de memoria.
Sin querer perder más tiempo, tomé mi portátil y me lancé a la cama que Leslie había tendido minutos antes, sin ningún remordimiento. Me quité los zapatos, y cambié de posición, apoyándome sobre los miles de almohadones con lentejuelas, de peluche y diversas formas que allí se encontraban. Luego de unos segundos, el juego comenzó.

No mucho que decir al principio, no veía nada. Abrimos los ojos, había un tipo raro frente nuestro. Varias personas nos hallabamos en ronda, algunos no hacían mucho de momento. Uno de ellos, con interesantes ojos rubíes nos saludó. Le clavé la mirada inmediatamente y sonreí con muchos ánimos. El primero en hablar, el primero en arriesgarse. Me gustaba. Di un par de golpecitos a mi pierna con mi mano al ver que nadie más se arriesgaba siquiera a decir hola.
Reí levemente y saludé con un gesto de la mano. —¡Un placer ver que todos hemos elegido jugar! —atiné a decir para sonreírles enormemente. En mi interior, los estaba analizando, a todos, a cada uno de ellos, pero claro, guardaría apariencias—
El nivel había terminado. Había sido rápido, y extraño. ¿Eso era todo? —¡Yo quería saber más, tener más interacción! —resoplando, cerré el portátil cuando el juego abandonó mi pantalla—
—Leslie, prende la televisón. Hoy quiero ver una serie. Ya sabes que hacer. —le di una patada a al ordenador, para alejarla de mi vista por el momento. No se cayó de la cama, pero estuvo al borde. No me importó mucho, la verdad.
De todas formas pasaría el resto de la mañana viendo series, mis amigos no planearían ninguna idiotez hasta el atardecer, así que tenía tiempo de sobra.


OffRol:
¡Hola a todas! Antes que nada, me alegra muchísimo que este rol haya comenzado. ¡No les explico lo emocionada que me encuentro, jajaja ♥
Desde ya espero que pasemos un muy buen rato y bueno, ya verán que mis niños son muy diferentes entre sí, así que ya veremos como se llevan con el resto.
No tengo mucho mas que decir, así que eso, espero que podamos tener un buen rol <3
Edito: Me equivoqué con el ADC de mi H, asimismo arreglé el post para que el diálogo estuviera en negrita, y los pensamientos en cursiva, y, como último, si no pueden leer el post de la chica, díganme y cambiaré el color de narración de ella, por que no quiero que se les dificulte leer
Usaré los colores Silver e Índigo


Última edición por xlNoah el Lun Dic 29, 2014 7:38 pm, editado 2 veces
avatar
xlNoah

Mensajes : 24

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Psycho -Joker's tales- ROL

Mensaje por Marcop el Dom Dic 28, 2014 5:07 am


Los días, las horas, los minutos y segundos pasan tan rápido deseando que los grandes momentos se quedaran fijos que a la vez nunca terminaran aunque no era posible. ¿Pero despertar era una linda obligación? No lo sabía hace mucho tiempo que en mi vida no existían obligaciones y tampoco me gustaba obedecerlas. La poca familia que tenía no les importaba darme reglas y habían aceptado que el único que podía entrar a mi habitación era esa extraño reflejo de una persona cual todos entendían que era tan similar a una parte de mi pasado. Pero ciertamente no lo recordaba por todas las pastillas que tomaba ignorando ese hecho completamente.
Resumiendo todo lo que hacía en la mañana que era solo estar metido en mi mundo un momento sin dar el conocimiento alguno de haber despertado. El molestoso despertador llamado holograma con una forma bastante familiar hizo su presencia como todas las mañanas haciendo conocer lo que pasaba afuera de aquella puerta y de las ventanas. De todo mejor dicho. .-Su hermano Galen quiere que salga de su habitación hace días que no lo hace.-Aunque todo lo que nombraba o decía no era de tanta importancia. Solo quería estar metido para siempre en mi habitación sin que nadie me molestara.-Además hoy saldrá Pyscho.-Las últimas palabras provocaron que me alistara completamente y me golpeaba mentalmente por olvidar este esperado día.
*
Recibí mi juego e inmediatamente me encerré en mi habitación para probarlo observando lo poco que se demoraba a instalarse. Pero había decidido por un momento preocuparme de los pendientes que tenía pero el ansia de probarlo hizo que me metiera enseguida.  

Las palabras siguientes provocaron que abriera los ojos completamente pero mi vista estaba completamente negra reclamando el hecho que no aparecía nada pero solo un segundo se hizo de presencia unas cuantas sillas. Otro segundo más otras personas completaban la habitación buscando el culpable de todo aquello. Un segundo más y  un fuerte sonido se hizo presente pero girarme no fue mi respuesta. El siguiente segundo se dio a conocer una persona vestida completamente de roja logrando escuchar nuestros nombres. Pero yo no recordaba nada ni si quiera de donde provenía. Yo me desconocía completamente. Las últimas palabras rodaron en mi cabeza tan fuertemente tratando de no entrar en su mundo pero no era posible. Ya había entrado en él.

-Fin primer nivel.-

*

Tire fuertemente la cubierta del juego en mi cama, tocándome mi cabello desesperadamente y lo entendía aquel tipos de juegos me hacían perder la cabeza y lo había olvidado.Necesitaba tomar mis pastillas.

Off Rol:
Hola! Primero que todo agradesco a Haru por crear este hermoso espacio para rolear y darnos una oportunidad a las que no quedaron y las que no podian.
Pues en un momento me presentare en en lugar de presentaciones xD Espero que nos llevemos bien y que entiedan a mi niño medio loco xD
Pues con nada mas que decir me despido por ahora...
avatar
Marcop

Mensajes : 2

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Psycho -Joker's tales- ROL

Mensaje por NiNe el Dom Dic 28, 2014 6:10 am


Bienvenidos, chicos y chicas, señores y señoritas… ¡Pasen y adéntrense a descubrir esta maravillosa historia! ¿Mmh? ¿Y si no… quieres…? Jeje~ Quedarse o irse, esa no es cuestión mía, después de todo, es su vida, no la mía… Aunque, ¿Sabías que si haces algo que pienses que esté bien, al final podrías dañar a alguien? Es un regalo maravilloso que la vida nos da, un mundo en donde no todo tiene finales felices… ¡Oh, lo siento mucho! Me he pasado un poco… Como decía, Los que quieran irse, esto es ahora o nunca~ Los que se quedan… Espero que disfruten de este divertido cuento. Comencemos, había una vez…


Un cuarto solitario, dentro de una casa solitaria, con una muchacha solitaria en esta. Los reflejos rubios de la chica combinaban bien con la –apenas notable- oscuridad, por desgracia poco a poco  lo que quedaba de la maravillosa oscuridad se desvanecía por los resplandecientes rayos del sol, causando a la pobre niña mantener sus grandes y peculiares ojos cerrados con un poco más de fuerza aplicada, también le dio la espalda en donde provenía esa insoportable luz del cual odiaba. No mucho tiempo pasó para que escuchara una dulce voz pasar por sus oídos.
-…ño… Cariño… Oye, despierta dormilona… ¡Hey!- El repentino grito fastidioso del holograma provocó que la pequeña abriera de golpe sus ojos, mostrando los raros colores de estos. Al principio la chica parecía sorprendida y asustada, pero en menos de un segundo su expresión cambio de invulnerable, a fría. –Nine… Es sábado…- Terminó de decir con voz tranquila a su ‘Amiga’  y acto seguido volver a cerrar los ojos, sin intención alguna en su interior de abrirlos. –P-Pero, ama, tienes que l-levantarte… Es malo quedar dormida toda la mañana, podrías perder cosas divertidas…- Susurraba la ardilla mientras jugaba con los diminutos dedos de quien la programó. Esta última no tuvo reacción alguna, dejaba que el programa jugara con dicha parte de su cuerpo, lentamente conseguía conciliar el sueño… No por mucho sintió que la pequeña ardilla se iba de la habitación, con lo que parecían ser, sollozos.- B-bueno… Sera mejor que bote las papas que le hice a la ama…- Susurró el programa, pero parecía mucho más para captar la atención de la dormilona, cosa que funcionó, se había levantado rápidamente de su cama de un salto y corrió al baño para su aseo personal de todos los días. La ardillita sonrió victoriosamente, saliendo de la habitación también con la misma expresión en su cara.

Poco tiempo después, se encontraba en escena una pequeña niña comiendo de su plato preferido, con varias personas alrededor suyo, entre ellos, la ardillita, quien estaba repartiendo la comida a cada persona que estaba allí. No hubo mucho en esta escena, mejor pasemos a la siguiente página…

Se encontraba la muchacha en un lugar desolado y oscuro, con la maravillosa luz de la luna, mucho menos resplandeciente que del día… En otras palabras, estaba en su habitación, de otra forma más ‘acogedora’ gracias a la roedora y sus servicios como programa. La chica estaba leyendo historias; Horror, suspenso, y otros géneros relacionados con estos. Le gustaban la presión esos, más si se trata de tu historia en ella… Aunque… Últimamente le fastidiaban las miles de publicidades del mismo juego; Psycho. En un momento se había cansado de esto, ya no soportaba tener que ver esos colores brillantes y caras sonrientes, miró al animal, quien estaba atenta a todo lo que hacía su ama, esta última señaló uno de las publicidades que salía de su ordenador, con cara neutral, aunque se notaba en sus ojos la confusión por tal juego mencionado muchas veces.
-¿Qué es… esto?- Eso solamente pudo decir la niña, de un momento a otro, la ardillita se encontraba sentaba en el hombro de persona mencionada, mirando con emoción el juego en pantalla. -¿No sabes? ¡Es uno de los juegos más esperados! Dicen que es muy bueno, ama~ Tal vez debería probarlo…- Le dice, más como una petición que sugerencia… A la chica se le notaba una ligera gota en su sien cuando miraba los ojos brillantes de la animal. -¿Cómo…?- Con esa simple palabra proveniente de la chiquita, la ardilla la miró sin apartar el brillo de esos grandes ojos-¡Más que preguntar, debería probarlo por si misma!- En seguida señaló una parte de la publicidad- ¡Mire, hay una prueba gratis del juego!- Le dice con notable emoción en su voz. La chica arqueó una de sus cejas, mirando la cara de súplica proveniente del programa. Suspiro con resignación para luego hacerle una señal con la mano a la ardilla, esta última exclamó un leve gritito de emoción y fue corriendo a descargarlo. Dentro de unos segundos, ya se encontraba la prueba gratis en el disco del ordenador. Respiró profundamente y comenzó a jugar…

Rápidamente la realidad virtual comenzó, agradándole a la de diferentes orbes. El lugar estaba oscuro, no se veía nada… Igual, sentía que sus ojos estaban cerrados, de todas formas, lo único que vería sería nada…
-abrid los ojos, muñequitos- Escuchó una desconocida voz para ella, en su interior no quería hacerlo, le gustaba llevar la contraria a los juegos como estos, pero, esta vez no pudo… Sin darse cuenta, ya tenía los ojos abiertos. Nada… Aun… En pocos segundos, poco a poco empezó a visualizar el lugar en donde estaba… Una mesa y muchas sillas… Por el ángulo y la cercanía con la mesa, supuso al instante que estaba en una de ellas~ Esto comienza a ser interesante… Otro segundo avanza y veo lo que serían ‘mis compañeros’ en este juego… Un chico peli castaño, quien miraba fijamente a las chicas presentes, incluyendo a la pequeña…  Capto la atención de esta, y con él, su odio también…Que… Desagradable… Pensó la niña, acto seguido ignoró a los demás y volvió al trama… Detrás de su espalda se escuchó un fuerte estruendo, aunque no le prestó demasiada atención como para voltearse… Otro segundo pasa, esta vez un hombre extraño aparece sentado en una de las esquinas de la mesa, seguramente sería alguien del juego mismo, si no, aparecería con los demás jugadores… No le miró demasiado, aparte de la ropa, simplemente con su dedo índice empezó a hacer círculos en su mesa, esperando lo siguiente que diría el hombre extraño. Ante el susurro de su nombre, la pequeña se había dado cuenta de que ningún recuerdo de su vida pasada estaba en su mente… Nada, absolutamente nada… Interesante, ante sus ojos~ -Bienvenidos a mi dulce y maravilloso mundo- Dice este hombre extraño, se notaba feliz por su voz… En seguida, este se retira rápidamente del lugar, dejándonos completamente solos y desorientados… Un chico había dicho algo, junto con otros, pero la protagonista de esta historia solo seguía con su acción anterior, esperando que algo más sucediera… Fin del nivel uno…

La pequeña miró a su holograma, quien esperaba ansiosamente lo que opinaba esta, ella solo asintió levemente y se acostó en una gran roca, lo que sería su cama. La ardilla solamente brincó con alegría y se fue de la habitación con un audible tarareo de alguna canción. La niña solo tenía en mente lo interesante, pero aburrido comienzo del juego…


OFFROL~ >w<:
HOLI! >/////</ Etto... Para quien no me conoscan, soy 'Velinda253' en el muy conocido CDM -Corazón de melón- Pero en este lugar me conoceran como 'NiNe' :3 Un placer estar roleando con todas ustedes! >///</ LO SIENTO, ELECTRICANGEL< PERDOOOOOON! :'DDDDD TENIA QUE PONERLO ;v; *Se va a una esquina* Lo siento mucho si les aburre el post o no les agrada mi niña, pero hago lo que seria mejor para ella T///T Bueno, un gusto! >w< Espero que nos llevemos todas muuuy bien <3 Se despide, NiNe <3
avatar
NiNe

Mensajes : 2

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Psycho -Joker's tales- ROL

Mensaje por Alysha01 el Dom Dic 28, 2014 6:22 am


En mí  linda habitación victoriana dormía, yo, la hija adoptada de una rica familia,  en un profundo sueño tan interesante para mí, lentamente el viento que entraba por la ventana medio abierta levantaba la cortina dejando entrar unos delicados rayos de sol.
-Despierta, es un hermoso día hay que disfrutarlo ¿no cree señorita? Escuché la dulce vocecita de mi holograma
Me levanté de un salto de la cama, dí  un vistazo al reloj que estaba encima de una pequeña mesa 11:30 a.m giré para ver a mi querido holograma una linda loba siberiana, simule acariciar su cabeza y me dirigí al baño. Me duché rápidamente, me coloqué una bata con la cual me seque el agua que quedaba en mi piel.
-¿Qué conjunto quiere para hoy señorita? Dijo el holograma con su voz tan tranquila
-El de siempre Aika, ya sabes mis short negro, la blusa de tirantes azul y mis tennis negros Dije
Y en solo un par de minutos estaba ya vestida, pedí el desayuno para comerlo en mi habitación sin dudarlo lo trageron y lo comí saboreando los sabores del estofado y un bistec recién hecho.
-Señorita sus padres salieron de viaje de negocios hace unas horas y su hermano esta preocupado ya que no ha salido de su habitación desde hace una semana Dijo Aika
-Dile que estoy bien Dije
Siguiendo con mi aburrida rutina sabatina me senté en un pequeño sofá, mientras leía  un pequeño libro, volví  a mirar el reloj 3:10 p.m, entonces Aika habló.
-Señorita, creo que ha olvidado que hoy sale Pyscho Dijo
-Es en serio, tengo que conseguirlo
Rayos, lo había olvidado, me levanté de un salto del sofá, dejé el libro sobre el asiento del sofá y salí  corriendo de mi habitación, corrí  y sin darme cuenta había chocado con mi hermano.
-Hey ten cuidado, tienes mucha prisa ¿a dónde vss?  Dijo
No respondí solo seguí  corriendo, me grito un par de veces diciéndome  "No vas a salir, estas castigada"
-Si voy a salir y tú  no me vas a detener Dije
Salí a la calle donde a cualquier lugar a donde miraba había gente con disfraces espeluznantes.

Tiempo después
Una vez que ya obtuve el juego más deseado del año, regresé a casa y cuando llegue mi querido hermano me regañó durante media hora. Me encerré una vez más  en mi cuarto con una emoción descontrolada me apresuré a sentarme enfrente de mi escritorio y a encender la lap top, miré  de reojo el reloj de la lap top mientras la ponía encima del escritorio para empezar a instalar Pyscho  en mi lap top 4:50 p.m y unos minutos después  comencé a jugar.
Escuché una voz ordenandome que abriera los ojos, lo cual hice pero para mi sorpresa solo había oscuridad, 1, 2, 3 conté y después apareció una mesa rodeada de sillas, 4,5 ,6 volví a contar y empezaron a llegar personas. Me acerqué y ocupe una silla, no dije nada por lo nerviosa que estaba, 7, 8, 9 se escuchó  un fuerte sonido y sin dudarlo giré  para ver de donde provenía aquel sonido, 10 se mostró una persona vestida de rojo y me dio curiosidad preguntar su nombre  pero escuché que empezaba a decir nuestros nombres.
Me dí cuenta que no recordaba nada sobre mí, ahora me desconocía.Las palabras que dijo aquella persona resonaban fuertemente en mi cabeza.

Nivel uno terminado
Miré a mi alrededor y dí  a parar la vista en el reloj 5:20 p.m, a penas había pasado 30 minutos desde que había empezado el juego, cerré la laptop.
-¡Eso es todo, es en serio! Que pérdida de tiempo Dije cruzandome de brazos
-¿Está bien señorita? Dijo mi holograma que sentada en el piso esperaba mi respuesta
-Sí,  no te preocupes Dije
Molesta y fastidiada me tiré encima de la cama mirando el techo preguntándome una y otra vez si fue buena idea comprar el juego, y poco a poco me iba quedando dormida.
Era típico de mí dormirme en la tarde por un pequeño problema que tenía, pero es muy relajante


Última edición por Alysha01 el Dom Dic 28, 2014 8:15 pm, editado 1 vez
avatar
Alysha01

Mensajes : 16

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Psycho -Joker's tales- ROL

Mensaje por Mashiro32 el Dom Dic 28, 2014 8:25 am


Sentí un leve toque en la mejilla, pero a la vez no lo sentí. Se sentía lejano, muy lejano, como si no sucediera. Otro toque, y este lo sentí más. Poco a poco fui arrebatado de mi mundo de ensueño por estos sutiles estímulos. Una vez completamente lúcido, y sin ningún rastro de sueño, pude escuchar una ronca y profunda voz —Despierte, Señor. Abrir los ojos no fue una molestia, pues la luz del sol no tenía forma de penetrar los confines de mi habitación, y en mi lúgubre lugar pude ver frente a mí a un zorro rojo, mi 'amigo de casa'.
— ¿Qué hora es, Zrhí?—. 'Zrhí' será un nombre poco común, pero es que me encanta crear nombres de la nada, sin ninguna lógica. Y me encantan los zorros rojos.
Son las 07:30, Señor. Serio, respetuoso y distante, que preciosidad de programación, es como ser un niño rico con tu propio mayordomo. Siete treinta... ¿qué clase de mala broma es esta? Joder, ¡me dormí alrededor de las cuatro, a que viene armar un jaleo mañanero un sábado! SÁBADO.
Y, como si fuera un telépata, Zrhí respondió mis dilemas mentales sin problemas. 'Hoy es el día', eso fue lo que dijo antes de dormir, Señor. Los recuerdos que no podía alcanzar llegaron sin problema, hoy es el día. Hoy le diré la verdad a esa maldita, veremos qué tipo de expresión hará. Una sonrisa, un tanto retorcida, surcó mi rostro al momento de ver en las condiciones que esa arpía iría a trabajar. Claro, su trabajo comenzaba a las 09:30, esas eran sus razones de atreverse a irrumpir, premeditadamente, mi morada a las ocho de la mañana.
Con el encanto que me concedió la madre naturaleza, suavemente me dirigí a darme una ducha y 'masculinizar' mi fachada.
Hay noticias interesantes el día de hoy, y sin darle mucha importancia a sus palabras, me dirigí a arreglarme.


Cariño, te traje una de esas pruebas gratis que están por todos lados, es de un juego~~ . Me limitaba simplemente a mirarla, dedicándole una sonrisa seductora, con un toque de malicia, que aunque intentara ocultarlo, la ponía nerviosa de sobremanera. Cuando se quedó sin palabras, ya no pudo ocultar su nerviosismo. Era tan fácil leerla, sus mejillas sonrosadas y la forma en que apretaba levemente ese juego entre sus manos cuando nuestras miradas se cruzaban lo decía todo. Que repugnante. Sin pensarlo mucho, solté la bomba. Su cara de estupefacción fue lo mejor, pero cuando se puso roja de la furia -y la vergüenza- no pude seguir ocultando lo divertido que estaba, ¡este es el mejor de los espectáculos! Lo mejor fue cuando me soltó algo del tipo, "no me importa si no eres un chico... yo te quiero, quiero estar contigo". Patética. Fue fácil dejarle en claro que sólo había sido un triste juguete para mí, y que por muy divertido que fuera, que dejara de humillarse. Me lanzó el juego, que ni siquiera me atinó, y se fue por donde vino.
Y entonces estallé en carcajadas, ¡en verdad la humillé con peso! Que mocosa más divertida, en serio. Recogí el jueguillo que me había arrojado, dispuesto a tirarlo a la basura. Psycho, ehhh ¿por qué no? No perdería nada con intentarlo...
Me dirigí al ordenador, dispuesto a pasar un rato de mi mañana en cosas banales. Al encender el aparato pude ver la publicidad de susodicho juego, ofreciendo una prueba gratis... joder, parecía ser popular...


Psycho

Abrid los ojos, muñequitos. Un tenue susurro, justo en mi oído, que obedecí sin meditar ni nada. Al instante no distinguí más que un fondo negro, más suavemente mi entorno comenzó a tomar forma. Frente a mí se situaba una mesa, rodeada por muchas sillas que no me molestaría en contar, y yo estaba sentado en una. A mi alrededor no había más que un puñado de mocosos confundidos, que no pude mirar en detalle, pues un fuerte sonido a mis espaldas me distrajo. Ni una mísera pizca de tiempo tuve, pues antes de que siquiera pensara en mirar la fuente de tal ruido, algo, o mejor dicho, alguien, captó mi atención. En una esquina de la mesa, en una silla ocupada, apareció de la nada un tipo vestido completamente de rojo. Su cara no era visible, pero aún así vislumbré como sonreía y, en un susurro, parecía decir los nombres de todos. No pude evitar disgustarme al escuchar mi femenino nombre, pero ni pensar en eso pude, pues pasé a darme cuenta de que era un dato que hasta ese momento desconocía. Y, aunque lo intentaba, no sabía nada... ni mi apellido, dónde vivía, cómo había acabado metido en ese lugar... nada. Maldición, ¿es que acaso era retrasado o algo?.Bienvenidos a mi dulce y maravilloso mundo— Ew, las palabras del tipo de rojo eran tan alegres, y su sonrisa denotaba felicidad... Que puto asco. Una mueca de disgusto se apoderó de mi rostro sin temor, y la dejé estar. Para mi buena suerte, el tipo se retiró inmediatamente del lugar.
Un gusto conocerlos a todos, supongo~ El tono relajado me quitó el disgusto anterior, y me dispuse a mirar hacia un muchacho tan relajado, con las manos en la nuca, muy cómodo. Que lindo~. Por casualidad, vi a una chiquilla muy inocente para mi gusto, y luego a un par de chicos que se cruzaban de brazos ignorando al resto.
Un gusto igualmente Otra voz. Pocos parecían querer hablar, y los que lo hacían no me abrían tema.
Una mocosa soltó algo que parecía ser una risa, e hizo un gesto con la mano; un saludo ¡Un placer ver que todos hemos elegido jugar! Su sonrisa me dio un asco tremendo, inmediatamente aparté la vista de tan abominable ser. Otro par de mocosas parecían inspeccionar su alrededor, y no pasó nada más interesante.




Fin del nivel uno




¿Eso fue todo? Bien, pensé que sería algo más largo, complicado... bueno, era de esperarse de algo que una mujer ofrece, nada bueno. Ryssa, mi juguetito, se había vuelto obsoleto, por ahora me preocuparé de buscar una nueva víctima de mi diversión, ¡sería imposible permanecer aburrido!


OffRol:

¡Un gusto conocerlas a todas! Espero llevarnos bien^^. Este es mi primer Rol, así que estoy a su cuidado, supongo. Espero que sus personajes puedan sobre llevar a mi niña, que la pobre le tiene un odio irracional a las mujeres, pobrecilla. Será un gusto rolear con personajes como los suyos, más de alguno me atrapó con su personalidad, ¡Saludos!


Última edición por Mashiro32 el Lun Dic 29, 2014 11:21 pm, editado 1 vez
avatar
Mashiro32

Mensajes : 2

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Psycho -Joker's tales- ROL

Mensaje por Uyuni el Dom Dic 28, 2014 1:23 pm


El olor a frambuesa siempre me había gustado, lograba despertarme del más pesado sueño para así comenzar el día como si se tratara del despertador más ruidoso. Cuando le informé de ello a mi amigo de casa anoche, le dije claramente que utilizara el perfume que se encuentra sobre el comodín para levantarme hoy, no podía llegar tarde a la compra de aquel juego llamado... eh, ¿Psycho, quizás? Pero parecía ser que no sabía diferenciar entre fresa y frambuesa, por lo que me tuvo que despertar diciendo suavemente "Gunn...". Realmente era adorable, pero cuando no estuviera tan concentrada en comprar el juego,  le enseñaría de una vez por todas cuál es el perfume del que hablo. Abrí mis ojos lentamente, para encontrarme con aquel pequeño holograma tan torpe. Al no sentir la presencia del olor, mis ojos se abrieron como platos, para después observar aquel reloj de pared que se encontraba a mi derecha.— ¿¡Qué!? —solo logré decir eso, o más bien gritar, para después dirigirme hacia el pequeño holograma— Entrégame aquel conjunto tan bonito que vimos ayer en RuRu, ¡rápido, por favor! —le pedí, con la poca paciencia restante que me quedaba— Realmente no sabía lo que estaba haciendo tratando así a mi pequeño y dulce gatito, pero, no podía hacer otra cosa con este malhumor mío. Enseguida, con una expresión asustada, me entregó un vestido corto de color blanco con la parte de arriba ajustada a la cintura, mientras que la parte de abajo era de vuelo, con un borde rosa. Tenía unas medias negras hasta la rodilla y unas zapatillas cualquiera de color rosa, también— Gracias, siento haberte tratado así, gatito...— dije, con una voz suave a la vez que dulce.

Le eché otro vistazo rápido al reloj, observando que eran las siete y media de la mañana. Quizás no debí preocuparme tanto... Me lo tomé todo con más calma a partir de ahí. Desayuné la comida que había preparado mi amigo de casa para mí, y me la zampé en cuestión de minutos. Simulé darle un pequeño beso en la frente a gatito, y me despedí. —A-adiós, Gunn, disfruta de tu día...— Asentí, y salí de casa con un andar femenino y un movimiento de caderas típico de mí. Caminé por las calles, y, cómo no, todo el mundo estaba hablando de Psycho. ¿Qué si me interesan los videojuegos? No sé, no estoy segura. No juego a muchos, pero Psycho o cómo se llame no es el primero que me llama la atención. Vi a lo lejos la tienda a la que siempre iba para estos asuntos, y vi como una larga fila se anteponía a mí. Maldición... Mi expresión se tornó molesta y desvié mi mirada hacia otro lugar que no fuera ese. Bueno, ¿qué más podría hacer? Me toca esperar... Tres cuartos de hora, ¡y digamos que no fui la más paciente de la cola! Al llegar mi turno, solo quedaban tres copias, por lo que rápidamente arrebaté el juego de las manos del dependiente y le tiré el dinero necesario al mostrador.

Anduve apresurada hacia casa, y cuando llegué, pude observar que su ambiente ahora era de una casa con mucha luz, a la vez que moderna.— Bienvenida, Gunn... Sonreí hacia mi gatito y le felicité por la bonita decoración. Corrí hacia mi habitación, desprendiéndome de las zapatillas por las escaleras, oyendo como mi amigo de casa me decía que tuviera cuidado. Encendí el ordenador, e introducí el disco en él. El gran holograma que representaba la pantalla del PC me introdujo en el tan ansiado mundo de Psycho.

Abrid los ojos, muñequitos— Un escalofrío recorrió mi espalda al oír cómo una voz masculina me susurraba al oído. Obedecí la orden, y lentamente, levanté mis párpados para observar un fondo negro, sin nada visible que observar. A los pocos segundos, observe como ante mí aparecía una gran mesa rodeada de un montón~ de sillas, donde yo ocupaba una ellas. Poco a poco, fueron apareciendo ante mí los demás jugadores. Sonreí divertida, había buenas presas allí, hihi~.

¡BAM! De repente, un fuerte ruido detrás mía. No me atreví a mirar, en realidad, solo por miedo, siendo sincera. Cuatro o cinco segundos después, en una esquina de la mesa, apareció un señor vestido de rojo sentado en una silla. Su cara no es visible, lo que me aterra, y aquella blanca sonrisa en su rostro hizo que pasara un mal rato por un momento. De un momento a otro, susurra nombres que no conozco, pero entre ellos destaca uno: el mío. Aprieto los puños y muerdo mi labio inferior, ¿¡pero cómo se atreve!?

Mierda. No recordaba nada, ni el nombre que había provocado mi furia, ni me apellido, ni mi hogar, ni siquiera sabía qué hacía allí. Vacía. Como una de esas Barbies que hace un montón de años eran tan populares, estaba hueca por dentro.— Bienvenidos a mi dulce y maravilloso mundo —nos dice, feliz y sonriente.

Como si del viento se tratase, el señor desapareció, y menos mal, pues empezaba a asustarme. Oí como los demás empezaban a hablar, y yo no me iba a quedar atrás, aunque no recordara nada en ese momento. —Es un placer, me gustaría presentarme, pero... no puedo, hehe~.—dije, con una sonrisa confusa entre mis labios.

Se acabó, el primer nivel parecía acabar ahí. Me levanté y mientras sentía como el sudor recorría mi frente, me dirigí a la ducha. El sentimiento de no recordar nada, aunque solo fuera un juego, era realmente violento. Necesitaba aire fresco, así que después de empapar mi cuerpo con el agua fría, salí de casa, quién sabe dónde, solo caminaba sin pensar, buscando algo entretenido que hacer.


Off Rol:
¡Hola >3<! Primero que todo, después comentaré con C., pero por ahora no tengo imaginación :'D Espero que nos llevemos bien y que mi post no haya sido tan pocho como yo creo uwu.

Saludos~.
avatar
Uyuni

Mensajes : 2

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Psycho -Joker's tales- ROL

Mensaje por Mixchie el Dom Dic 28, 2014 2:11 pm


En un departamento algo solitario, una pequeña figura se encontraba casi escondida entre tantas sábanas, mantas y el grueso cubrecama, haciendo difícil el poder moverse, sin embargo la criaturita se encontraba muy pacífica durmiendo cuando el programa “amigo de casa” irrumpió en su habitación, llevando música al máximo volumen y abriendo las cortinas de par en par. De todas maneras, los párpados de la persona con cabellera violeta no se abrían por más que el adorable oso, que parecía de peluche, lo intentara.—¡Vamos, señorita~! Es hora de levantarse~— Una gran sonrisa se alzaba en el hocico del holograma animal, que ahora se lanzaba encima de la pobre persona que hace poco despierta se encontraba. —Ya entendí, ya entendí…— Llevó sus delicadas manos a sus ojos, frotándolos con cuidado en un intento de ahuyentar el sueño que aún amenazaba por apoderarse de su conciencia. —Por cierto…— Frunció el ceño ligeramente, de una manera que algunos podrían considerar adorable, porque en realidad no se había molestado tanto, pero sí era una carga para esta persona. —Ya te he dicho que dejes de tratarme de esa manera, ¿No?— Un suspiro resignado escapó de sus labios al ver que el holograma solo sonreía ampliamente, lo que significaba que no tomaría en cuenta sus palabras, otra vez. Negó con su cabeza y salió de la gran cama que tenía, de colores bastante básicos y sin ningún adorno, al igual que su pulcra habitación. Sin hablar ninguna palabra mientras escuchaba todo lo que decía su “amigo de casa”, ya que era lo común en su conducta, solo podía entablar una charla con aquel programa, normalmente con extraños no cruzaba demasiadas frases.

Después de desayunar y volver a su habitación que ahora tenía otros colores algo más oscuros, pero mantenía la sencillez de antes, decidió sacar su artefacto y cambiar de vestuario, para estar de manera apropiada en el día. Tan solo fue necesario asentir con la cabeza para que Puri, la osita, entendiera, pero no lo realizó de tal forma.
—¡No es lo suficientemente femenino para usted, señorita~— No había terminado de hablar cuando ya se encontraba con unos shorts y una polera algo grande para su figura, llegando a tapar los pantalones cortos y de esa manera parecía más un vestido ligero que una camisa. Suspiró de manera resignada y le dirigió una mirada algo desaprobadora. —¿Cuántas veces más vas a hacer esto? ¿Qué había de malo con una campera oscura y pantalones largos?— Estrechó la mirada, provocando un escalofrío en el suave y esponjoso Puri.—P-pero… Ojou-sama…— Solo fue necesario poner unos ojitos aguados y tiernos para hacer que la persona frente al holograma suspirara vencida. —Bien… Pero solo te lo diré una vez más, deja de tratarme… así…— Desvió la mirada de forma un tanto incómoda por los apodos que le ponía su amiga.—¡Ah, casi me olvidaba~! Tome, es para usted~— Sacó un cd de sus manos de osito y se lo extendió, explicándole que era el nuevo juego Psycho. Sin más esperar, dejó que la realidad virtual se llevara su conciencia a otro nivel.

Solo oscuridad se encontraba en el interior de aquel juego, lo cual no le sorprendía mucho, después de todo andaba con los ojos cerrados. Como si hubiera leído su mente, una voz le indicó que abriera los párpados, acción que realizó en silencio y sin ninguna expresión en su rostro. Pronto una mesa y gran cantidad de sillas aparecieron en su campo de visión, haciéndole notar que ocupaba el espacio en una de ellas. Posó su mirada también en el rostro de cada uno de los presentes, algunos desconcertados, otros divertidos o fastidiados. Estaba por observar a un pelinegro pero un sonido captó más su atención, logrando hacer que evitara mirar directamente al chico y a su vez volteara, buscando la razón de aquel ruido solo por mera curiosidad. Mientras intentaba enfocar su atención en ese sector, una voz diciendo su nombre logró que abandonara tal tarea, esta vez percatándose de que, hasta ahora, no había considerado tal detalle, todos sus recuerdos se encontraban en una parte de su mente y era imposible recuperarlos, por más que lo intentara.
—Bienvenidos a mi dulce y maravilloso mundo— Susurró un pequeño “Gracias” por simple cortesía y se cruzó de brazos, sin encontrar otra cosa interesante que hacer. Ni se molestó en saludar, incluso si la mirada de un joven castaño se posaba en su figura y en el de todas las mujeres del lugar, lo cual le hizo alzar una ceja, pero en realidad ni le sorprendía tal acción, no era la primera vez que pasaba y ya era tanta la costumbre que ni se quejaría. Antes de que el juego acabara, volvió a mirar atrás de manera insistente, negándose a pensar que ahí no había nada.

Volvió a abrir los ojos en su habitación, encontrándose con la mirada emocionada del oso.
—¿Y~? ¿Qué tal?— Por su parte, solo hizo un gesto con la cabeza, le había parecido interesante en su mayoría, pero aún rondaba en su mente aquel sonido que llamó su atención, su curiosidad vencía a la indiferencia y por eso mismo fue que continuó investigando por internet, buscando si solo era ese nivel o habían otros más, después de todo siempre le habían gustado los juegos virtuales.

OffRol:
Vengo a avisar que viajo hoy, no sé cuánto vaya a demorar y por eso vine a dejar enseguida el post de mi segundo personaje >////< Espero que no les moleste esta pequeña criatura :’DD Ah, y si ven algún error, lo siento, pero tuve que hacerlo de manera rápida gracias a que ya debería guardar el pc para viajar askjdaskj Por cierto, me encantan sus chiquillos y chiquillas >/////< Estoy muy emocionada por este rol *v* Bien, ¡Hablamos a la tarde~!
Edit: Cabecera hermosa nueva agregada *v* <3 ¡Gracias Haru~! >w<


Última edición por Mixchie el Sáb Ene 24, 2015 10:51 pm, editado 2 veces
avatar
Mixchie

Mensajes : 29

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Psycho -Joker's tales- ROL

Mensaje por Nymei el Dom Dic 28, 2014 4:04 pm



Estaba medio dormida pero despierta. Miré el reloj. -Las 10:59 ya...- Perezosamente, me metí bajo las sábanas, escondiendome, sabiendo lo que ocurriría. Un minuto después, mi habitación se ilumino completamente -¡Vamos arriba pequeña Hussy!- Estaba demasiado bien en mi cama, no quería salir de allí. Mi amigo de casa se subió sobre la cama y comenzó a raspar mis sábanas -Cinco minutitos más...- -¡No! Eso es lo que dices todos los dias... ¡Venga, venga, venga, venga..!- Ya voy, Varg...- Lentamente saqué mi cabeza de entre las sábanas, incapaz de abrir los ojos por la luz que se colaba por la ventana, y antes de que me diera tiempo a nada, recibí un lametón. -¡Maldito lobo!- Empujé a mi amigo de casa, el cual tenía el aspecto de un lobo totalmente blanco con ojos azules, para que se bajara de la cama y me limpié el rostro como pude. -Vamos, que hoy va a ser un gran día- -Eso es lo que dices todos los días- No pude evitar fulminarle con la mirada. Soy consciente de que no era su culpa, simplemente no tengo buen despertar...  -Tu baño está listo, y el desayuno pronto lo estará- Me levanté y ante esa ligera sensación de pena, me acerqué a él y le acaricié la cabeza a modo de disculpa. Me dispuse a bañarme y después me fui a desayunar las deliciosas tortitas que mi querido Varg me había preparado.  -¿Que diseño elegirás para hoy?- Escogí un conjunto muy simple: una camiseta blanca aunque muy ligeramente rosada, unos pantalones cortos color rosa oscuro y unas zapatillas blancas con detalles rosas.

Después de comer y de pasarme la mañana sin hacer nada, volví a mirar el reloj -Las 16:00... Que aburrimiento, tengo nada que hacer...- Comencé a dar vueltas por la habitación buscando algo que hacer -Saldré a dar una vuelta, a ver si encuentro algo entretenido...- Me acerqué a una caja que tengo en una esquina de la habitación, la cual le tengo prohibido a Varg tocarla, incluso a acercarse. -Mi baúl de los recuerdos...- Abrí uno de los cajones y cogí dos coleteros, de los 4 que había, los cuales estaban decorados con una gran flor amarilla. Me hice dos coletas que me daban un aspecto muy juvenil e inocentón, haciéndome ver casi como una renacuaja. -Voy a salir, Varg- -Está bien, ten cuidado con lo que haces, ¿eh? Nada de liarla, Hussy- Al escuchar sus palabras le puse carita de pena, como la de un angelical niño -¿Que insinúas? Yo nunca me metó en líos...- Varg me echó una fulminante mirada, aunque yo ni me inmuté. Me conoce demasiado bien como para creerse mis palabras así como así, y bien hace. -Mientras no me pillen no tendré problema- -Bueno, ¡Adiós!-

Al salir, mi calle estaba vacía, no había nadie a quien pudiera liarsela o cualquier cosa... aunque se escuchaba mucho jaleo. A medida que buscaba de donde provenía el bullicio, más gente disfrazada junto con hologramas "terroríficos" me encontraba, ¡Lo cuál me parecía de lo más divertido! -¿Que es esto?¿Un carnaval o algo?- Mi rostro era el mismo que el de un niño que se encontraba con su superhéroe favorito, ante la idea de que por una vez en años algo interesante pasaba en la ciudad. Estaba llena de intriga, escuchaba constantemente "Psycho" por todas partes -¿Que diablos es Psycho?- Finalmente, muerta por la curiosidad me acerqué a uno de los que estaban disfrazados junto con su extraño holograma -¿Disculpe, se puede saber que es todo esto?- -¡Es el juego del año, pequeña! ¡PSYCHO!- El raro y efusivo hombre me entrego lo que parecía una prueba del juego.  -Nuevo juego del año... ¡Y gratis! Genial.- Estaba totalmente ilusionada y ansiosa por probarlo. -Adoro los juegos.- Volví a casa, sin hacer caso a Varg el cual estaba dandome la bienvenida. -Estoy ocupada Varg, tengo un juego nuevo.- y me dispuse a probarlo en mi ordenador, aislandome de todo mi alrededor.

-"Abrid los ojos, muñequitos"- Los abrí perezosamente y miré hacia atrás al escuchar el susurro, buscando a alguien detrás de mí, pero todo estaba totalmente oscuro. -¡Demonios!- Estaba sentada, eso era lo único que sabía, ya que mi mente estaba totalmente en blanco. Pocos segundos después, del fondo oscuro apareció una mesa y un monton de personas alrededor de ella, al igual que yo, sentadas, lo que me resultó intrigante y ocurrente a la vez, eso me hizo quitarle importancia a la amnesia. Comencé a contar... -1, 2, 3, 4... 34... ¿¡34!?- Un brillo apareció en mis ojos, junto con una expresión juguetona que cruzo mi rostro. Estaba sonriendo como una niña y totalmente despreocupada. Apoyé los codos sobre la mesa y mi cara entre mis manos y fui echando un vistazo a cada persona de las 34 que estabámos presentes. -Cuanta gentuza... Vaya cara tienen algunos- Solté una pequeña carcajada. Me sorprendí a mi misma ante aquel pensamiento tan mezquino, aunque no me preocupaba realmente, incluso me gustaba. Escuché un fuerte sonido a mi espalda, aunque ni me inmuté, estaba ocupada fijandome en las reacciones de cada uno, algunas . Alguien me llamó y al mirar, vi que un hombre vestido totalmente de rojo estaba sentado, lo cual, inconscientemente, me hizo sonreír aún más. -Bienvenidos a mi dulce y maravilloso mundo- Y rapidamente se fue. -Tengo la sensación de que esto va a ser grandioso, ¡Que bien!- Una pocas personas rompieron el silencio que quedó tras la visita del hombre de rojo. Por lo que pude comprobar no era la única con la mente en blanco. Yo decidí quedarme callada, algo me decía que mejor no darme a conocer aún.

En un abrir y cerrar de ojos me volví a encontrar en mi habitación. En la pantalla de la computadora ponía "Fin del primer nivel". Miré a Varg, el cuál me observaba preocupado -¿Hussy? ¿Que tal el juego?- Apagué el ordenador -Ha sido... ¡Increible! Nunca he jugado a algo así- -Aunque ha sido un tanto extraño también... ¡Pero me encanta!- Comencé a bostezar y miré la hora, me extrañaba estar tan cansada si hace un rato estaba tan despierta -¿¡Las 20:30 ya!?- -Sí, llevas jugando toda la tarde- -Si que te absorbe este juego... madre mía- Aunque aún fuera pronto, yo ya tenía hambre y sueño, como siempre... Me dispuse a escuchar música y a navegar por internet para hacer tiempo hasta por lo menos las 21:00, el juego de Psycho me habia saturado un poco

OffRol:
¡Buenas a todas! Estoy encantada de poder empezar ya x) Este es mi primer rol y aviso que esto no se me da demasiado bien... Asi que no os extrañen si mis post apestan (como este u.u). Y si me hubiera equivocado en algo, avisadme y lo edito. Ah y narraré en LightPink
Y me encantan vuestras criaturitas *A* espero que la mía también xD Hussy es su apodo, por cierto.

Bueno, un placer estar con todas vosotras ¡Seguro que nos llevamos genial! >///////////<


Última edición por Nymei el Lun Dic 29, 2014 10:31 pm, editado 5 veces
avatar
Nymei

Mensajes : 9

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Psycho -Joker's tales- ROL

Mensaje por Sana20 el Dom Dic 28, 2014 4:45 pm



La voz de Shandy, mi “amiga de casa”, llega hasta mis oídos. Otro día más ha comenzado. Doy media vuelta en la cama y me tapo hasta la cabeza con las sábanas. ¡Qué pereza salir! Shandy sigue hablando, dándome todos los detalles del nuevo día; temperatura de 25ºC, día soleado, mucho tránsito en las calles… Cállate, cállate, ¡cállate!, murmuro mentalmente. Nada de eso me importa, simplemente quiero dormir. Pero no puedo decirle eso a Shandy… o de lo contrario, si pudiese, me devoraría vivo.

Odio su personalidad, esa con la que mis padres la programaron. Tú serás su amo, me dijeron, pero ni siquiera me permitieron elegir qué clase de holograma sería, ni qué personalidad tendría. Estaba claro que si esas elecciones hubiesen estado en mis manos, ahora mismo tendría el holograma de una chica despampanante despertándome por las mañanas, haciendo todas mis tareas y acatando mis órdenes, con una voz dulce y sensual. No a ese bicho horrendo que me hacía dar un brinco todos los días cada vez que veía su feo “físico” o escuchaba su horripilante voz de chacha mandona. Sin duda, mis padres planearon todo eso…

Después de ponerme al día con todas las nuevas noticias de política, deportes, economía y más cosas que me importan una mierda, Shandy dice algo que me hace sacar la cabeza de debajo de las sábanas.

¿Qué?—grito, mientras el aire se vuelve más puro y frío alrededor de mi cabeza— ¡Repite eso!

El videojuego que ha acaparado todas las noticias últimamente, llamado Psycho, sale hoy a la venta, amo. Se ha estado hablando mucho de él, amo. Teniendo en cuenta estos factores, le recomendaría comprar uno, amo.

He oído ese nombre antes, estoy seguro. Psycho. Sí, me suena mucho. Me deshago de las sábanas con rapidez, dejando mi radiante cuerpo semidesnudo al aire. Sin apenas darme cuenta, estoy de pie a un lado de la cama.

Es entonces cuando veo que no estoy en mi habitación, que mis alrededores siguen luciendo como la suite de un hotel de lujo. Le digo a Shandy que borre el holograma y que vuelva a mostrar mi habitación normal. La verdad, el cambio no es demasiado significativo, mi casa es bastante lujosa. Pero me gusta dormir sintiendo que estoy en la cima del mundo.

Activa el programa vestimenta. —ordeno.

Al segundo siguiente tengo frente a mí todo un folleto digital con cientos de conjuntos para elegir. Como siempre, escojo algo casual pero elegante al mismo tiempo. Tengo que resaltar aún más mi físico y mi estatus.


Salgo de casa dispuesto a comprar ese juego. Si tanto se habla de él, debe ser una auténtica pasada, ¿no? Y no me puedo permitir quedarme atrás con respecto a los demás y ser un “pasado de moda”. Ni hablar. Mi reputación tiene que continuar siendo sublime.

Las calles están atestadas de gente, la mayoría de ellas disfrazadas con estúpidos hologramas bastante cutres. ¿Se supone que tienen que dar miedo con eso? Sin duda hay personas con un sentido de glamur muy, pero que muy pobre. Continuo andando entre tanto loco, mientras que mis ojos buscan la fachada de mi tienda favorita. Hay publicidad de Psycho por todas partes, en carteles de hologramas gigantes sobre todo. Paro para contemplar uno de ellos. La verdad que no sé nada de ese juego, he salido a la calle dispuesto a comprarlo sin saber de qué leches va… Leo el texto que sale en las pantallas, el cual termina con una frase que me deja intrigado:

Entrar a él o no es completamente su decisión, mas sería una lástima que os perdierais de tan hermoso espectáculo. Os estaré esperando, parado en medio del escenario.

Firma: ✗ Joker.


¿Joker? Parece interesante, muy misterioso. Está decidido, compraré el juego. Me dispongo a continuar mi marcha, pero una de las personas vestida con un holograma “aterrador” me impide el paso. Me ofrece algo. ¿Qué es esto? Ya entre mis manos, veo que se trata de una prueba gratuita del juego. Pues genial, ya no debo ir hasta la tienda para conseguir el juego, con esto puedo probarlo antes de comprarlo. Doy media vuelta y ando sobre mis pasos para volver a casa.


El juego arranca sin problemas una vez lo inserto en el ordenador y en pocos segundos ya estoy dentro de Psycho. Esto va a ser emocionante.

Abrid los ojos, muñequitos.

¿De quién es esa voz que me acababa de susurrar al oído? No recuerdo haberla escuchado antes…

Noto cómo mis párpados empiezan a levantarse poco a poco pero, para mi sorpresa, no puedo distinguir nada a mi alrededor. Solo hay oscuridad, como si mis ojos siguieran cerrados, pero bien sé que no es así. Soy consciente de que mis ojos están abiertos, quizás demasiado abiertos, pero por una extraña razón sigo sin poder ver nada. ¿Qué es esto? ¿Qué ha pasado? ¡Espera! Puedo distinguir algo… Poco a poco todo empieza a aparecer. Puedo distinguir una mesa enorme y muchas sillas. Yo estoy sentado en una de esas sillas. ¿Cómo he llegado aquí? Un momento… Hay más personas aquí. ¿De dónde salen? Es gente joven, como yo o más. No entiendo nada de lo que está pasando y, por sus caras, veo que los demás tampoco lo saben.

Escucho un fuerte ruido detrás de mí. ¿Qué ha sido eso? Sin pensarlo, miró de reojo hacia atrás, pero no puedo distinguir nada. Seguramente lo habré imaginado. Cuando vuelvo a fijar la vista al frente, veo a un hombre que antes no estaba. Viste de rojo y su cara está oculta, pero su sonrisa sí es visible. ¿Acaba de susurrar un nombre? ¡Un momento! ¿Por qué no puedo recordar nada de mí? Por más que intento pensar en cómo he llegado aquí, en quién soy, en qué hago en este lugar, no consigo recordar nada…

Bienvenidos a mi dulce y maravilloso mundo. —dice el hombre, feliz y sonriente.

No sé por qué, pero se me acaba de poner la piel de gallina. Esa voz… no me ha causado buena impresión. Me da muy mal rollo todo esto.

El hombre desaparece de repente, como por arte de magia. Seguro que me lo he imaginado todo. Suspiro resignado y tamborileo con los dedos de mis dos manos sobre la mesa. ¿Y ahora qué hago?

Un gusto conocerlos a todos, supongo… —la voz de un chico me saca de mis pensamientos. Lo observo en silencio, su actitud parece algo pasota, como si estuviese aburrido.

Todo se vuelve a quedar en silencio. Nos miramos unos a otros, indecisos la mayoría, y son muy pocos los que se dignan a contestar el saludo del chico.

¡Un placer ver que todos hemos elegido jugar! —dice al poco tiempo una chica de apariencia feliz. Es bastante guapa...

La miro extrañado. ¿Jugar? ¿Acaso estamos aquí para jugar? Quizás seré yo el único que no recuerda nada… Quiero preguntar y aclarar mis dudas, pero otra joven señorita me deja con las palabras en la boca.

Es un placer, me gustaría presentarme, pero... no puedo, hehe —su risa es cantarina, me gusta. Es la risita que una señorita joven debe tener.

Carraspeo un poco mientras me preparo para hablar.

Un placer, sí. ¿Recordáis algo? ¿Sabéis cómo hemos llegado aquí o qué debemos hacer?


FIN


Mi alrededor cambia de nuevo y cuando me fijo bien, veo que estoy de vuelta en casa. ¿Qué ha sido eso?

Psycho está sobre mi escritorio. Lo miro intrigado… ¿Se supone que esto ha sido cosa suya?





Como todas las mañanas, la música inundó mi habitación. Sam, mi “amigo de casa”, vuelve a hacer su trabajo de despertarme con música a la perfección. Me levanto de la cama, estirando todas mis extremidades y mi espalda. Siempre despierto con un malestar general. Una vez que estoy en pie, la música deja de sonar y es sustituida por la voz melodiosa de Sam. Me da los buenos días con su característica elegancia y educación. Selecciono el programa “vestimenta” y elijo algo cómodo para llevar durante el día. Sam comienza con su rutina informativa.

Abro las cortinas y dejo que la luz entre de lleno en mi habitación. Respiro profundamente mientras mi mirada se pierde en el horizonte, donde se alza la montaña que tan enamorada me tiene. Sam sigue hablando, informando de las noticias del día. La mayoría son horribles y me hacen fruncir el ceño. ¡Vaya mundo el nuestro! Se supone que somos seres inteligentes, pero nuestras acciones son de lo más estúpidas. Mientras refunfuño, Sam dice algo que llama mi atención. ¿Un nuevo juego? Psycho… Me encantan los videojuegos aunque, normalmente, los únicos juegos que compro son de temática musical. A pesar de eso, y sin saber por qué, ese título me ha intrigado. Sam me informa de que sale hoy a la venta y que tiene mucha fama últimamente. Me recomienda comprarlo. No pierdo nada, ¿no?

Tengo que terminar de arreglarme antes de salir de casa, con el fin de comprar el juego, así que le ordeno a Sam que encienda la televisión. Antes de darme tiempo a pedirle que cambie a un canal de música, en la pantalla salta la publicidad del juego del que acabo oír hablar. Una prueba gratuita, genial.

Consigue una de esas pruebas, Sam. Por favor. —digo en voz alta.

Pasados unos diez segundos, tengo Psycho entre mis manos. Lo abro y saco el disco con rapidez. Me sorprende su diseño simple, el cual consta de la palabra Psycho escrita con grandes letras de un color rojo oscuro y con contorno blanco. Hay un pequeño triángulo en el fondo donde se pueden distinguir algunas palabras. Creo que pone “El mundo de nada”, pero no estoy segura ya que no puede distinguirse muy bien. Enciendo el ordenador e inserto el nuevo y resplandeciente CD.

Abrid los ojos, muñequitos.

Esa voz ha sonado muy cerca de mí, en mi oído. Un escalofrío me recorre la espalda, no por miedo, sino por pura repugnancia. No me gusta que nadie se me acerque tanto. Acabo de darme cuenta de que tengo los ojos cerrados, solo veo oscuridad. Los abro poco a poco, pero a pesar de eso, mi alrededor sigue siendo negro. ¿Qué me pasa? Por suerte, unos objetos empiezan a aparecer; una mesa enorme y sillas, muchas sillas. Para mí sorpresa, estoy sentada en una de ellas. Me fijo mejor en todo lo que me rodea y veo que no estoy sola. Hay más gente aquí, gente joven. ¿Cómo hemos llegado aquí? Todos parecen estar tan confundidos como yo. No preguntaré, por lo que veo no obtendré nada en claro.

Escucho un sonido fuerte a mi espalda y doy un pequeño brinco sobre la silla. Me ha asustado de verdad. Estoy intrigada por lo que pueda ser, pero no quiero mirar atrás, o más bien, mis músculos se han quedado tan paralizados por el susto que no puedo hacerlo. Frente a mí, a lo lejos, aparece como por arte de magia un hombre vestido de rojo. Su rostro no es completamente visible, simplemente se puede apreciar su sonrisa, la cual no me transmite nada bueno. Susurra un nombre que no reconozco. ¿Acaso será el mío? Por más que lo intento no puedo recordar nada…

Bienvenidos a mi dulce y maravilloso mundo. —dice el hombre, con su sonrisa intacta.

Sus palabras me dejan más perpleja de lo que ya estoy, pero antes de poder preguntar nada, el hombre ya no está ahí.

Tras la marcha del misterioso hombre, todo queda en silencio. Miro con disimulo a los demás, expectante por ver sus reacciones.

Un gusto conocerlos a todos, supongo… —dice un chico que no está muy lejos de mí.

Me fijo en él. Parece relajado, demasiado teniendo en cuenta nuestra situación, pero en cierto modo su actitud despreocupada me calma un poco. Quizás esto no sea tan malo como me parece.

Más gente se anima a hablar, se presenta o expresa una extraña felicidad por estar aquí. El chico de mi izquierda suspira y empieza a golpear suavemente sus dedos contra la mesa. Parece que va a hablar cuando escucho una voz femenina.

Es un placer, me gustaría presentarme, pero... no puedo, hehe. —la chica sonríe, pero puedo ver que está desconcertada.

El chico de mi izquierda carraspea y habla a continuación.

Un placer, sí. ¿Recordáis algo? ¿Sabéis cómo hemos llegado aquí o qué debemos hacer?

Por sus palabras, veo que no soy la única que no recuerda nada. Mi primera reacción a esa intervención es una sensación de alivio, pero cuando lo pienso mejor me entra el pánico. ¿Qué demonios hacemos aquí? ¿Por qué nadie recuerda nada?


FIN


Respiro profundamente, vuelvo a estar en casa. No sé qué ha sido eso. Quizás lo he soñado…


Off rol:
¡Hola! ^^
¡Es un placer poder rolear por fin con todas vosotras! Estoy segura de que lo vamos a pasar genial Smile Espero que no odiéis mucho a N y a A… Razz

Bueno, aviso que este es mi primer rol, así que si hay algo mal, avisad ^^ Espero hacerlo bien...

PD: Colores de diálogos:

N = Rojo #FF0000
A = Deepskyblue


Última edición por Sana20 el Dom Dic 28, 2014 8:14 pm, editado 1 vez
avatar
Sana20

Mensajes : 11

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Psycho -Joker's tales- ROL

Mensaje por  el Dom Dic 28, 2014 6:34 pm


Despertar temprano era su especialidad, no había necesidad de usar alarma ni guiarse por los rayos del sol, todos los días despertaba a las 9:45 de la mañana, sin excepción de ese día. Sus ojos se abrían, encontrándose por vagos segundos con su deprimente habitación: rellena de manchas en las paredes y las ventanas cubiertas por cartones, tal como las había dejado la noche anterior. . . Todo estaba perfecto. Sonrió ante esa imagen y, seguido, un pequeño holograma con aspecto circular apareció, indicándole que su día estaba por comenzar.

¡Buen día! Despertando temprano como siempre, ¿no?

Su seño se frunció por la charla tonta que le daba el aparato, ya había despertado por completo así que no era necesario que le hablasen para espabilar. Cuidadosamente, se puso de pie, procurando no hacerse ningún daño con algún trozo suelto de vidrio esparcido en el suelo; todo esto realizado mientras continuaba atenta al discurso matutino.

Hoy es día sábado, así que no hay nada para hacer. ¿Cómo quieres que se vea tu habitación el día de hoy? O mejor, ¿Qué prefieres desayunar?

Se mantuvo en silencio, mientras se acomodaba la ropa interior que había usado el día anterior. ¿Qué era realmente lo que quería? Se cuestionó por unos segundos, rascándose el casco al hacerlo. No tenía muchas cosas claras, estaba recién despertando.
Quiero que mi habitación se vea como está ahora — Respondió primero, con la voz ronca distintiva de todas sus mañanas. Tosió un par de veces, posteriormente escupiendo hacia cualquier dirección que no le fuese a molestar luego, y finalizó su oración —Y quiero desayunar café con, no sé, alguna cosa rápida, un sándwich — Asintió ante su propia decisión, dirigiéndose a su baño sin la necesidad de que el amigo de casa le dijese qué hacer.

En la ducha demoró poco, por no decir nada, y una vez fuera del cuarto de baño, con el cabello completamente seco ya que había decidido no lavarlo, se “vistió” con las mismas prendas de siempre, una remera apretada, una falda y botas.

Ya estando lista sus pasos cambiaron en dirección a la cocina, sentándose de inmediato en la única silla que había en la habitación. Bebió un poco de café frío y, nuevamente, un discurso comenzó.

¿Sabes? Hoy ha salido un juego nuevo Psycho, seguramente has oído de él. . . Tengo un demo gratis, para que lo juegues. ¿Qué te parece?

Se encogió de hombros, esperando a que el holograma le entregase la copia gratuita. Cosa que pasó luego de unos segundos.
¿Un solo nivel?” pensó, observando con detalle el jueguito. Había oído de él, pero no tenía ni idea de qué iba, solo que tenía un nombre un tanto raro a su parecer.


● ● ●

Una vez más en su habitación, abrió su portátil e instaló el dichoso juego.

Se encontró a sí misma en la oscuridad, una oscuridad que no duró demasiado, una oscuridad que terminó por revelar una sala con variadas sillas, una mesa en el centro y muchas personas sentadas, ¿qué era esto? ¿Una reunión social? Vaya, cómo era que había llegado ahí. ¿Estaba ocupando una silla? No recordaba bien nada de lo que había sucedido, ¿pero había sucedido algo?
Posó sus codos en la mesa que estaba frente a ella, acomodándose tal y como si estuviese en casa propia, sentía como si conociese todo lo de ahí y a la vez no supiese nada. Más se volvió a su posición original al ver aparecer a alguien.

— Bienvenidos a mi dulce y maravilloso mundo.

Enarcó una ceja ante esta corta visita, sin darse cuenta la persona que habló se había ido y ella había quedado con curiosidad absoluta. Y esta curiosidad no disminuía aun al oír a los demás hablar, haciendo cuestionamientos que eran importantes, sí, pero no le causaban tanta duda como quién era el que había hablado.
Decidió guardar silencio y no responder nada; para el momento en el que el pequeño pánico que le causó no conocerse a sí misma empezó a aparecer, todo volvió a la normalidad.


. . . Abrió los ojos, recostada en el suelo de su habitación y, analizando la pantalla de su portátil que anunciaba como el primer nivel había terminado, no logró comprender demasiado que era lo que había sucedido.

Quizás Psycho era más curioso de lo que ella había imaginado.


OFF ROL:
¡Hola!
Ah, estaba tan ansiosa por comenzar esto que me demoré más de lo esperado en responder a la primera misión. Pero acá estoy, demasiado contenta por poder (al fin) iniciar Psycho.
@Conibacan, cambio y fuera ㅋㅋ.
avatar

Mensajes : 1

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Psycho -Joker's tales- ROL

Mensaje por Blackcat el Dom Dic 28, 2014 7:51 pm


- Señorita despierte, ya es hora de levantarse. -Sentí la inconfundible voz de Lizzy a mi lado.

Gruñí levemente mientras notaba como las persianas se subían dejando pasar los luminosos rayos de sol al interior de mi habitación golpeándome en la cara. Lizzy, como todas las mañanas comenzó a cantar esa estúpida cancioncilla que tanto parecía gustarle. ¿Cómo le puede gustar cantar a un holograma? Abrí los ojos lentamente y observe la enorme habitación en la que me encontraba, decorada hoy con motivos del siglo XIX. Observe a aquella máquina que se dedicaba a ordenar mi vida dar vueltas por mi habitación, siempre sonriendo. Su figura era la de una niña de unos once años y sin embargo, su comportamiento era verdaderamente el de una perfecta mujer. Obviamente era una máquina y estaba programada de tal manera, pero siempre solía llamar la atención de los invitados.


- Sus padres todavía siguen de viaje así que estoy a su cuidado me anunció.

-Bien. -respondí. Tenía la casa para mi sola, bueno y para Lizzy, pero ella siempre me dejaba hacer lo que quisiera- Ehh...


- El baño ya esta preparado -dijo sonriente- y el desayuno...

- Tráemelo aquí -no tenía ninguna intención de salir de mi habitación hoy tampoco, ni tenía pensado hacerlo hasta que volvieran mis padres y me obligaran a demostrar mi existencia al mundo.

Lizzy se acerco a mi y se agacho para colocar su mano en mi frente.
- ¿Hoy tampoco piensa salir? -negué con la cabeza. Ella esbozó una sonrisa pícara- En ese caso permítame recomendarle un juego que ha estado revolucionando a todo el mundo. -y sin esperar respuesta comenzó una proyección en la pared de mi habitación. Con que Psycho eh... Suena interesante.

Después de tomar el baño me acerque al pequeño estuche de maquillaje y elegí un conjunto simple, pantalones cortos, una camiseta de tirantes negra y por supuesto mi parche negro que se encargaba de tapar el sitio donde debería estar mi ojo izquierdo. No iba a arreglarme más para estar sentada en mi habitación. Tomé el desayuno mientras Lizzy limpiaba mi cuarto y después finalmente me coloque delante de mi enorme ordenador.

- Lizzy, tráeme una copia.


- Enseguida señorita.

Apenas tardó un par de segundos y ya tenía el juego insertado en la computadora. Sonreí y cerré los ojos dejándome llevar ¿Conseguirás entretenerme?

.  .  .

—Abrid los ojos, muñequitos.

Sentí que mis ojos se abrían y me encontraba en un espacio totalmente negro. Entrecerré los ojos buscando algo. No hizo falta, ya que como por arte de magia aparecieron delante mía una gran mesa y un grupo de sillas que no me molesté en contar. Yo me encontraba sentada en una de ellas y a mi alrededor un grupo de personas que ocupaban cada una de las sillas. De repente escuché un fuerte ruido a mi espalda pero no le di importancia, estaba concentrada observando a cada una de las personas que me rodeaban.

— Bienvenidos a mi dulce y maravilloso mundo.

Un hombre vestido de rojo se había hecho presente delante de nosotros. No podía distinguir su rostro pero sabía que era él quien había hablado. Acto seguido empezó a decir una serie de nombres. ¿Deberían sonarme? En ese momento me di cuenta de que no recordaba nada. ¿Quizá alguno de esos era mi nombre? Aun así, no me sentí nerviosa. Realmente no sentí nada, no me gusta sentir. El hombre desapareció nos quedamos los que estábamos sentados. Observe a un chico de bellos ojos carmesí que hablo con una sonrisa. Acto seguido varios de los allí presentes empezaron a hablar también pero dejé de hacer caso. Yo servía para observar, no para hablar. Me fije en otro joven que estaba agitando su cabello. Que ser tan repugnante Continué observando a todos los allí presentes y he de decir que varios de ellos llamaron mi atención pero inesperadamente todo volvió a ponerse negro y aparecí en mi habitación.

Había sido extraño, eso estaba claro y sin embargo me había gustado. Sonreí. Quizá había encontrado algo con lo que entretenerme hasta que volvieran mis padres.


Off rol:
Waah~ Porfín empezó Psycho *Q*
Bueno, un placer poder rolear con todas ustedes. Espero que se lleven bien con mi pequeña personita aburrida C:

Por cierto, mi pequeña narrará en indian red.


Sarahyz en CDM~
avatar
Blackcat

Mensajes : 2

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Psycho -Joker's tales- ROL

Mensaje por Wosz el Dom Dic 28, 2014 8:24 pm



Un rayo de luz entraba por la ventana de mi habitación logrando hacer que me despertara bastante fastidiada. ¿Cuándo es que dejé esa cortina abierta? Hasta donde yo recordaba, había ordenado estrictamente cerrar todas y cada una de las ventanas. La luz era un fastidio.
Con mucho esfuerzo abrí mis ojos. Al principio, la habitación se veía increíblemente borrosa y mis párpados pesaban, nada extraño si recordaba hasta qué hora de la madrugada me quedé despierta jugando con mi holograma Jack, que por cierto, no tardó en aparecer apenas me senté en la cama
Buenos días, ama. Son las 7:30 a.m del día sábado. ¿Se va a levantar ya o quiere seguir durmiendo? Anoche se acostó bastante tardeEn sí Jack es bastante útil y me ayuda en todo, pero la verdad es que escuchar su vocecita robótica tan temprano ya me hace fruncir el ceño y hiere mis oídos. Miré a ese pequeño enano con gorrita y bigotes, semejante.. o mejor dicho igual a la figura "Jack" que aparece en las cartas de una baraja inglesa— Voy a levantarme, Jack. Prepárame té de frutilla y dos porciones de lemon pie El pequeñin sonrió, aunque una sonrisa bastante falsa debido a que es un holograma y no tiene sentimientosAma, ¿Desea ver la televisión hasta que su desayuno esté listo? ¿Quiere cambiarse la ropa? —Sí, tantas preguntas me volvían loca. Sólo quería comer y que se me vaya el dolor de cabeza— Tráeme alguna pastilla para el dolor de cabeza y enciende la televisión en el canal de noticias —Jack, mi amigo de casa, asintió y la televisión que se encontraba escondida se acercó hasta mi cama. Mi holograma desapareció a la cocina para traerme el desayuno y por fin hubo paz en mi habitación.
Apoye mi espalda en algunas almohadas y miré con atención las imágenes de un nuevo juego que aparecían en una publicidad. ¿Psycho, un juego gratis? Lo primero que se me cruzó por la mente es que de seguro era una basura. ¿Cómo podría ser un buen juego si es gratis? Pero de todas formas, no había juego que no deseara probar. Una sonrisa se formó en mis labios, ya tenía con qué divertirme el día de hoy.
Jack apareció unos minutos después de que terminara la publicidad con una mesa para que pudiera desayunar en mi cama. El té estaba humeante y las porciones de tarta lucían muy apetitosas—
¿Desea algo más, ama? —Lo miré un segundo luego de beber un poco del té de frutilla que estaba delicioso, como siempre— Sí, Jack. Dos cosas. Primero: necesito que me consigas uno de esos juegos nuevos llamados Psycho que pasan por la televisión. Es gratis, así que supongo que lo conseguirás fácilmente. Y segundo, quiero que me vistas con mi conjunto preferido —El enano asintió repetidamente y en un segundo ya se había materializado la ropa sobre mí, un conjunto de falda violeta y una camiseta negra. El juego tampoco tardó en aparecer frente a mí— ¿Algo más, ama? —Miré el juego mientras terminaba de desayunar. Me emocionaba tener juegos nuevos— No, Jack. Descansa —Al escuchar el comando "descansa", Jack cerró los ojos y desapareció. Lo podría llamar de vuelta cuando quisiera, pero no me gustaba estar siempre pendiente del enano. Aparté la mesa de desayuno y me dispuse a comenzar con este nuevo juego
Abrid los ojos, muñequitos —Dentro del juego, cada movimiento que hacía era más fácil para mi cuerpo a comparación de la realidad. Abrí ambos ojos rápidamente luego del susurro de esa persona desconocida pero no pude ver nada a mi alrededor. ¿Qué? En el fondo negro comenzaron a dibujarse figuras de colores, más específicamente, una mesa con alrededor de treinta sillas a su alrededor. Poco a poco, diferentes personas fueron apareciendo en las sillas, al igual que yo. Mi mente estaba completamente en blanco, no recordaba nada.
En una esquina de la mesa, en una silla ocupada, apareció un hombre vestido completamente de rojo, su cara no era visible, pero podía notar que nos sonreía y nos susurraba cosas. ¿Nuestros nombres, creo? Ese hombre nos conocía, estaba diciéndonos nuestros nombres, si estaba en lo correcto—
Bienvenidos a mi dulce y maravilloso mundo —El sonriente hombre nos dio la bienvenida a ese lugar, y no pude evitar sentirme confundida cuando desapareció súbitamente, dejándonos a todos solos en el lugar.
Un gusto conocerlos a todos, supongo~ un pelinegro bastante despreocupado fue el primero en hablar.
Un gusto igualmente —un chico que se encontraba del otro lado le respondió el saludo al pelinegro.
¡Un placer ver que todos hemos elegido jugar! —Entrecerré mis ojos mirando a la chica de pelo violeta, bastante extraña. No parecía ser una amenaza, ni llamó mi atención.
Es un placer, me gustaría presentarme, pero... no puedo, hehe —Otra chica a lo lejos dio su saludo también. Lo que decía era verdad, no podíamos presentarnos, o por lo menos eso creo yo.. porque no tenía idea ni siquiera de mi nombre ni de donde venía.
Un placer, sí. ¿Recordáis algo? ¿Sabéis cómo hemos llegado aquí o qué debemos hacer? —No, así que era verdad. Nadie más sabía o recordaba nada.

Miré a todos los que se encontraban a mi alrededor, sin entender mucho, sacando vagas conclusiones. Mi boca se abrió y lo único que pude decir fue—
No sé ni quién soy ni donde estamos... pero hay algo que ronda mi mente y es... que voy a ganar esto —Tampoco recordaba si era un juego, pero en mi mente sólo aparecía esa palabra. Ganar.

Y así, culminó el primer nivel.



—¡Buenos días! ¡Buenos días! ¡Buenos días! ¡Buenos días! ¡ARRIBA! ¡DESPIERTA YA! ¡LEVÁNTANTE DE LA CAMA DORMILÓN! ¡YA ES DE DÍA! —la voz de mi amigo de casa, Beetee, no paraba de gritarme en el oído al igual que todas las mañanas, pero creo que si no lo haría, nunca me levantaría— ¡Calla ya, Beetee! —Me senté rápidamente en la cama y froté mis ojos, Beetee, un erizo pequeñito rodaba por la cama todavía haciendo de despertador— ¡Hasta que no salgas de la cama no pararé! ¡Te pincharé! —el roedor hacía sus amenazas cómicas aunque en verdad, servían— Bueno, ya, me levanto. Hazme un favor y prepárame café. Ah y una barra de chocolate. ¡AH! También quiero frutillas.. y tráeme una porción de esa torta que compré ayer, ¿sí? Rápido, roedor, muévete —Mi amigo de casa se hizo una bolita sobre mi cama y desapareció. Me levanté de la cama y caminé hasta el baño de mi habitación, dispuesto a darme una ducha. Me saqué la ropa y entré bajo el agua tibia de la ducha— It's easier to runnnnn, replacing this pain with something numbbb —amaba cantar bajo la ducha— ¡NANANANANA! —no recordaba el resto de la canción— nosequéseguíadespuésdeesoooo —salí de la ducha y llamé a mi aparatito de vestimenta— ¡Amigo! Vísteme con algo divertido. La ropa que use tiene que ser acorde a cómo me sienta, ¿no? ¿Recuerdas ese conjunto que vimos en internet el otro día? Ese que tenía un chaleco blanco y una gorra. Ese, quiero ese. Apúrate que quiero ver la luz del sol y respirar algo de aire fresco —la ropa que pedí no tardó más de dos segundos en materializarse sobre mí. Era increíble— Gracias, vestimenta. ¿Beetee, terminaste mi desayuno? —salí del baño hacia la cocina y ahí estaba mi roedor, dando vueltas al rededor de mi desayuno sobre la mesa— ¡Claro que sí! Está aquí hace diez minutos. No tardarías tanto si dejaras de cantar en la ducha, además cantas desafinado, y nunca te acuerdas la letra de las canciones —sonreí mientras me sentaba a comer— ¿Ah sí? ¿Y la otra vez que canté Ignition de TobyMac? Te gustó tanto que pusiste la música de fondo —la comida estaba más que deliciosa.. ¡Estaba estupenda!— No, no, no. Puse la música porque lastimabas mis oídos —tragué el café como si fuera agua y las frutillas desaparecieron en un santiamén— Ah, sí. ¡Tú no tienes oídos, estúpido roedor cibernético! —Beetee se hizo una bolita y rodó hasta mí— ¡Si no tuviera oídos no estaría respondiéndote, amo estúpido! —terminé mi desayuno y me levanté de la silla, dispuesto a salir— Te dije mil veces que no me digas amo, rata tonta. Saldré un rato, quiero aire fresco. ¿Vienes? —Beetee hizo desaparecer los restos de mi desayuno y asintió con su pequeña cabecita. Dos segundos después, desapareció. Volvería cuando lo llamara, claro.
Una vez salí, había bastante gente caminando por las calles. Hoy más que nunca se veían sus hologramas y todos hablaban emocionados con sus raros animales. Llamé a Beetee—
Hey, roedor, ¿hay algún evento especial hoy? —El erizo apareció en mi hombro y apunto a una publicidad que flotaba sobre un edificio ondulado de color rosa— ¿Psycho? ¿Un nuevo juego? ¿Qué es eso? —Miré a mi alrededor y la mayoría de personas parecía tener una copia en sus manos. Leí la publicidad y entendí— ¡Es gratis! —sonreí antes de que una persona extraña me tocara el hombro— ¡Hola, jovencito! ¿Haz leído ya la publicidad de Psycho? ¡Tienes que probarlo! ¡Toma una muestra gratis! —la muchacha me extendió el juego y lo tomé, perplejo con el holograma monstruoso que tenía detrás— ¡Gracias extraña mujer! Es una lástima que tenga un holograma tan feo —le sonreí y volví a casa. Tenía que probar ese extraño juego rápido, me llamaba la atención.
Una vez dentro de casa, corrí a mi habitación—
¡Beetee, prepara mi sillón favorito! Quiero jugar esto rápido —Beetee desapareció y acomodó mi habitación. Cerró las ventanas y apagó las luces, acomodó mi sillón y dejó algunos snacks al lado para que disfrutara cuando terminara. Me senté e inicié el juego. Beetee me saludó— Buena suerte estúpido amo —se hizo una bolita y desapareció, al mismo tiempo que el juego empezaba.

Abrid los ojos, muñequitos —Abrí ambos ojos con bastante dificultad. No sé por qué, mis movimientos estaban mucho más lentos que de costumbre. Unos segundos pasaron y pude ver un fondo negro, más tarde noté que había una mesa con alrededor de treinta sillas a su alrededor. Poco a poco, diferentes personas fueron apareciendo en las sillas, al igual que yo. ¿Qué es esto? No entendía nada. No sabía mi nombre, no sabía dónde estaba ni quienes eran esas personas. Extrañamente, mi mente estaba en blanco.
En una esquina de la mesa, apareció un hombre vestido completamente de rojo, su cara no era visible pero llamaba más la atención que las demás personas.
Bienvenidos a mi dulce y maravilloso mundo —El hombre extraño que tenía una sonrisa nos dio la bienvenida a ese lugar desconocido. Estaba a punto de saludar, decir algo, pero las demás personas se me adelantaron, y el hombre extraño desapareció.

Un gusto conocerlos a todos, supongo~
Un gusto igualmente
¡Un placer ver que todos hemos elegido jugar! —¿Jugar? esto era un juego, entonces.
Es un placer, me gustaría presentarme, pero... no puedo, hehe —Bien, no era el único que no tenía idea de qué demonios era ese lugar.
Un placer, sí. ¿Recordáis algo? ¿Sabéis cómo hemos llegado aquí o qué debemos hacer? —Nop, no tenía idea. ¿Nadie sabía? ¿Y qué diablos hacíamos todos aquí?

Una chica peliblanca, más parecida a una niña pequeña dijo con una cara bastante seria y tenebrosa
No sé ni quién soy ni donde estamos... pero hay algo que ronda mi mente y es... que voy a ganar esto —Comencé a reírme a carcajadas. ¡Esa niña me había hecho reír, sí! No pude evitar contestarles a todos

¡Ahhh! ¡No soy el único que no tiene idea qué es esto! Hola a todos, no sé mi nombre así que no puedo presentarme. ¿Esto es un juego, verdad? Niña, no se te hará tan fácil ganar. Somos como treinta personas. ¡Bien, espero que sea un juego divertido, si es así! Y espero que recordemos algo pronto, porque esto es bastante molesto. ¡Suerte a todos!
—Cuando terminé de hablar, noté algo que indicaba que el primer nivel había terminado.

~:
¡Hola a todas! Justo empezaron el rol cuando estaba en un casamiento ;w; así que recién ahora pude sentarme tranquila a escribir >w<
Será un placer, y lo es, rolear junto a todas ustedes. ¡Espero que esto sea tan divertido como me imagino que será! Ah, disculpen si alguno de mis personajes llega a llevarse mal con alguna, recuerden que no es personal, sólo es rol ^-^
¡Saludos a todas!  


Última edición por Wosz el Dom Dic 28, 2014 8:44 pm, editado 2 veces
avatar
Wosz

Mensajes : 24

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Psycho -Joker's tales- ROL

Mensaje por LaNocheMeLlama el Dom Dic 28, 2014 8:26 pm



Tres..Dos...Uno...
¿Uno?



La noche anterior no dormí mucho gracias a un fiesta en el centro, cosa que no importaba demasiado pues, no me gustaba dormir y siempre me iba a la cama a altas horas de la madrugada aunque no estuviera en mi casa. Como todas las mañanas, solía despertarme, bueno, mas bien ella solía despertarse antes de que Shei-Shei, el programa amigo de casa, lo hiciera. En los tiempos que corren no había nada de raro competir contra un maquina o un programa, además, la competición nunca esta de sobra.

-!Deeespieeertaaa¡ Feaa duuurmienteee- Por fin, un ser con forma de caballito de mar rosa con rayas blancas hizo acto de presencia, era Shei-Shei, quien con su alegre cantar me venia a enfadar. Nuevamente le he ganado a tu amiguito y por supuesto a ti. Abrí los ojos relajadamente y busque con la mirada al caballito de mar, seguía por la habitación, dando vueltas alrededor de la cama y me incorpore, despacio, notaba como los músculos me dolían, estaban agarrotados. -¡Uhh!-Estiramientos de brazos hacia arriba. -vaya nochecita- Una sonrisa picara se formo en mis labios sin que pudiera evitarlo. Me acerque al borde de la cama esperando una respuesta que no tardaría en llegar.

Si quieres que te diga la verdad, me aburrí, no se como puedes soportar ese ruido tan fastidioso. Puse los ojos en blancos y me levante de la cama de un salto, claro, no recordaba que me dolía el cuerpo y lo lamente. -Lady, no tienes remedio, eso se llama música- dije al acercarme al amigo de casa. -Dime Shei-Shei ¿que buenas nuevas tienes para mi?- El pequeño caballito de mar dejo de dar vueltas alrededor de la cama y empezó a darlas al rededor de mi. Con voz dulce y acento de robot me canto las noticias, la mayoría no valían un holograma roto en cambio hubo una que si me gusto bastante, hizo que de mis ojos saltaran chispas de emoción. Eres una cría, no dejare que te gastes dinero en memeces.

Suspire con enfado, pero una voz me saco de aquel estado volviéndome a la normalidad.
-Dime Shei-Shei, ¿que ocurre?- coloque ambas manos sobre mi cintura mirándolo. - Señorita, dentro de poco estará el desayuno listo tal como lo pidió anoche. Para hacer de su estancia mas confortable establezca el diseño de hoy por favor- Esta vez empezó a girar sobre si mismo y a recorrer la habitación de esquina a esquina. Ya va siendo hora de que lo cambies, esta estropeado, o es que no lo vez inútil.

Esa mañana decidí no hacerle caso tenia mejores cosas que hacer que caer en sus provocaciones. Seleccione un estilo cualquiera puesto que no tenia ganas de decidir. Me dirigí hacia la puerta para ir a devorar mi desayuno.
-Señorita, una ultima cosa, ¿Desea que los cristales sean opacos en toda la casa?- Me dijo parándose en seco delante de mi. -¿Los cristales dices?- Eche un rápido vistazo a mi alrededor, Dile que si, estando tal como viniste al mundo podrían verte por los grandes ventanales, vístete si no quieres opacarlos. Parecía lógico y correcto, lo mas acertado en ese momento. -Deja los cristales tal como están y ve preparándome el baño, no tardare mucho-Salí de la habitación sin coger absolutamente nada, la vergüenza no iba con migo pero si que note un poco de brisa.

Un tiempo después...

Me encontraba paseando por las calles del centro, es increíble lo que un baño puede hacer con migo. Llevaba un vestido precioso y unos zapatos divinos, ¿se puede alguien enamorar de la ropa? es que además me iba perfecto con mi rubia melena y mis ojos verdes. Me gustaba pasearme por la ciudad buscando ideas para conjuntos, pero esa mañana iba con otro interés oculto, Psysho, para concretar si era verdad lo que Shei-Shei dijo tengo que conseguirlo para mi colección.

No tarde mucho en encontrarme con la publicidad del juego de hecho, lo difícil era no cruzarse con ella. El dueño debe de tener una fortuna para permitirse todo esto.
O es un hacker que ha pirateado el sistema. Sostenía en mis manos unos cuantos folletos de tal juego, -O puedes callarte y echarle un ojo a esto- Señale uno por uno la propaganda.-Volamos a casa, las aglomeraciones de gente me pone nerviosa, hace que me entren ganas de pegar patadas para abrirme camino- Bromee, aunque en el fondo sabia que podría ocurrir, pero hoy no era el día, quizá mañana.

[...]

Llegue a casa emocionada, nada mas entre le pedí a mi amiguito que me facilitara una copia del tan aclamado juego, me obedeció raudo y veloz sin dejar de dar vueltas sobre si mismo.
Menuda perdida de tiempo. Me senté frente a mi ordenador, emocionada me mordí el labio y lo inicie.

Y se hizo la oscuridad. Un susurro. Mi vista esta nublada pero distingo algo. Un golpe, pero no me da tiempo a girarme cuando veo algo. Otro susurro, pero este tiene un secreto. Hay algo en mi mente pero no se que es. ¿Por que se que hay algo cuando no hay nada?

Antes de darme cuenta solo veo marcharse la espalda del hombre de rojo. Me levante, quería seguirle, pero en aquella sala parecía haber algo o algunos con lo que calmar mi curiosidad. A pesar de que había jaleo en la sala, note tranquilidad, una tranquilidad inquietante dentro de mi que me para en seco, Después de eso...

Final del primer nivel.

Lo ocurrido fue rápido, casi como un suspiro. Cuando me di cuenta había terminado el nivel uno, volvía a estar frente a mi ordenador.
Menuda perdida de tiempo. Oí de nuevo y por alguna razón no me causo el enfado común en mi. -Apenas me a dado tiempo de interactuar, lo que no me queda claro es si los que allí habían eran parte del juego o personas como yo.- me di unos toquecitos en el labio con el dedo índice. -En tal caso ya lo descubriré de momento tengo que volver a mi rutina de los sábados- Dije crujiéndome los dedos de las manos. -¡Fiesta de sábado noche!-

OffRol:

Feliz Navidad a todas, será un placer rolear con todas vosotras :DD
Nos leemos, ay estaba deseando que empezara con muchas ganas ^^


Última edición por LaNocheMeLlama el Dom Dic 28, 2014 8:50 pm, editado 1 vez
avatar
LaNocheMeLlama

Mensajes : 9

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Psycho -Joker's tales- ROL

Mensaje por Flopiis78 el Dom Dic 28, 2014 8:49 pm


Estaba en mi cama, todavía  algo dormida pero a la misma vez algo despierta,en realidad estaba intentando levantarme para poder comenzar un nuevo día y no es cualquier día, es un día que estaba libre, ''Sábado'', que podía hacer lo que quiera, pero no podía, mi cuerpo al igual que mi cabeza no querían levantarse y no reaccionaban. Pero de repente, mientras todavía estaba algo dormida con los ojos cerrados,escuche una voz femenina,la voz de mi ''amiga de casa'':-Lady Thompson,Lady Thompson......Despierte,tiene que levantarse,ya es de mañana!!.- A esto le respondo diciéndole:-N-No, unos minutos más, hoy es mi día l-libre,Pink...Arghhh....--le dije cerrando los ojos otra vez y dando media vuelta en la cama para dormir. Quiero seguir durmiendo....no tengo ganas de levantarme temprano..... Pero bueno seguro que mi amiga de casa no iba a rendirse y me iba a despertar de una forma u otra,así la programe,con una actitud dulce,severa,algo gritona y que nunca se rinda....igual que yo. Quería seguir durmiendo,pero mi amiga de casa con el nombre de ''Pink'' ya sin paciencia se acercó a mí y me tiro ''tinta de pulpo'' de uno de sus tentáculos ''imaginarios o de holograma'' en mi rostro. ''Eeeh?!! ¿Q-Qué es esto? Se siente pegajoso.....Aaaargh,Pink.....ese pulpo.....que suerte que es un holograma,sino lo podría matar,aaaargh.....'' A esto,me desperté con rápidez y toque con mis manos mi rostro y sentí que tenía baba negra,eso es tinta de pulpo.....Me senté en mi cama,vi la hora en mi celular y ví que eran las 7:30 de la mañana y ví al holograma que tenía en frente que me daba un pañuelo para limpiarme el rostro,agarre el pañuelo y me limpie la cara rápidamente. ''Tan temprano es,tengo algo de sueño todavía....''-pensé mientras bostezaba un poco. Después de esto,vi a mi amiga de casa Pink en forma de pulpo de color rosa con rostro de satisfacción. ''Uuuuf,podía haberme tirado de la cama,y listo,como otras veces lo hacía,no hacía falta que me tire tinta de pulpo.....''-pensé,suspire profundamente y mire a Pink con una sonrisa sárcastica pero detrás de esto,estaba algo molesta por lo que hizo. Luego de esto,Pink se río un poco por mi reacción y me dijo:-Lady,ya esta preparado el desayuno como a usted le gusta y el baño,también. Antes de comer vaya a bañarse,y por cierto escuche unas noticias de un juego nuevo llamado Psycho,podría interesarle.....- ''Psycho? Me suena familiar ese juego....creo que hoy salía el juego,tal vez lo compre....'' A esto,la mire y le dije con una pequeña sonrisa:-Ok,Pink. Ya entendí,y gracias por la información del nuevo juego,también.....y ya que está me podes cambiar la vestimenta de mi casa a una más oriental incluyendo la de mi habitación también,ok....?- Después de pedir esto,Pink realizo lo que le había dicho....Toda la casa era de estilo oriental....lámparas rojas y amarillas de papel colgadas a los alrededores,pisos de madera,puertas corredisas,dibujos orientales en toda la casa y en mi habitación,también y muchas plantas ''holográficas'' adentro y fuera de mi casa. ''Esto está mejor,siento más tranquilidad aunque sea holográfico,parece tan real.....'' Me levanto de la cama,me estiro el cuerpo y salgo de mi habitación en mi ropa interior negra dirigiéndome al baño a paso lento,mientras mi amiga de casa ordenaba mi habitación la cuál no estaba tan desordenada,igual.....Cuando llegue al baño,me lave un poco los ojos y el rostro,y luego entré  a la bañera y me di una ducha con burbujas,sales y todo eso que te da más relajación....Cuando salí de la bañera desnuda me observe un rato largo en el espejo....''Soy una hermosura,hehehe.....''-pensé, me reí y sonreí. Después agarre una toalla blanca y me la rodee alrededor de mi cuerpo. Salí del baño y abrí el estuche de maquillaje que estaba en mi habitación. De todos los conjuntos de ropas que habían en internet,elegí uno de una chaqueta de cuero negra,una remera ajustada de color rosa oscuro,unos pantalones azules y unas zapatillas negras y mi cabello rosado suelto y ondulado con un moño pequeño de color rojo y le dije a Pink que me lo materialize en mí. Así lo hizo,así que le dije gracias con una sonrisa de lado. Después de esto, me fui al comedor y comí la comida que me había hecho de desayuno,mi favorita,como siempre,un cappucino y unas medialunas. Comí el desayuno con total tranquilidad y pereza,disfrutando mi comida.....la verdad no importa mucho que hora era,ya que no tenía ninguna cosa que hacer. Cuando terminé de comer le dije a Pink que iba a salir un rato a la ciudad pero que volvía dentro de un ratito.....A esto me saludo con un tentáculo y me vio salir de la casa.  Al salir de la casa me encontré con la ciudad bastante alborotada y ruidosa,más que costumbre....Había carteles por todos lados,hologramas flotando en el aire y personas disfrazadas de manera extraña repartiendo unos folletos...No le di mucha atención,así que me puse los auriculares rosas en la cabeza y escuche música un rato mientras caminaba....Mientras caminaba,de repente una persona se me acercó y me empezó a hablar de algo así que me saque los auriculares y me empezó a hablar sobre el estreno de un nuevo juevo llamado Psycho....''Psycho....?? Ese juego que me había dicho Pink.....'' Miré a la persona mientras me hablaba,me dijo que estaban repartiendo a las personas muestras gratis del juego y unos folletos de ese juego y me  dijo si quería una muestra,así que le dije que SÍ y me dio una en la mano,y le dije gracias y le mostré una sonrisa como siempre hago. Volví a casa dentro de unos minutos y me dirigí a mi habitación,me acoste en la cama y me puse la pórtatil sobre las piernas,abrí el compartidor y puse el juego rápidamente. Dentro de un momento,ya estaba dentro de la realidad virtual del juego. Cuando me di cuenta estaba sumida adentro de oscuridad,además de que mis ojos estaban cerrados. De repente sentí una voz hablarme en mi oído diciendo:-abrid los ojos, muñequitos- Y le hice caso y abrí los ojos. Al abrirlos,vi que estaba todo oscuro,no se veía nada aún con los ojos abiertos.''¿En dónde estoy....? ¿así es este juego....?'' Unos segundos pasaron y el escenario empezó a aclararse y vi que estaba sentada en una silla y vi otras sillas más en donde había otras personas,todas estas sillas alrededor de una mesa. De repente sentí un fuerte ruido detrás de mí pero no le preste mucha atención,estaba algo cansada y no tenía muchas ganas.....Otros segundos pasaron y vi aparecer de la nada una figura de un hombre vestido de rojo pero con la cara tapada,solo una sonrisa se le veía,la cuál me parecía un tanto macabra pero divertida para mi parecer el cuál estaba sentado en una silla cerca de la mesa. Empezó a susurrar unos nombres,los cuáles desconocía....pero él parecía conocer,tal vez había susurrado mi nombre,pero yo no me acordaba....él parecía conocerme quién soy.....''¿P-Pero por qué no me acuerdo nada.....?! Siento que en mi cabeza no hay nada,no me acuerdo quién soy ni siquiera de que lugar vengo.....¿¿qué me está pasando.....??''-pensé bastante confusa. Escuche otras palabras que nos dijo aquel hombre:-Bienvenidos a mi dulce y maravilloso mundo--os dice, feliz y sonriente. A lo último vi como ese hombre desaparecía de aquella habitación y nos dejaba solos a todos nosotros. Vi como alguno que otro hablaban pero en general había un silencio íncreiblemente aburrido. Solo escuche algunas personas que hablaban,eran pocas,pero una me capto la atención bastante,un chico pelinegro de ojos color carmesí que decía:—Un gusto conocerlos a todos, supongo~— A esto dirigí mi mirada a ese chico y le sonreí algo pícara pero a la misma vez de una manera ''sensual''. Luego de esto,el primer nivel del juego terminó y volví a mi realidad y me acosté en la cama  dejando la pórtatil en un lado de la cama y me quede un rato mirando el techo pensando en lo que había pasado.''Interesante el juego para ser el primer nivel,algo corto pero dejo algo de curiosidad.....''
avatar
Flopiis78

Mensajes : 2

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Psycho -Joker's tales- ROL

Mensaje por Kiori el Dom Dic 28, 2014 10:14 pm


– Es hora de levantarse señorita, son las 7:30…  Es hora de levantarse señorita, son las 7:30…

– ¿Eh?...  ¿Quién está molestando tan temprano?... Déjame dormir un poco más Samy, es sábado y no tengo nada que hacer – dije bostezando y acurrucándome más entre mis sabanas.

– Lo siento señorita pero no puedo hacer eso, usted necesita comenzar con su día.

De repente siento como la temperatura empieza a descender significativamente y yo entiendo que es lo que quiere decir, que a menos que empiece a levantarme, Samy seguirá aumentando la potencia del aire acondicionado hasta que mi habitación quede como un cubo de hielo.

– Bien, ya entendí, ya entendí – salí de mi acogedora cama para tomar una bata de baño y empezar con mi día, no sé cuánto habré demorado en mi baño, pero suelo tardarme bastante ya que me gusta tener la bañera llena de espuma para poder jugar con ella, por lo que al salir era alrededor de las ocho y media, me sequé con la toalla pero dejé mi cabello húmedo, después de eso tomé mi estuche de maquillaje, que si bien me era totalmente innecesario, pues yo no usaba maquillaje, lo tenía solo para poder cambiarme de ropa.

Escogí de forma rápida mi atuendo habitual y Samy lo materializó rápidamente.

–  ¿Qué estilo desea el día de hoy para su habitación señorita?

– Escoge el que quieras Samy, eso no importa ahora, lo que importa es que prepares mi desayuno – acababa de empezar el día y tenía hambre, así que la decoración de la mansión era lo que menos me importaba.

– Su desayuno ya está listo señorita, como siempre, ensalada de frutas, pancakes con miel de maple, una copa de helado con cubierta de chocolate y manzanilla como bebida.

– Bien, gracias Samy, como el desayuno ya está listo has el favor de traerlo a mi habitación.

– Como guste señorita.


Samy se fue de la habitación y yo prendí mi portátil, era sábado por lo que no tenía clases en la universidad, pero tenía algunos ensayos que terminar antes del lunes, ya que aquel profesor de biología era muy estricto con todo el mundo, aunque claro como mis calificaciones eran perfectas el nunca tenía nada que criticarme y en el fondo eso le hacía enojar, lo que a mí me divertía mucho.

– Señorita aquí dejo su desayuno, por favor llámeme si necesita algo más.

— No te preocupes Samy, yo te aviso si necesito algo, puedes retirarte.


Samy se fue de mi habitación y yo nuevamente me pregunte si debía ser Samantha o Samuel, el caso es que mi programa “amigo de casa” conocido como Samy era un gran conejo blanco con los ojos como una x, un lazo celeste en el cuello y un sombrero gracioso con un diseño a blanco y negro como el ajedrez, pero como era un holograma no sabía si elegir un toque femenino o masculino para su ropa, por el momento seguiría siendo solo Samy.

Estando en internet encontré publicidad de un juego llamado Psycho, no importaba a que página iba siempre encontraba la misma publicidad, por lo que le pedí a Samy que lo materializara ya que era una prueba gratis del juego, aunque no importaba que clase de juego era, yo iba a ganar.

Tomé el disco y lo coloqué en la computadora.

– Abrid los ojos muñequitos

Escucho que una voz me dice en un susurro, luego de unos segundos todo lo que era negro comienza a tomar forma y lo primero que veo son treinta y cuatro sillas, luego me doy cuenta que yo estoy sentada en una de ellas, después veo que más personas aparecen, una tras otra en las demás sillas.

Entonces se escucha un fuerte sonido y a pesar de que el sentido común dicta no girar, yo lo hago de todas formas, aparece en una de las sillas un hombre vestido de rojo del cual no se aprecia el rostro, el hombre raro empieza a decir nombres, de entre todos reconozco mi nombre, ¿cómo lo hago?... no lo sé, porque de pronto tengo la seguridad de tener mi memoria vacía, no recuerdo nada sobre mí.

–Bienvenidos a mi dulce y maravilloso mundo – dice el hombre extraño mientras sonríe, todo aquí es raro, no veo su rostro, más tengo la certeza de que está sonriendo.

Pero repentinamente aquel hombre desaparece y el primer nivel del juego ha terminado.

Dejo de jugar el juego y vuelvo a escribir el ensayo que estaba haciendo antes.

– Al fin y al cabo todo fue una pérdida de tiempo, no resultó ser un juego muy interesante.

Bueno que se puede hacer, mejor como este helado antes de que se derrita.


Off Rol:
Feliz navidad atrasada a todas y si se puede yo quisiera rolear con el color blanco, ya que todo este foro es de colores oscuros así que escribir con blanco es más fácil para mí,  mi personaje no se detuvo a hablar mucho esto apenas empieza, espero que todas nos llevemos bien Very Happy
avatar
Kiori

Mensajes : 2

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Psycho -Joker's tales- ROL

Mensaje por Ariiovi170913 el Dom Dic 28, 2014 10:52 pm

Oscuridad, oscuridad y oscuridad.

Me encontraba apoyado en el respaldo de mi cama, con las sábanas debajo de mi cuerpo. Mis piernas estaban estiradas y mis brazos cruzados por encima de mi cabeza. Estaba cómodo, pero, sin lugar a dudas, comenzaba a aburrirme.

No me apetecía escribir, escuchar música o cualquier otra cosa. Simplemente, no deseaba hacer nada. Estaba cansado, no quería levantarme, pero tampoco quedarme ahí tumbado. Si hubiese podido disfrutar de, al menos, un buen sueño, la mañana no se me haría tan pesada. Pero eso ya no era posible, como también lo era que yo no despertase alguna vez con el pie izquierdo.

El "amigo de casa" no había hecho aún su aparición triunfal de cada mañana, cosa que agradecía. Hoy, solo dormía. Sin embargo, canté victoria demasiado pronto, pues en cuanto ese pensamiento se cruzó por mi mente, aquel trasto inservible ya había abierto sus grandes y peculiares ojos. Se aproximaba hacia mi con una gran sonrisa y, por supuesto, con ganas de amargarme, una y otra y otra vez. Todos los días de mi vida, él estaría junto a mi. Me producía nauseas.

—¿Qué quieres ahora, máquina?— alcé una mano y la puse al frente, interrumpiendo el posible contacto que pudiese haber entre "eso" y yo.

Como siempre, hizo un puchero y fingió llorar; le salía mal. Sabía que no podía engañarme, que yo estaba en una escala demasiado alta para él. Que ni los hologramas ni las nuevas tecnologías me agradaban, porque nunca podría confiar en ellas, así como jamás confiaría en las personas. Pero seguía insistiendo, y seguía y seguía. Intentaba, de alguna forma, agradarme con sus palabras y con su "dulce" aspecto. Sí, la máquina, holograma o lo que fuese, al cual ni si quiera me había molestado en darle un nombre, había tomado forma de niño pequeño. Un niño rubio, de ojos azules y rostro fino. Un niño demasiado guapo, demasiado falso.

—Que malo eres, amo.— Me enseñó su lengua y guiñó un ojo. Suspiré y aparté la mirada.—¿Sabes que?— le ignoré—Ha salido a la venta el juego del que te hablé, ¡tienes que probarlo!

El juego, el juego, el juego...

—Ah, sí. Llevas toda la semana diciéndomelo— el pequeño asintió.—¿Cómo se llamaba? Mmm...Psycho, ¿verdad?
—Así es, ¿lo probarás? ¿lo probarás? ¿lo probarás?— repitió y repitió y repitió.

Estaba demasiado agobiado como para discutir por algo así; pasé de él, como si no hubiese escuchado nada, y salí de la cama. En ese mismo instante, las luces de mi habitación se encendieron solas, las cortinas y persianas se abrieron de la misma forma y el agua del baño comenzó a circular. Y así era como los aparatos de la casa me impedían hacer las mínimas tareas por mi mismo. Aunque eso, era mejor no discutirlo.

Me duché, lavé mis dientes y mis manos, peiné mi cabello con mis dedos y, finalmente, empecé a vestirme. Como todo, la ropa que yo escogía aparecía puesta ante mis ojos; obviamente, gracias a otro maldito holograma. Esta vez, me había decantado por algo sencillo: una camiseta verde y una camisa desabrochada por el cuello, unos vaqueros holgados y unos playeros. A decir verdad, no me gustaba la ropa formal, así como no me gustaba peinarme, ni arreglarme. Si mi supuesta belleza era natural, ¿por qué molestarse en cambiarla?

El "amigo de casa" no apartaba la mirada, no quería perderse ni uno solo de mis movimientos. Quería una respuesta, y claro que la tendría. Pero antes, saldría. Estar tanto tiempo en un mismo sitio me irritaba, me irritaba casi tanto como la máquina.

—Me voy. Ya hablaremos.

Me dirigí rápidamente hacia la puerta, mientras él me seguía casi a la misma velocidad, pidiendo una explicación. Pero tendría que esperar, y esperaría lo que hiciese falta.

Una vez en la calle, observé que la luz aún era tenue y que todavía no había mucha gente paseando o, en casos remotos, trabajando.

El cielo estaba encapotado y, por supuesto, el sol aún no calentaba la ciudad. Hacía frío, aunque eso a mi no me daba más, después de todo, tampoco me iba a congelar.

Miré el reloj, eran las ocho de la mañana. La gente no madrugaba. Me sorprendió ver a algunos hombres y a algunas mujeres deambular de un lado a otro, ajetreados y sin descanso. Portaban ropajes estrafalarios y misteriosos. Eran extraños. Sonreían y se limitaban a repartir folletos con publicidad y alguna que otra cosa más. Me acerqué, un tanto intrigado, cuando una de las pantallas de televisión que colgaban de los altos rascacielos se encendió. La programación era, también, publicitaria, y muy, muy extraña.

Ya sabía de que trataba todo aquello: Psycho. La temática era tan sumamente rara, que era casi imposible no reconocerlo.

Dicen que la curiosidad mató al gato, ¿pero que hubiese hecho el gato sin esa curiosidad? Hartarse de la monotonía, quizá. Me fui de nuevo a mi apartamento, ignorando todo lo que me rodeaba, con un único propósito: jugar al juego que, de una forma u otra, ya me había gustado.

—Tú— señalé a la máquina nada más entrar.—¿Tienes la prueba de ese juego ya, verdad?
—¡Claro! ¿Por qué?
—Dámela, quiero probarlo.

El robot, entusiasmado, me entregó una carcasa que contenía un disco mientras tarareaba una canción, realmente era feliz; dentro de sus posibilidades. Tomé asiento en la alfombra del salón, apoyándome, como no, en la parte baja del sillón, y metí el CD en mi pequeño ordenador portátil.

A partir de ahí, todo se volvió oscuro. Yo no quise cerrar mis ojos, pero mi cerebro actuó sin aviso previo. No veía nada. Hasta que escuché una voz, un susurro más bien. Y un escalofrío recorrió mi nuca.

—Abrid los ojos, muñequitos.

¿Desde cuando soy un "muñequito"?

Y los abrí. Y, sin quererlo, ya estaba sentado de nuevo. Pero esta vez, cerca de una gran mesa. Con más gente, y una especie de anfitrión. No observé el ambiente, me limité a ver a aquellos que me rodeaban. Me pregunté si eran humanos, hologramas o, simplemente, si eran parte del juego.

El silencio reinaba el lugar, hasta que él habló.

—Bienvenidos a mi dulce y maravilloso mundo— dijo.

¿Dulce? ¿Maravilloso? Ni en sus mejores sueños.

Después de eso, comenzó a pronunciar nuestros nombres. Y, de pronto, sentí como si me faltase una parte de mí, una parte de mi vida. Ciertos recuerdos habían desaparecido. Quién era yo y de dónde venía. Nada, no recordaba nada. Ahora, solo podía saber mi nombre, el cual me había dicho el único que había hablado, el que llevaba ropa oscura y cuyo rostro no se veía, el que sabía de que iba todo esto. No me inspiraba mucha confianza, no sabía si decía la verdad o mentía, pero, en realidad, ¿quién lo hacía? En este mundo, no hay nadie, absolutamente nadie, que no mienta.

Al rato, hablaron muchos de los que estaban ahí. Al parecer, casi todos se me habían adelantado. Esta vez, lo dejaría pasar; pero, si esas personas eran reales, no se me adelantarían más. Ni en un juego, ni en ningún otro lugar.

Observé cada detalle, cada acción y cada palabra. De momento, podía asegurar que había varias chicas, cosa que me facilitaría cualquier cosa, y, además, otros chicos que no me resultarían ningún problema. Nos llevaríamos bien, estaba seguro...

Y una vez que todos intentaron saludar, yo me dispuse a participar:

—Escuch...

Y todo volvió a la normalidad. Y ni la frase pude acabar.

Que estupidez.

Al parecer, el nivel uno ya había sido completado. Pensé que duraría algo más, o que tal vez sería interesante. Pero, por lo visto, solo sería un juego más. Solo basura.

¿Qué hago ahora? Me pregunté a mi mismo.

Mis dudas fueron solucionadas al ver mi cuaderno de escritura en el suelo. Por fin, estaba un poco más inspirado, y el "amigo de casa" parecía haber aceptado, que el juego, por el momento, ya se había acabado.
IMPORTANTE:

En primer lugar, quiero aclarar que la "actuación" de mi primer personaje será la misma que pondré en CdM, por si las dudas (cabe aclarar que, obviamente, será modificada en futuras misiones, porque los que le rodean cambian). También aclararé que quería rolear con mi segundo personaje, y hablo muy en serio cuando digo que ya tenía incluso preparada su primera intervención (que al final va a tener que ser borrada, aunque sea con todo mi pesar) pero, de verdad, que no me veo preparada para llevar a dos personajes a la vez, y, si tengo que dialogar con uno, me temo que con el primero es con el que mejor me salen los diálogos y tal vez hasta las palabras. Y, pf, que queréis que os diga, me da una pena tremenda desperdiciar una oportunidad así; pero mi tiempo es el que es, y si con uno y dos foros ya tardo, no me imagino con dos. Y menor dejo de hablar sobre esto porque me da una pena tremenda. Las que lleváis dos personajes, en serio, tenéis que contarme vuestro secreto, xDD.

Ahora sí, tanto para las chicas que rolearon ya en CdM conmigo como para las que lo harán ahora, quiero que sepáis que estoy emocionadísima. Así, con todas las letras. Todavía no me creo que pueda ver a personajes que me encantaron y jugadoras magníficas una vez más.

Por cierto, quiero que sepáis también que no estaba segura de si adentrarme en este foro (a la hora de escribir quiero decir), porque, en fin, son muchas jugadoras y, por tanto, mucho lío. Pero al final, no lo pude evitar. En breves me pondré a leer todo lo que habéis escrito ^^

Haru~, te vuelvo a amar (??). De verdad, estoy que no quepo en mí de la emoción. Primero me entero de que escoges a mi L, y luego veo que también me haces una cabecera para mi amado M. O sea, ¿te como? Ahjhsjsnakjd <3. Ahora, espero que comprendas el motivo por el cual no podré usar la segunda, al menos por el momento; realmente es un fastidio no poder escribir tan rápido. Creo que soy demasiado perfeccionista DD:

Eso sí, M aparecerá algún día, y verá luz *chan chan*, xDD.
avatar
Ariiovi170913

Mensajes : 3

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Psycho -Joker's tales- ROL

Mensaje por LillyFlowers el Lun Dic 29, 2014 2:31 am


Fuego, risas, sangre, diversión...

Agua, falta de oxigeno. ¡Despierta!


Abrí los ojos de golpe, mi respiración acelerada a causa del mal sueño que tuve, limpiándome el agua que chorreaba por mi rostro, agua que había sido arrojada a mí por mi Amigo de Casa como yo mismo se lo había pedido.

—¡Buenos días! —exclamó mi Amigo de Casa al ver que me incorporaba en la cama—. Hoy es un nuevo y maravilloso día

Levanté la mirada hacia él, todavía un poco aturdido por el sueño. No había sido mi mejor noche. Aún así, al ver al pez verdoso-purpúreo flotando frente a mí con una incongruente gran sonrisa en su rostro, no pude evitar sonreír. Se preguntarán, ¿por qué demonios hice que mi Amigo de Casa fuese un pez extraño y animoso? Simple, porque era extremadamente divertido el ver la incoherencia de un pez flotando en el aire y aún más divertido por el hecho de que tenía la personalidad alegre de un personaje de Disney. No podría haber estado más orgulloso de mi creación.

—Buenos días, Flounder —saludé con una media sonrisa. Sabía que no le gustaba que lo llamara así.

—¡No me llames así! —reclamó haciendo un puchero que solo logró hacerme reír— Vamos, que si no me ibas a llamar por mi nombre, no debíste haberme dejado escogerlo.

—Si, esa no ha sido la mejor de mis ideas. Creo que debería cambiarlo...

—¡No! ¡No lo hagas! ¡Me gusta mi nombre!

Nuevamente me eché a reir, ya levantándome de la cama y colocándome mi reloj para poder cambiarme de ropa.

—Tranquilo, tranquilo, no te cambiaré el nombre —admití, seleccionando un conjunto sencillo (unos jeans, una camisa, un sweater y unos converse)—. Ahora, vísteme y prepárame algo de desayuno.

Soltando un suspiro exagerado, Reginald, el verdadero nombre de mi Amigo de Casa, me colocó la ropa que había seleccionado y de inmediato flotó hacia la cocina. Mientras tanto tomé mi Ipod y me coloqué los auriculares, no dándole oportunidad a mi enemigo de filtrarse en mis pensamientos.

¿Crees que una tonta canción evitará que me escuches?

Coloqué mecanicamente una canción, la más alegre posible y me marché a la cocina. Siempre era peor cuando me encontraba solo. Me senté frente a la mesa y esperé a que mi plato amareciera frente a mí, cuando lo hizo, simplemente comencé a comer.

—¡Noticia! ¡Noticia! —practicamente gritó Regi apareciendo frente a mí con el ridículo sombrerito de cartero que utilizaba cuando me daba las noticias que sabía que me interesarían. Me relajé al instante—. Fue lanzado Psycho, el juego más esperado de todos los tiempos. Parece que salió a la venta hace aproximadamente media hora y ya hay más de un millón de copias vendidas.

Quizá debí haberme sentido emocionado por la noticia o al menos sorprendido, en especial considerando que había querido comprarlo desde que supe de él, pero no lo hice. Me sentí más bien... abrumado.

¿Psycho? ¿Cómo tú?

—Muéstrame la noticia —pedí ignorando la irritante voz en mi cabeza.

Regi asintió en su forma extraña y graciosa de pez y luego una televisión apareció frente a mí. Ordené mentalmente a la música para que se pausara mientras escuchaba las noticias. Todas las calles estaban llenas de personas con disfraces bizarros de caricaturas aterradoras para promocionar el juego. No había un metro de calle que no tuviese aunque solo fuese un folleto. El juego había salido realmente.

Una sonrisa oscura curvó mis labios antes de que pudiese evitarlo.

—Regi, compra Psycho. Quiero jugarlo.

Otro nuevo asentimiento y luego desapareció en lo que dura un parpadeo, apareciendo nuevamente con el juego flotando ya hacia mis manos. Se lo agradecí a mi Amigo de Casa y, terminando mi desayuno, fui hacia mi habitación nuevamente, colocando el juego en el ordenador sin siquiera molestarme en ver la portada del juego, mucho menos leer las instrucciones.

Inmediatamente el juego dio comienzo y me sumí en la realidad virtual.

—Abrid los ojos, muñequitos —esucuché que susurraban en mi oído, un sonido tan bajo y leve que sabía que no podía ser Él. No me sentí para nada alterado.

Lentamente mis párpados subieron, pero mis ojos no lograron ver nada. Cerré los ojos y volví a abirlos, esta vez logrando captar algo de la imagen. Parpadeé varias veces antes de poder ver con claridad lo que me rodeaba.

Había una mesa, una mesa enorme donde estaban sentadas uno, dos, tres... treinta y cuatro personas, contándome a mí mismo. La habitación estaba en completo silencio. Nadie hacía ninguna clase de sonido. Me pregunté si esas personas eran parte del juego o si eran otros jugadores como yo. No pronuncié la pregunta en voz alta. No parecía tener sentido hacerlo.

Entonces, noto a una persona completamente vestida de rostro sentada en una de las esquinas de la mesa como si se tratara del anfitrión. No podía distinguir su rostro. Aún así, vi como sonrió justo antes de susurrar mi nombre.

Mi nombre... Hasta ese momento no me había dado cuenta de que no lo recordaba. Busqué un poco más en mi memoria. Nada. No recordaba mi apellido, mi casa, mi familia, nada. Ni siquiera podía recordar cómo había llegado a esa habitación. ¿Alguien me habría traído? ¿Había venido por propia voluntad? No lo sabía.

—Bienvenidos a mi dulce y maravilloso mundo —dice la persona de rojo, una sonrisa feliz e inocente estampada en su rostro.

De repente, el hombre se levanta de su silla y sale del lugar sin decir absolutamente nada, dejándonos solos y, a mi particularmente, confundido.

No confío en ese sujeto. Por primera vez, tenía que estar de acuerdo con Él.

Escuché como las personas comenzaban a moverse, a hablar, todos reaccionando a su manera. Yo no les presté demasiada atención. Solo me limité a observarlos fugazmente, pensando en cuál sería mi próximo movimiento. Sin embargo, antes de que pudiese hacer algo más, todo terminó.


FIN DEL NIVEL UNO


Volví a la realidad sintiendome un tanto desepcionado. ¿Eso había sido todo? Solo había estado sentado sin hacer absolutamente nada durante un ratito y luego se había acabado todo.

Suspirando con fastidio, me separé del computador y me tiré en mi cama, colocándome los audifonos nuevamente y fundiéndome en la música.



OffRol:
¡Hola! Aquí Lilly reportándose para el deber xD. Lamento la demora, chicas. ¡Uy, que emoción el comenzar! Haru-chan, de nuevo gracias por permitirme participar en este maravilloso rol *la abraza fuerte y con amorsh* >w<.

Espero que nos llevemos muy bien ^^. Narraré en springgreen, los pensamientos irán en cursiva, los dialogos en negrita y la voz del misterioro Él en negrita, cursiva y blanco. Cualquier cosita, me avisan.


Última edición por LillyFlowers el Lun Dic 29, 2014 4:32 pm, editado 1 vez
avatar
LillyFlowers

Mensajes : 20

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Psycho -Joker's tales- ROL

Mensaje por Mauraantonia el Lun Dic 29, 2014 2:51 am



Otra vez... Otra vez tenía una pesadilla, como usualmente pasaba estos últimos días... ¿Quién sería esa chica? Me dolía la cabeza al pensar en ella, aunque sentía esa necesidad de saber... Ah, ¿Estaba aquí ese robot? Ni me di cuenta, tal vez fue el que me desperto y no lo supe ¿Debería importarme? No lo sé.

Lo mire de arriba abajo, aunque miraba su aspecto a mi mente no venía nada para compararlo... Cierto, era un gato blanco, con unas manchitas cafes... Bastante lindo, pero si me preguntan...
— ¡Despierta de una vez por todas! — Si, este pequeño animalito todos los días se la pasaba regañandome. Ya sea por que no hice la tarea, ya sea por que no hice algo que tenía pendiente, ya sea por que no dormí ¡Siempre me molestaba! Tonta idea de "alguien" decirme que lo programara así. "En todo caso tú eres el tonto por aceptar" Eso me diría solo para replicarme — Estoy despierto, lo estoy... Cállate — A los segundos, me miro con su típica mirada de "Debes cambiar ese carácter" — No tiene sentido repetirtelo, lo se... ¡Prestame atención! El desayuno esta listo, si no quieres morir de hambre baja inmediatamente — Si, no tiene ningún sentido repetirlo Al terminar la frase, vi como desaparecía por la puerta para bajar por las escaleras en un segundo. Ah, por fin un segundo de tranquilidad ¿Creo? Aunque, hace un tiempo atrás me asustaba la "paz"... Quizás nunca la tuve. Si, eso debe ser.

Ahora me lo preguntaba ¿Debería ir a comer? La última vez casi me mata al no bajar, así que supongo no será buena idea quedarme aquí. Me levante perezosamente de mi cama Adiós amada habitación... Susurré algo que ni entendí antes de salir por la puerta ¿Cambiarme de ropa? Estoy en mi casa, después creo que volveré a dormir así que no importa ¿Verdad? ... Sin darme cuenta, ya estaba siendo empujado por ese molesto gato. Me estaba hablando algo ¿Qué sería? Solo escuche algo como "Holgazan" Lo soy, lo admito mas no creo que "esa cosa" deba decirmelo a cada momento
— ¿¡Me estás escuchando aunque sea?! Ya veo que no ¿Por qué me esfuerzo...? — Suspiro pesadamente y entonces simplemente respondí... Rutinario — Eso deberías saberlo tú, a mi no me importa realmente — Su expresión cambio totalmente ¿Dije algo malo? — ¡Eres odioso! Bueno, da igual. Ve a sentarte que te traigo el desayuno — No me gusta que me den ordenes... Menos alguien que es MUCHO más pequeño que yo En este caso no dije nada, no me gusta enojarme por cosas así pero es fácil que lo haga. Al sentarme, apareció frente a mi otra vez con un plato con cereales ¿Cree que soy un niño...? Tal vez deba dejar de comportarme como uno .

De pronto vi en la televisión algo que capto mi atención — ¿Me puedes decir que es eso? — Le pregunte apuntando con el dedo a la pantalla
— Es una televisión — ... No tengo comentarios de eso — Ya sabía eso, pero ¿De qué juego o "cosa" es la publicidad? — Parecía que estaba pensando a toda velocidad cuando se lo dije, sin embargo no tardo más de un segundo en darme su respuesta mientras yo seguía comiendo... — Es Psycho, un nuevo juego bastante popular ¿Quisieras probarlo después de comer? — Ah, por primera vez me ofrecía algo Debe tramar algo siniestro... O tal vez debo dejar de ver películas del pasado, esas de "Ciencia ficción" — Si, me gustaría... ¿Gracias? —.

Después de eso, termine de comer rápidamente y me dio al fin "Psycho". Subí las escaleras con una velocidad que desconocía el poseer, estaba ansioso, no sé por que pero lo estaba. Al llegar a mi habitación, directamente me sente en la silla de mi escritorio en donde puse el juego en mi ordenador. Genial, por fin un juego que carga rápido y no tengo que esperar cinco horas... Aún me siento ansioso, tengo ilusión en que sea algo bueno.

Todo estaba oscuro ¿Por qué tenía los ojos cerrados? "Abrid los ojos, muñequitos" Una voz que no sabía de quien era se hizo presente, fue un pequeño susurro y no más... Siguiendo las instrucciones, abrí mis ojos mas mi visión no captaba nada, era como un fondo negro sin final ¿Un juego de terror? Me equivoque, a los segundos pude observar una mesa frente mio y muchas sillas alrededor. Debe ser un juego multijugador, supongo... Si, esta vez parece que tuve razón Hay más personas de las que espere ¿Eh? ¿Por qué estarán con esas caras? Un chico hablo, otros también, pero no pude decir nada por que un ruido se escucho... Nunca e sido muy curioso Simplemente seguí mirando a todos los demás.

No pude enterarme de mucho, un hombre apareció en una silla y dijo nuestros nombres ¿Se me había olvidado? Tampoco es importante El estaba vestido de rojo, no podía ver su rostro.
-Bienvenidos a mi dulce y maravilloso mundo- ¿Cómo puede sonreír? ¿Hay algunas personas que disfrutan de la confusión? Simplemente raro Solo se que sentí mucho más al estar en este lugar que en mi casa... Ah... Odio estar confundido ¡Gracias señor de rojo!

"Fin del primer nivel" ¿Ya termino? Fue interesante a su modo... ¡Aunque ahora tengo que encontrar otra cosa! Me levante de la silla, para al segundo tirarme en la cama Es un día feo... No quiero salir
avatar
Mauraantonia

Mensajes : 2

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Psycho -Joker's tales- ROL

Mensaje por MadnessSmile el Lun Dic 29, 2014 3:23 am


Se giró en su cómoda cama king size, de blancas sábanas y acogedoras almohadas, ocultando su rostro entre la gran cantidad de cojines que poseía, y que hacían lucir su habitación, en especial aquella parte central, como una hermosa nube flotando en el cielo; y aunque cualquiera diría que para ella sería un intensivo aún mayor para dormir plácidamente, la castaña de brillantes ojos verdes como esmeraldas opinaba todo lo contrario, y no es que la cama fuera incómoda, en absoluto, todo estaba en su lugar y se sentía como estar acostado sobre algodón, sin embargo, ella no había logrado pegar un ojo en toda la noche. Sin lugar a dudas, Rousseau lograba considerarse a sí misma como alguien que podía detectar cuándo las cosas iban a salir mal, pero, en momentos como aquellos, el agotamiento no la dejaba considerar qué podría ser aquello que la mantuvo despierta.

Aún así, no tuvo el tiempo ni la concentración para pensar en ello cuando apareció su pequeño, adorable –e increíblemente fastidioso– "amigo de casa", un cachorro de Husky que no paraba de dar vueltas de aquí para allá, y que normalmente la despertaba con un aullido, el cual no tardó en aparecer y resonar por las paredes con simulación de un cielo estrellado y oscuro, mágico.

Al parecer tiene complejo de lobo.

La joven soltó un suave gruñido al oírle, pues le desagradaba en absoluto ser molestada, aunque, por suerte para el entusiasta holograma, no la había despertado. Se incorporó en su mar de almohadas y se frotó los ojos, fingiendo despertar de un profundo sueño, pues no quería que la máquina empezara a preguntarle sobre su salud, o su noche, o lo que fuera. No quería que le molestara.

–¡Buen día, ama! ¿Sabes qué día es hoy? ¿Mhm? ¡Es sábado! Anda, has tardado mucho en contestar ¡despierta ya, que hoy se estrena Psycho! ¡Despierta, despierta, despierta! – Alargó la última vocal, con un tono de ruego que, combinado con la apariencia de cachorrito, hacían del holograma una ternura viviente, algo que molestaba demasiado a la chica de ojos verdes rodeados por ligeras ojeras y cabello enmarañado. ¿Psycho? Mhm...¿el juego del que todos han estado hablando? Se lo cuestionó, y sin embargo, no dijo nada en voz alta, sabiendo lo fastidioso que podría llegar a ser su amigo de casa respecto a un tema.

Se levantó de la cama con expresión somnolienta, satisfecha al sentir las pantuflas en sus helados pies, y habló con voz serena y tranquila al dirigirse a Sky, el animado Husky dispuesto a ayudarla en todo. –¿Tienes registrado aquel vestido rojo vino que vimos ayer que tanto me gustó? El vestido de verano.– Por supuesto, cambiarse de ropa era tan fácil como pedir alguna prenda, y aunque no había pedido nada más que el vestido, su amigo de casa estaba programado para seleccionar de una vez los zapatos, bolsos y accesorios que quedaran a la perfección con la prenda de ropa escogida. Ya era consciente de lo floja que era su ama, y tenía que prepararle todo. –Arréglalo, mientras regreso.

Ni siquiera le dio tiempo al cachorro para contestar, simplemente fue en dirección al baño para ducharse, cepillarse los dientes y acicalarse, todo ayudada por aquella máquina en la que estaba convertida su hogar; y al salir, su amigo de casa esperaba, pacientemente, para colocarle los ropajes, ligeros y frescos, que la hacían sentirse cómoda para un día en el que no pensaba hacer nada.

–¡Te ves preciosa, ama! ¡Como siempre, por supuesto! ¡Ese vestido te sienta fenomenal! ¿Qué te gustaría desayunar? ¿Huevos? ¿Pancakes? ¿Pan tostado? ¡Lo que desees!– Siempre era la misma rutina una vez que se vestía, y los halagos, aunque al principio subían el ego de la castaña a los cielos, empezaban a aburrirle. Asintió suavemente en forma de agradecimiento y dudó unos instantes antes de responder.

–Tan sólo prepárame una ensalada de frutas ¡uh, con miel! ¿y puedes asegurarte de que tenga fresas? Rápidamente, con un control remoto, cambió el ambiente de su habitación a uno de los tantos que había solicitado, a aquel bosque lluvioso y solitario, en el que el tronar de la lluvia contra el sinuoso suelo le daba una atmósfera mágica, que a ella le parecía perfecta para descansar. Quizá podré dormir un poco.

En poco rato, quizá unos treinta minutos, la joven Rousseau ya estaba más que lista, desayunada, arreglada y recostada con total elegancia en su cama de nubes. Sin embargo, había algo que no la dejaba descansar.

Y era la insistencia de su holograma.

–...¡Pero tienes que probarlo! ¡Apenas se ha estrenado y ya ha vendido un montón de copias! ¡Debes probarlo, debes hacerlo! ¡Te puedo conseguir una copia, si lo deseas! ¡Vamooos!–Nuevamente se hacía presente aquel tono infantil tan característico del cachorro, que en un principio le había encantado y enternecido a la castaña, y que ahora la sacaba de quicio. Le lanzó al menos tres cojines y dos almohadas que, obviamente, traspasaron al Husky, que se quejaba con un tono de voz chillón y estresante. Joder, ¿esta cosa no tiene un botón de silencio? Suspiró con frustración, y al final, optó por levantarse de la cama y salir de su habitación, y finalmente, de su hogar, con los gritos del amigo de casa oyéndose a la distancia.

Por unos instantes la chica de brillantes ojos verdes creyó que se había salvado, pero poco después se dio cuenta de qué, en todas las aceras, se encontraban personas con apariencia extraña, repartiendo folletos y hablando con una voz increíblemente metálica, y que le daba una sensación de inseguridad. Aún así, optó por agarrar uno de ellos y observar el pequeño y corto anuncio móvil en aquel plástico brillante, que por la naturaleza terrorífica y perturbadora que mostraba, rápidamente captó su atención.

La chica echó a correr por el camino por el que venía, dejando en una plataforma de reciclaje aquel anuncio que la extraña figura le había dado. Quizá parecía demasiada insistencia, sobre todo después de que casi desactiva a su amigo de casa por lo mismo, pero la curiosidad la estaba matando, y ahora necesitaba ver, con urgencia, de qué se trataba tan misterioso juego del que todos hablaban.

La máquina parlanchina e infantil la recibió rápidamente, con un tono de voz que demostraba reprimenda y que ella rápidamente calló, levantando la mano en señal de que se detuviera.

–Necesito que me traigas Psycho, quiero probarlo. Ignoró los chillidos de alegría del holograma cuando la oyó, y rápidamente subió a su habitación, donde todo estaba listo para que ella jugara. Al menos es rápido.

Se sentó en la mitad de la habitación, preparada para jugar, y al parecer, nada tardó en empezar.

Oscuridad, frío ¿por qué había tanto silencio?

Al oír el susurro, obedeció como una marioneta, mirando luego a su alrededor con absoluta curiosidad, y a la vez, un pequeño resplandor de miedo que no mostró –en absoluto, no era su estilo–, al darse cuenta de que no podía recordar nada; ni su nombre, ni cómo había llegado allí, ni siquiera recordaba a ninguna de las demás personas, si es que ya las había conocido antes.

Un ruido fuerte a sus espaldas, al cual permaneció impasible, y se mostró tan silenciosa como de costumbre, pretendiendo muy a su ser que no le había oído en absoluto.

El misterioso hombre entre todos los rostros confundidos se mostró con una sonrisa torcida antes de nombrar a cada uno de los que se encontraban allí, incluida ella misma. Vaya tipo más escalofriante... Imbécil, ¿de dónde me conoce? Le entró una suave risa que retuvo al oírlo decir la frase final antes de desaparecer. ¿Dulce y maravilloso mundo? Este lugar tiene pinta de todo menos de "dulce y maravilloso". Miró a su alrededor, y optó por hablarle a la persona continua a ella, y sin embargo, cuando estuvo a punto de hablar, había vuelto a su realidad, junto con una voz que señalaba el final del nivel uno.

Las paredes ambientadas con el bosque volvían a rodearla, y podía recordar –satisfactoriamente– todo acerca de su vida.

Vaya, ¿eso era todo? ¿todo esa angustia...por esto? Que pérdida de tiempo.

No te apresures, pequeña criatura, ten calma, que este juego apenas empieza.


OffRol.:
¡Un honor rolear con todas ustedes! Espero que les agrade –o desagrade, quién sabe– mi joven y testaruda chica. <3 Realmente me gustaría participar además con mi querido LaFountaine, pero tengo que realizarle modificaciones, porque anda, un personaje mudo como que no cuadra mucho cuando muchos de los comandos son por voz en ese futuro. De cualquier forma, si gustan de tomar conversaciones con cualquiera de las dos, estamos disponibles, M es muy testaruda y fría, y quizá algo –muy– mentirosa, pero si pueden llegar a ella yo con gusto los aceptaré.~

¡Me pondré a leer todos sus comentarios!
avatar
MadnessSmile

Mensajes : 2

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Psycho -Joker's tales- ROL

Mensaje por catherine012 el Lun Dic 29, 2014 3:28 am


Sentí una brisa pasar por mi cara, todo estaba obscuro, no tenía ganas de levantarme, quería seguir durmiendo pero por desgracias no pude ya que alguien llego a interrumpirme, más bien mi amigo de casa — ya es hora de levantarse— escucho la voz de Blood pero no le prestó ni la más mínima atención cuando en un segundo salta encima mío y empieza a lamerme la cara—basta, basta, ya me levante—le digo en risas mientras me sentaba en mi cómoda cama observando mi habitación como todos los días, las paredes eran de un olor gris tétrico al igual que todos los objetos que hay, en la noche cambio mi habitación al estilo de Jack y en el día es como yo lo quiera—Blood, quiero mi habitación a mi estilo—dicho esto en tan solo unos segundos los colores tétricos cambiaron, las paredes de un azul claro, mi cama de color rosado con un morado claro y las demás cosas de colores pasteles, Blood es un lobo gris con manchas blancas y dientes muy afilados, yo quería programarlo como un conejo o algo más tierno, pero perdí la apuesta con Jack y tuve que programarlo como un lobo, pero yo lo programe me manera que se vea aterrador pero que en realidad no lo es, al contrario es más atento y divertido pero claro eso no le gusto a Jack aun así no me importo. Me levante y me di una ducha fría, al terminar me envolví en una toalla y Salí del baño directo a mi habitación—Blood, quiero una remera azul claro con una falda blanca por encima de mis rodillas y unas botas de color azul con detalles blancos— él obedeció y en menos de cinco segundos ya estaba vestida. Camine a un espejo y empecé a peinar mi cabello — su desayuno está listo—me informa Blood— que fastidio nunca deja de dar órdenes—escucho a Jack con un tono de voz molesto— en un momento voy— respondo cortante y él se va en un segundo dejándome sola—solo cumple con su función—le digo a Jack, no dijo ni una palabra mas así que baje, y me comí el desayuno con calma. Al terminar subí a mi habitación y me senté en mi cama dispuesta a escuchar música por un largo tiempo cuando Blood llega — ¿ya has escuchado de psycho? Deberías probarlo, es gratis—yo aun no sabía que decir, lo había escuchado muchas veces por publicidad en televisión pero no es el tipo de cosas que normalmente me gusta hacer, luego escucho la voz de Jack —quiero saber que tal es, mejor pruébalo— supongo que no tengo opción—lo quiero— Blood asintió feliz y en menos de nada me lo entrego. Lo coloque en mi portátil y empecé con el juego. Todo se volvió obscuro cuando escucho una voz—abrid los ojos, muñequitos— y sin pensarlo dos veces los abrí, al principio todo era negro pero luego empecé a ver bien, estaba sentada en una silla pero no era la única habían muchas más y luego de unos segundos llegaron más personas, estaba confundida pero no decidí hablar, me quede con la vista baja cuando escucho un ruido pero no me atreví a mirar, luego escucho a alguien decir varios nombres, no tenía conocimiento de nada cuando volteo la vista a ver, era un hombre vestido de rojo, por alguna razón se me hizo muy familiar ese color—es mi color favorito, tonta—escucho una voz en mi oído, más bien en mi cabeza, mire a todos lados pero no supe quien me hablo, estuve distraída por unos pocos segundos cuando escucho mi nombre y volví a mirar al hombre cuya cara no lograba ver pero ¿Cómo sabia que ese era mi nombre?—bienvenidos a mi dulce y maravilloso mundo—note por alguna razón que estaba sonriendo aunque no se le veía la cara, luego ese hombre se va. Fue raro pero no tanto como no lograr recordar nada. Mire las caras de cada persona con disimulo y luego termina el primer nivel — ¿Qué sucedió? — Me pregunta Blood— no lo sé, fue interesante pero aburrido— le respondí sin interés—sobre todo cuando no te acordabas ni de mi— escucho la enfadada voz de Jack—perdón— digo con la vista en el suelo— ¿de qué te disculpas? — Me pregunta Blood—nada, olvídalo— él asiente y luego de un segundo se va. Saque mis cascos y empecé a escuchar música justo como tenía planeado hacer, no quería escuchar los reaños de Jack así que supongo que me quedare escuchando música por un muy largo tiempo.

off rol:
 hola, bueno soy nueva en esto pero espero poder acostumbrarme rápido, por cierto C. Lessin narrara con el color DeepSkyBlue y Jack con el color Red


Última edición por catherine012 el Lun Dic 29, 2014 9:06 pm, editado 1 vez
avatar
catherine012

Mensajes : 7

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Psycho -Joker's tales- ROL

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 1 de 10. 1, 2, 3, 4, 5, 6, 7, 8, 9, 10  Siguiente

Volver arriba

- Temas similares

 :: First level :: Rol/es

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.